Perpetual Additional Bond: ¿las nuevas preferentes?.

La verdad es que oyes hablar de preferentes y te pones a temblar, porque sabes que, por las noticias, a mucha gente la han engañado o, como mínimo, no le han dicho toda la verdad.

La verdad es que oyes hablar de preferentes y te pones a temblar, porque sabes que, por las noticias, a mucha gente la han engañado o, como mínimo, no le han dicho toda la verdad.

Las preferentes son como el fraude que hubo hace unos años con los sellos: a la gente le decían que invirtiera sin que nadie se planteara de donde salía el dinero, hasta que el tema explotó; con las preferentes, todo iba bien mientras los bancos iban bien, pero cuando las cuentas no empezaron a cuadrar…Para mi, la mejor forma de evitar este tipo de fraudes es no invertir todo tu dinero en un mismo producto, ya que puedes salir escaldado. Has de diversificar.

Ahora nos llega un nuevo producto bancario de la mano de BBVA (aunque ya existe en otro países) y que se llama Perpetual Additional Bond y, a primera vista, nos recuerda un poco a las preferentes, aunque creo que tienen una ventaja: nos dicen la verdad desde el principio.

Son bonos que sacan los bancos, son perpetuos (mientras no las vendas a otro) y que tienen renta fija (como puede ocurrir con las preferentes), pero con la consideración de que, si el banco lo requiere, pueden convertirlo en acciones del banco (como ha acabado pasando con las preferentes, en contra de lo que querían muchos inversores).

Parece un poco extraño que un gran banco como BBVA saque un producto de este tipo en plena crisis de preferentes, pero tiene un motivo de peso: un gran interés (en la primera emisión de estos bonos, ofrecen un interés del 9%, ya que el riesgo es alto).

El secreto de estos bonos es que, si todo va bien, los inversores reciben un alto interés (cuando el banco quiera), aunque con un riesgo importante: si las cosas no van bien (según los criterios que se indiquen al contratarlos), el banco puede transformar el dinero invertido en acciones del banco y eso, normalmente, no suele aportar beneficios (ya que el banco estará en un mal momento, por ello lo ha convertido en acciones y es más que probable que éstas bajen).

La demanda de este tipo de bonos en la primera emisión del BBVA ha multiplicado por 6 la oferta, así que la gente tiene interés y si no inviertes mucho dinero (algo que no te pueda importar ‘perder’), puede salirte una jugada muy interesante.