¿Tributan los intereses obtenidos con tu Plan de Pensiones o PPA?

Los planes de pensiones, sean en la modalidad que sean, no tributan hasta que el dinero aportado no se convierte en rendimientos del capital. Es decir, hasta que nos jubilamos.

Los planes de pensiones, sean en la modalidad que sean, no tributan hasta que el dinero aportado no se convierte en rendimientos del capital. Es decir, hasta que nos jubilamos.

Llevamos días aclarando dudas sobre el producto estrella de cada fin de año: el plan de pensiones, y también sobre sus hermanos casi gemelos, el Plan de Previsión Asegurado (PPA) y las Planes Individuales de Ahorro Sistemático. Como sabéis, estos productos financieros tienen dos claras ventajas: por un lado preparamos nuestra jubilación ante la incertidumbre de qué pasará con las pensiones públicas viendo la que está cayendo, y por otro lado nos desgravamos en la Declaración de la Renta a presentar el siguiente año según lo que hayamos aportado.

Pues bien, además si sabemos sacarle todo el partido, hará posible que nos desgravemos aún más. Las aportaciones a este tipo de productos financieros, es decir, el dinero que año a año vamos aportando al mismo, y que dependerá exclusivamente de lo que podamos y queramos, sin ninguna normativa que nos obligue a poner una cantidad fija (importante, pues hay gente que no abre planes de pensiones pensando en que se va a ver obligado a meterle dinero todos los años que le queden de vida laboral) no tributan a Hacienda. Es decir, no hemos de pagar impuestos por ellos hasta que no los recuperemos, hasta que no nos jubilemos y podamos hacer uso efectivo de ese dinero. Así, si por ejemplo hemos ganado 50.000 euros en este año que acaba, tendremos que tributar por esos 50.00 euros, ya sean por alquiler de una vivienda, sueldos, intereses de inversiones, etc, pero si de esoso 50.000 euros metemos por ejemplo 3.000 en un plan de pensiones y 7.00 en un PPA, solo tendremos que tributar por un total de 40.000 euros el próximo año, pues los 10.000 restantes (3.000 del plan de pensiones y 7.000 del PPA) los tributaremos cuando se conviertan efectivamente en rendimientos del capital, en el momento en que los disfrutemos en nuestra jubilación.

Se trata por tanto no de una desgravación total, sino aplazada en cierto sentido. Dejamos de pagar impuestos hoy, pero los pagaremos cuando nos jubilemos.