Cómo escribir o pedir una buena carta de recomendación

Una carta de recomendación es prácticamente imprescindible hoy en día, pero ha de estar bien redactada, firmada por la persona adecuada y no ser la noticia del día en los periódicos.

Una carta de recomendación es prácticamente imprescindible hoy en día, pero ha de estar bien redactada, firmada por la persona adecuada y no ser la noticia del día en los periódicos.

El CV, ya sea el de toda la vida o en uno de los nuevos múltiples formatos que se van poniendo de moda: videoCV, power pointCV o hasta poemaCV, ya no está completo si no hay alquien que diga que lo hacemos bien. La importancia de lo que diga y quién lo diga puede ser vital paraconseguir o no ese puesto de trabajo que tanto ansiamos.

Lo primero que tenemos que tener claro es que se trata de una responsabilidad de ida y de vuelta, es decir, que por un lado nosotros depositamos nuestra confianza en la persona a la que pedimos que nos avale, y por lo tanto esa persona ha de ser lo suficientemente fiable como para que su aval, recomendación, sirva para mejorar nuestras posibilidades de empleabilidad, pero por otro lado también nosotros debemos corresponder con un comportamiento adecuado en las entrevistas de trabajo para no dejar en mal lugar a esa persona que dice que somos de fiar. Una vez tenemos esto claro, también debemos asegurarnos de otros detalles: debemos ser discretos, no difundir más de lo necesario que venimos apadrinados por alguien, para no levantar sospechas y mal ambiente antes incluso de empezar; también debemos saber qué debe poner en la carta de recomendación: lo ideal es que nos deje escribirla a nosotros mismos, aunque por supuesto el que la firma ha de dar su visto bueno y poder cambiar lo que estime oportuno. Debe estar bien claro qué hemos logrado en ese trabajo por el cual nos recomiendan (o beca, o lo que sea), es decir, qué objetivos teníamos y cómo de bien los hemos logrado. No hace falta (no es recomendable) mentir, pero hemos de poner bonito nuestro paso por esa empresa anterior. Nadie quiere oir típicas cartas de recomendación estándar del tipo «es trabajador», sino algo que diferencie nuestro CV del resto, que es de lo que se trata.

Así pues, discreción, profesionalidad y originalidad son las cualidades que toda carta de recomendación debería tener, sino puede hacernos perder puntos, en vez de ganarlos.