Modelo 720 de declaración de bienes, dinero y derechos en el extranjero

Junto a la Declaración de la Renta, si tenemos bienes o dinero en el extranjero ahora también debemos presentar una declaración específica para esos bienes o dinero, el modelo 720 de Hacienda.

Junto a la Declaración de la Renta, si tenemos bienes o dinero en el extranjero ahora también debemos presentar una declaración específica para esos bienes o dinero, el modelo 720 de Hacienda.

La reforma tributaria del Gobierno, la última de tantas, trajo mucha polémica porque era lo más parecido a una amnistía fiscal. Básicamente los que tenían dinero o bienes escondidos ‘por ahí’, solo tenían que decirlo y pagar un 10% del valor de eso declarado, muy por debajo de lo que les correspondería pagar en concepto de impuestos y desde luego sin ir a la cárcel como en muchos casos deberían hacer.

El caso es que para los ricos y también para los mundanos, existe un papelito, llamado Modelo 720, disponible en la página web de Hacienda y de obligado cumplimiento si tenemos bienes o derechos en el extranjero (cuentas, valores, casas, derechos, bienes muebles… conseguidos y/o situados en el extranjero):

  • Están obligados a presentarla toda persona física o jurídica con ‘cosas’ conseguidas en el extranjero o situadas en el extranjero por valor de más de 50.000 euros siempre y cuando esta persona resida en España o la entidad en cuestión esté situada en nuestro país, aunque su sede central no esté en España.
  • Una vez hecha la primera declaración, solo habrá que repetirla en años sucesivos si hemos incrementado el patrimonio en al menos 20.000 euros.
  • Solo disponible en Internet (pero tranquilos, con un tutorial incorporado).
  • Se necesita firma electrónica, pero al ser por Internet lo puede rellenar tanto el declarante en persona como un asesor o autorizado sin mayor problema.
  • Se ha de presentar entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente al declarado (como la Declaración de la Renta, que la de 2012 se presenta en 2013).
  • En 2012, por ser el primer año de implantación de este modelo, abril será también un mes hábil, mientras que enero y febrero no está nada claro que vaya a funcionar.