Cómo convertirte en influencer en blogs y redes sociales

Influir siempre es bueno, y en Internet además es más fácil que en la vida offline. Por eso cada vez hay más gente que gana adeptos y dinero siendo un personaje en las redes sociales.

Influir siempre es bueno, y en Internet además es más fácil que en la vida offline. Por eso cada vez hay más gente que gana adeptos y dinero siendo un personaje en las redes sociales.

El inglés es el lenguaje del futuro, la lengua franca de todo el mundo, y en Internet más que en ningún otro sitio, ha venido para quedarse. Así las cosas, lo mejor que podemos hacer es familiarizarnos con los términos globales que aunque estén en inglés, deberemos decir al pie de la letra estemos donde estemos. Uno de ellos es el término influencer, uno de lo mayores piropos que nos pueden decir si de bloggers y Twitter hablamos. Veamos en qué consiste.

Un influencer es un bloguero, una persona muy activa en Internet social, que precisamente por su éxito en las redes sociales pasa a ser una persona influyente en el mundo social. Por ejemplo un joven rompedor que luce trapitos en Internet y cuyo blog tiene miles y miles de visitas´. Estaríamos ante un caso de influencer en el mundo de la moda, y las firmas de alta costura y sobre todo pret a porter no tardarán en rifárselo para que vaya a sus desfiles y luzca gratis o incluso cobrando, sus ropas. Un influencer con miles y miles de seguidores online puede ser mucho más importante hoy que una revista de moda o un programa de televisión. Aunque convertirse en este tipo de personajes de nuevo triunfo depende en buena medida de un golpe de suerte, hay consejos a tener en cuenta:

  • Ser constante: publicarlo todo y con todo lujo de detalles.
  • Contestar, crear debate, interesarse por lo que otros hacen y comentan.
  • Especializarse: un influencer lo es sobre algo, no podemos ser expertos en comida y videojuegos, por ejemplo, aunque sí hay incluencers que juntan dos mundos aparentemente diferentes con gracia y eso les distingue del resto. Fútbol y cine, política y moda, etc.
  • Utilizar palabras clave, estar pegados a la actualidad. Esto sirve básicamente para ganar followers, seguidores, la otra palabra imprescindible en todo esto.
  • Agasajar a las marcas de nuestro mundillo para conseguir que empiecen a tenernos en cuenta. Pero sin pasarnos, no hay nada peor que un influencer que aún no lo es y se dedica a hacer la pelota.
  • Blog diferente y de calidad. De verdad tenemos que saber de algo antes de empezar, sino, habiendo tanto y tan bueno (y malo) en Internet, se nos notará enseguida.