Domicilia tus impuestos y consigue ahorrarte unos euros

Por desgracia para nosotros, la crisis ha traído en todos sitios subidas de impuestos: te retienen más, te dan menos ayudas y te cobran más a la mínima que pueden.

Por desgracia para nosotros, la crisis ha traído en todos sitios subidas de impuestos: te retienen más, te dan menos ayudas y te cobran más a la mínima que pueden.

Por eso hay que intentar ‘trabajar’ un poco para que te cobren lo mínimo posible: por ejemplo, ya que tienes que pagar una hipoteca, intenta conseguir desgravarte al máximo por la misma, de manera que la situación se suavice un poco.

Algo parecido ocurre con los impuestos de tu ciudad: seguro que durante todo el año te llegan dos o tres recibos que, aunque sean una vez al año, te duelen en el alma cada vez que los pagas (y con la crisis más): el Impuesto de Bienes Inmuebles, el Impuesto de Circulación, el impuesto de basuras, etc…Depende de cada ciudad, se paga antes o después durante el año y el valor de los mismos también varía, pero pagar, tienes que pagar.

Pero no son pocos los ayuntamientos que, para ‘animar’ a que la gente domicilie sus recibos, les hacen un pequeño descuento si los domicilian en su banco: un 1, 2, 3 o incluso un 5% menos puedes llegar a ahorrarte por decirle al Ayuntamiento un número de cuenta del que cobrar los recibos la próxima vez.

A los Ayuntamientos les interesa porque se ‘aseguran’ que en cuanto manden el recibo, lo van a poder cobrar pasados pocos días y a ti te ayudan a tener una obligación menos (pensar en que tienes que pagar) y, además, te hacen un descuento, no muy grande, pero que se agradece (todo lo que sea ahorrar, se agradece hoy en día).