Qué hacer con las acciones de Bankia

Bankia ya no forma parte del Ibex35, pero eso no quiere decir que sus acciones dejen de ser válidas. Veamos cómo se presenta el panorama para la entidad.

Bankia ya no forma parte del Ibex35, pero eso no quiere decir que sus acciones dejen de ser válidas. Veamos cómo se presenta el panorama para la entidad.

Como ya es de todos sabido, Bankia salió del elitista Ibex35, el selectivo español, este 2 de enero, por su mega pérdida de valor (se cotiza a menos de 0,5 euros por acción) y el riesgo de contagios sistémico, ese término tan de moda en finanzas. Así están las cosas para sus accionistas.

BFA, Banco Financiero y de Ahorros, le ha inyectado ya casi 11.000 millones de euros a la entidad, y lo que falta. Pero esa ampliación de capital queda fuera del alcance de sus viejos accionistas, pues así lo ha ordenado el FROB (más conocido como Fondo de Reestructuración Bancaria). Es decir, a los accionistas solo les queda ver cómo una instancia pública tasa el precio de sus acciones a punta de pistola. Cabe apuntar aquí que la propia entidad no está de acuerdo, pues la cúpula directiva abogaba porque los pequeños inversores también pudieran acudir a esta ampliación de capital, pero como Bankia es ya más pública que privada, tocó aceptar la imposición.

Una vez restado su patrimonio total de su valor negativo actual (tasado en más de 4.000 millones de euros) queda un remanente de más de 1.500 millones de euros. Esto no importa salvo por una cosa: es de ese montante del que se extrae el precio por acción, que quedaría fijado en 0,57 euros por acción. Esta brutal ampliación de capital sin posibilidad de suscripción preferente por los antiguos inversores trae consigo una conclusión evidente: se castiga a los anteriores inversores, pues según la ley son los accionistas los que deben cargar con el peso de la devaluación de sus títulos, igual que ganan dinero cuando éstos se revalorizan. Esto no quiere decir que vaya a fijarse ese precio por acción en su próxima salida en Bolsa (Bolsa de Madrid, ya no Ibex35) ni que este sea su precio objetivo, pues como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones con otras empresas de gran nombre y mayor negocio, por muy mal que estén suelen ser apetecibles, y esto hace subir el precio de las acciones. De las nuevas de la ampliación, y también las de los anteriores suscriptores.