Regalos baratos para el día del padre

El Día del Padre es uno de esos gastos que no deberían presentarse, pero se presentan, está en nuestra mano no quedar mal pero ahorrar mucho dinero en tan señalada fecha…

El Día del Padre es uno de esos gastos que no deberían presentarse, pero se presentan, está en nuestra mano no quedar mal pero ahorrar mucho dinero en tan señalada fecha…

Cuando ya pensábamos que una vez pasadas las navidades no tendríamos que hacer más gastos extraordinarios, llega San Valentín y nos obliga a abrir la cartera de nuevo. Una vez pasado San Valentín uno se relaja pensando que ahora sí, ya puede dejar su cuenta corriente tranquila, va el calendario y nos dice que el Día del Padre está a la vuelta de la esquina. Si tienes tan poco presupuesto como nosotros para regalos, lo mejor es que te apuntes estos consejos low cost para quedar bien con tu padre, pero no dejar tu tarjeta de crédito temblando.

  • Ñoñerías: sin más, debe ser el acompañamiento a todo regalo.
  • Desayuno en la cama: lo puedes contratar por Internet y te lo llevan con mariachis, si quieres, pero tú mejor que nadie sabes qué le gusta, y por eso seguro que aciertas.
  • Diploma al mejor padre del mundo: quizá si eres ya mayorcito quede un poco cursi, pero sí puedes ayudar a hacerlo a tu hijo. Es la evolución de la típica tarjeta de felicitación.
  • Foto de familia: para que te lleve en la cartera (plastifícala) o la ponga en su despacho o zona de trabajo (enmárcala). Un clásico que nunca pasa de moda.
  • Camiseta personalizada: coge la típica camiseta de propaganda y dedícate a las manualidades por un segundo. Cursilerías del tipo: El Mejor Padre del Mundo, y el número 10 a la espalda están permitidos.
  • Lavarle el coche: le ahorras tiempo y dinero, y lucirá mucho mejor en su día señalado.