Fin de la limitación en los depósitos a plazo fijo, ofertas récord

Invertir en un plazo fijo es siempre seguro y recomendable, pero de un tiempo a esta parte venía siendo menos rentable. Quizá vuelva a serlo como en sus buenos tiempos.

Invertir en un plazo fijo es siempre seguro y recomendable, pero de un tiempo a esta parte venía siendo menos rentable. Quizá vuelva a serlo como en sus buenos tiempos.

Ya os hemos hablado en anteriores ocasiones de la normativa del Banco de España sobre limitación de la rentabilidad ofrecida por los depósitos a plazo fijo para particulares. Aquello de que no se podía dar mucha más rentabilidad que la que ofrece el precio del dinero, intentando que los bancos no tuvieran más deuda de la que ya tienen a día de hoy por aquello del ladrillo.

Insistimos en ello porque seguimos pensando que los depósitos a plazo fijo son la opción más sencilla y apropiada para el pequeño inversor sin especiales pretensiones ni conocimientos. Y en esta ocasión insistimos porque parece que se da marcha atrás. O mejor dicho, no se acaba de dar marcha adelante. Básicamente porque toda esta normativa eran consejos del Banco de España, pero nunca llegaron a plasmarse en verdadera normativa en vigor a través del BOE, y por lo tanto no se traduce en obligación. Esto ha hecho que en las últimas fechas diferentes bancos se estén atreviendo a publicitar depósitos por encima de la línea roja que parecía marca el 3% de rentabilidad anual. Así las cosas, cabe recordar también que esta recomendación viene basada en el temido Mou (no confundir con el entrenador del Real Madrid) o Memorando de Entendimiento que España tuvo que firmar con el Banco Central Europeo para que éste nos prestara dinero para arreglar el desaguisado que teníamos en nuestro sector bancario.

Por si acaso, recordamos que este Mou habla de efecto retroactivos a partir del 1 de enero de 2013 y afecta no solo a plazos fijos, sino también a pagarés bancarios, bonos y seguros. Es decir, que la única forma de escaparse de la restricción parecía ser hacerse gran inversor e invertir en Bolsa o en fondos de inversión, que por efecto rebote llevaban tiempo subiendo en rentabilidad y ahora parecen bajar de nuevo ante el contraataque de los bancos y sus plazos fijos. Como siempre, habrá que esperar a ver si hay sanciones que amedrenten a los bancos a la hora de dar grandes rentabilidades. Sino es así, estamos ante quizá el mejor momento para invertir en muchos meses.