Las mejores ofertas en vivienda en la playa

Irse a vivir a la playa nunca fue más asequible que estos días. Pisos a precios irrisorios y desgravaciones fiscales que terminan el próximo 31 de diciembre.

Irse a vivir a la playa nunca fue más asequible que estos días. Pisos a precios irrisorios y desgravaciones fiscales que terminan el próximo 31 de diciembre.

Al término de 2012, como ya os venimos informando, se termina la posibilidad de desgravarnos por compra de vivienda habitual (o reforma de esa misma vivienda habitual) por lo que si estamos pensando en cambiar de casa, lo mejor es que lo hagamos en el próximo mes, o al menos que iniciemos los trámites de manera formal para poder acogernos a este importante ahorro en forma de impuestos.

En este sentido, la vivienda no habitual, es decir la típica vivienda a pie de playa o montaña para pasar lo fines de semana y los veranos, no entra en la desgravación, pero hay mucha gente que vive 365 días al año a pie de playa, y que por lo tanto lo que para tantos es segunda vivienda, para ellos es vivienda habitual. Y luego está el hacer uso de la ley en nuestro favor… Es decir, empadronarnos allí donde queremos tener esa vivienda playera para así aprovecharnos de desgravaciones de todo tipo y condición. Eso sí, en ese caso deberemos asegurarnos de que podemos justificar de algún modo (contratos de trabajo, facturas de luz o gas…) que vivimos en esa vivienda una larga temporada al año, lo suficiente para ser considerado vivienda habitual (lo de primera vivienda es más bien un apellido, lo importante es lo de habitual).

Si estamos en alguna de esas situaciones, lo mejor es echar un ojo a las viviendas que presentan los bancos en las playas del sur de España:

  • Descuentos del 70%: Solvia (Banco Sabadell) y su promoción Vereda Golf en Roquetas de Mar (Almería). Apartamentos de 2 dormitorios por menos de 60.000 euros.
  • BBVA y su promoción Costa Esuri en Ayamonte, con 60% de descuento para ofrecer dos baños, dos habitaciones y garage en 70 metros cuadrados por menos también de 60.000 euros.
  • Al 50% los pisos de lujo de Altamira Real Estate (banco Santander) en Marbella, con pisos que de estar casi a millón de euros paran a estar por 400-500.000 euros en la urbanización Embrujo de Banús. Oportunidad única, desde luego.

Son solo algunos ejemplos de una forma de bordear la legislación perfectamente legal siempre y cuando podamos demostrar que la que compremos sea nuestra vivienda habitual. Y sino, incluso sin desgravación puede ser una gran oportunidad.