Ideas para mejorar tu negocio: geolocalización

Geolocalizarnos parece el futuro, pero en realidad es el presente. Puede aportar un plus en casi todo, y para casi cualquier cosa, dado el aumento de teléfonos inteligentes en nuestro día a día.

Geolocalizarnos parece el futuro, pero en realidad es el presente. Puede aportar un plus en casi todo, y para casi cualquier cosa, dado el aumento de teléfonos inteligentes en nuestro día a día.

Tu negocio, por muy pyme que sea, ya puede expandirse internacionalmente sin necesidad de abrir tiendas por el mundo, es decir, sin necesidad de grandes gastos. Esto es así gracias a la geolocalización, el sistema mediante el cual se puede situar en el mapa con máxima precisión cualqueir cosa en tiempo real, y así llegar con lo que quieras llegar a más gente. En la era del GPS solo se le veían aplicaciones para la movilidad, pero en la actual época del smartphone o teléfono inteligente, las posibilidades tienden a infinito.

  • Geopago: tan simple como revolucionario y cómodo. Consiste en no tener que hacer colas, simplemente ver un producto, mediante su código incorporado saber sus características y precio, y pagar al instante mediante nuestro teléfono móvil. Ya está implantado en países nórdicos o Japón, y es el terror de las cajeras de supermercado…
  • Seguridad geolocalizada: algo así como un busca localizable. Para cualquier emergencia, no siempre podemos tirar de teléfono, por lo que poder localizarnos se hace imprescindible. Hay empresas que llevan asociados códigos que permiten al sistema interpretar la situación de la persona en cuestión y transmitir mensajes.
  • Turismo: redes como Instagram o Trip Advisor dejan claro que uno de los ámbitos en que más utilizamos la geolocalización es en los viajes. Si a eso le añadimos geolocalización, nos aporta tiempo real tanto para presumir como para informarnos. La idea es que el propio teléfono inteligente reconozca dónde estamos y nos aporte información específica y fiable de todo lo que nos pueda interesar al respecto.

Todo esto puede parecer ciencia ficción, o no verle el lado positivo para un negocio de perfil modesto, pero la diferenciación es la victoria, y sobre todo el coste que supone, mínimo en muchas ocasiones, lo hace atractivo. Solo hay que contactar con las empresas de servicios informáticos adecuadas, claro.