¿Cómo y cuando se paga el copago sanitario?. Te lo contamos.

El copago sanitario que los políticos se han negado en reconocer ya está aquí y, sin darnos cuenta, se aplica a varios aspectos de nuestra vida, aunque nadie se preocupa de explicarnos cómo.

El copago sanitario que los políticos se han negado en reconocer ya está aquí y, sin darnos cuenta, se aplica a varios aspectos de nuestra vida, aunque nadie se preocupa de explicarnos cómo.

El copago sanitario ha llegado a dos lugares: las farmacias y los hospitales (y, por suerte o por desgracia, parece que ese copago ha hecho el efecto que el Gobierno quería: aparte de recaudar más, dar menos medicamentos). Te explico cómo te van a cobrar en cada uno de ellos.

Sobre las farmacias ya te comentamos cuánto te iban a cobrar, pero no cómo iban a hacerlo: a partir de ahora, cuando un médico te recete un medicamente, puede darte bien una receta escrita a mano que lleva un código determinado o puede darte una receta electrónica; en ambos casos, gracias al cruce de datos con la Seguridad Social, el médico sabrá si debes pagar más o menos por tu medicamento y así lo indicará en la receta; de esta manera, al ir a la farmacia con la receta te cobrarán lo que te corresponda (según seas jubilado, pensionista, parado, desempleado de larga duración, etc…). Además, ahora en Cataluña y Madrid (y las que vayan llegando), te cobrarán un euro más por cada receta que lleves (aunque hay formas de evitar pagar ese euro).

Como sabes, hay un máximo de dinero que se puede pagar al año por las recetas: ¿qué ocurre si ya has superado ese máximo?; el médico debe darte recetas que indiquen que no debes de pagar más dinero por las recetas, pero si lo superases, debes reclamar a la Consejería de Sanidad de tu Comunidad para que, aportando todos los recibos, indiquen que no debes pagar más dinero y que te ingresen el dinero pagado de más; por desgracia, este proceso será lento y costoso (dudo que, en muchos casos, la gente reclame parte de ese dinero o que la administración responda de manera eficaz).

En el copago sanitario acaba de publicar el gobierno que, por ejemplo, a la hora de adquirir ciertos elementos en un hospital (prótesis, sillas de ruedas, etc) se deberá abonar un porcentaje del coste de este elemento; lo que no ha hecho el Gobierno ahora es limitar ese coste dependiendo de los ingresos económicos de cada persona, es decir, paga lo mismo una persona que gane 1000 que una que gane 100.000 euros. Los jubilados y parados no deben pagar nada por este coste.

Lo que no ha aclarado todavía el Gobierno es cómo cobrará este coste: ¿pondrá unas taquillas en el hospital? ¿lo cobrará con la declaración de la renta? ¿mandará la factura a casa como si fuera una multa?. Imagino que la solución es esta última: mandar una factura y crear una especie de unidad de cobros en las consejerías de sanidad: más que nada porque no veo claro que, por ejemplo, antes de operar a una persona para ponerle una prótesis, le pidan la tarjeta de crédito o que adelante el dinero, ya que, en caso de no ponerlo, no le dan la prótesis o no le dan una silla de ruedas para salir del hospital. Pero bueno, hay gente que tampoco ve claro esa opción (dar el servicio y que luego el paciente no pague nunca, como ocurre con algunas multas).

Supongo que lo irán aclarando en los próximos meses.