Fondos sostenibles, depósitos para inversiones no especulativas

No todos los fondos de inversión son oscuros nidos de especuladores. También hay bancos que se dedican a invertir en economía real, fiable, para no calentar aún más la burbuja financiera.

No todos los fondos de inversión son oscuros nidos de especuladores. También hay bancos que se dedican a invertir en economía real, fiable, para no calentar aún más la burbuja financiera.

Si algo ha traído esta crisis, además de pobreza y hasta desesperación, es enfado con los bancos, pues han dado la impresión de estar lucrándose a costa del ahorrador de a pie, de no tener escrúpulos a la hora de mover nuestro dinero de un lado para otro creando una burbuja financiera que tenía que explotar un día u otro. Y quizá los peor vistos de entre todos los financieros del mundo económico son aquellos que se dedican a gestionar fondos de inversión, entendiendo como tal aquellos que invierten y desinvierten en materias y compañías de forma puramente especulativa, sin un sustento de economía real detrás. Dado que cada vez miramos peor este tipo de negocios, el mercado financiero responde aportando posibilidades de inversión alejadas de la especulación, los llamados fondos sostenibles.

Una opción atractiva que nos permite explicar de qué va el asunto es el Bankinter Sostenibilidad:

  • Al menos 75% de su inversión total en fondos inlcuidos en los índices sostenibles (creados y puestos al día por diversas ONG y observatorios internacionales).
  • Esta sostenibilidad se refiere a dos conceptos: sostenibilidad medioambiental, que no dañen el planeta; y sostenibilidad financiera, que no hagan daño a la economía real con su actividad.
  • Anualmente Bankinter selecciona 3 índices de sostenibilidad internacionales y elige las compañías en las que renovar su inversión solo entre aquellas presentes en esos 3 índices escogidos.
  • El resto de inversión estará invertida en deuda soberana de estados de la Unión Europea, que por muy mal que vayan las cosas nadie se cree que puedan quebrar de verdad.
  • Solo 60 euros de inversión mínima, para que todo aquel que quiera pueda entrar en la operación.
  • Comisión de estudio del 1,15% y de depósito del 0,15%. Esto viene a ser como el aumento de precio en los alimentos ecológicos: son más caros pero más sanos. En este caso hablamos de depósitos menos rentables, más caros, pero más sanos para la salud financiera global.