Reivindicaciones sociales y económicas en change.org

Cambiar el mundo siempre fue un ideal demasiado complicado para una persona en solitario. Pero si te unes a miles de personas a través de Internet, la cosa cambia.

Cambiar el mundo siempre fue un ideal demasiado complicado para una persona en solitario. Pero si te unes a miles de personas a través de Internet, la cosa cambia.

Que las redes sociales en Internet lo han cambiado todo es un hecho irrefutable, también en lo que se refiere a causas justas, o incluso perdidas. Empezando por el principio, change.org nació hace ya 5 años como blog de denuncia social, pero ha sido en los últimos meses cuando ha ganado notoriedad gracias a una novedosa forma de protesta: la suma de firmas por causas concretas a través de Internet. La mecánica es tan sencilla como efectiva: abrimos una nueva reivindicación en la página y la publicitamos, esperando que se sumen adeptos a través de su firma (electrónica). Así, si tenemos un objetivo marcado de firmas para que nuestra reivindicación se transforme en cambio (change), habremos cumplido el objetivo marcado.

Dentro de este sitio de reivindicaciones, apoyado por cierto por más de 1.000 ONG de diferentes ámbitos, encontramos un buen número de peticiones que tienen que ver con lo que nos ocupa: la crisis. Algunas de las más apetecibles y que en algún caso ya hemos tocado aquí son:

Este tipo de propuestas cada vez ganan mayor repercusión social y mediática, lo que convierte una simple idea original en un instrumento de presión de primer nivel. Si tienes un problema relacionado con esta crisis que no acaba, quizá sea una buena idea buscar la comprensión ciudadana a través de change.org, al menos no te costará nada.