SAREB: ha llegado el Banco malo a España. Te contamos los detalles

El Gobierno está ultimando la creación del conocido como Banco Malo, o como prefieren llamarlo Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria S.A. o SAREB.

El Gobierno está ultimando la creación del conocido como Banco Malo, o como prefieren llamarlo Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria S.A. o SAREB.

Ya te contamos lo que era un Banco Malo (hace unos tres años) pero, a modo de resumen, te diré que es un banco creado a partir de, en nuestro país, el Banco de España, cuyo objetivo es comprar los activos tóxicos (deudas, hipotecas sin pagar, inversiones inmobiliarias dudosas) de otros bancos; el objetivo es ‘sanear’ los bancos españoles y que así, otros bancos del mundo, les presten dinero sin problemas y la economía vuelva a circular.

‘¿Qué es el SAREB?’. El SAREB es este banco malo en España (se ha creado también en otros países) y corresponde a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria S.A.

‘¿Cuál es su función?’. Comprar esos activos tóxicos (a buen precio, se supone, es decir, rebajados…de manera que los bancos ‘sanos’ deben perder algo de dinero y por eso llevan años cubriendo su exposición al ladrillo) y comérselos; en realidad, lo que ocurrirá es que el estado ‘rescatará’ este banco malo, pero los otros estarán saneados y podrán pedir préstamos de otros bancos del mundo.

‘Pero esos activos no desaparecen…¿quién asume esas pérdidas?’.
Pues el estado pondrá dinero para que el banco sea ‘viable’, de manera que lo pagaremos todos (otra vez pagamos los de siempre); se supone que el estado invertirá dinero pero no a fondo perdido, aunque todo el mundo es consciente de que si un banco ‘bueno’ clasifica como tóxico algo, es porque no hay manera de cobrarlo nunca…así que se pierde el dinero.

‘¿Podré invertir en un banco malo?’
. Como poder, podrás…no parece una buena idea…aunque tampoco es nueva; el Gobierno está tanteando a bancos saneados de nuestro país para que inviertan en el banco malo; lo lógico es que no lo hagan, pero igual lo que quiere el gobierno es que otros bancos inviertan algo de dinero para que, a cambio de algún interés, estos bancos asuman parte de la deuda (por lo menos un tiempo) y no la asuma toda el estado.