Consumo colaborativo: una forma muy buena de ahorrar

El consumo colaborativo, como su nombre indica, es una forma de ‘consumir’ pero repartido entre varios usuarios…y te puede venir realmente bien para ahorrar y ganar dinero.

El consumo colaborativo, como su nombre indica, es una forma de ‘consumir’ pero repartido entre varios usuarios…y te puede venir realmente bien para ahorrar y ganar dinero.

Sin darnos cuenta, en Ninja hemos hablado más de una vez de consumo colaborativo: por ejemplo, el compartir coche es una forma de consumo colaborativo: ya que tienes que desplazarte de un sitio a otro, intenta ir acompañado (por gente conocida o no) para que el gasto sea algo menor.

También puedes compartir la plaza de aparcamiento, la bicicleta (con el alquiler público de bicicletas que hay en muchas ciudades), ropa o cosas que ya no utilizas, una habitación de casa que tienes sin utilizar (y puedes alquilar o prestar), el wifi o un espacio en tu oficina; son ejemplos de coworking, couchsurfing o bicing, que cada vez tenemos más presentes y que, seguramente, alguna vez hayamos usado sin saber que formábamos parte del consumo colaborativo.

De estos ejemplos (y de algunos más que ni te imaginas) tienes un listado de webs y formas de poder emplearlos en la web ‘Consumo Colaborativo’, que es una web especializada en ellos, en contarte lo nuevos, las ventajas, etc…

Y recuerda que con este tipo de consumo, puedes ahorrar dinero, cuidar el planeta e incluso ganar dinero (en lugar de pagarlo tú todo, lo haces entre varios), con lo que es el tipo de ideas que se necesitan en la crisis actual.