¿Tengo derecho a que me pagen por pasar el reconocimiento médico?

El reconocimiento médico es parte de nuestro trabajo, por lo que no debe suponernos un quebradero de cabeza en ningún sentido. Y lo dice la ley, no nosotros.

El reconocimiento médico es parte de nuestro trabajo, por lo que no debe suponernos un quebradero de cabeza en ningún sentido. Y lo dice la ley, no nosotros.

A muchos os habrá pasado: llegas una mañana a la oficina, y en el tablón de anuncios, o en el buzón de entrada de tu correo electrónico, aparece un mensaje: horarios del reconocimiento médico. Te pones a buscar tu nombre y, como el resto de trabajadores, has de ir a pasar el reconocimiento médico fuera del horario de trabajo. Y lo que es peor, debes ir a pasarlo a un centro médico que está lejísimos tanto de tu casa como de tu puesto de trabajo. De acuerdo, las cosas están mal y no debemos exprimir al máximo a nuestro jefe, pero también está la cosa mal para el trabajador, y tampoco podemos estar renunciando a dinero si nos corresponde. Pero, ¿nos corresponde algo?

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el tótem legal sobre el que debemos preguntarnos, curiosamente no dice nada al respecto. Eso parece un intento de dejar el asunto al libre albedrío de la negociación colectiva, que en la mayoría de casos suele equivaler a lo que quiera el jefe. Pero, por otro lado, el Ministerio de Trabajo se ha pronunciado ya en varias ocasiones en un sentido muy claro: el garante de la seguridad del trabajador es la propia empresa, y por lo tanto los reconocimientos médicos son parte de esa responsabilidad. Esto supone que el reconocimiento médico habría de hacerse en todo caso en horario laboral, sin que ello suponga que el trabajador tenga que recuperar esas horas. Y además debería hacerse dentro del entorno de trabajo habitual, ya sea en el servicio médico que tuviera la empresa o con visita médica al recinto laboral, o en el peor de los casos en un lugar suficientemente cercano para que el desplazamiento no le supusiera gasto extra al trabajador. Si hubiera de hacerse fuera del horario laboral, el empleador debería dar el equivalente en horas libres pagadas, y pagar el correspondiente desplazamiento si éste se produjera.

Por otro lado, el Estatuto de los Trabajadores, como suele suceder en tema compensaciones, habla de horas libres o dinero en nómina como formas de pago equivalentes para este tipo de asuntos. Es decir, que derecho tenemos, pero a ver quién se pone a reclamar en firme en los tiempos que corren…