¿Qué tipo de coche me compro: diésel, gasolina, eléctrico o híbrido?.

Hace ya tres años (como pasa el tiempo) que os escribí un artículo sobre si era mejor comprar un coche diésel o gasolina, teniendo en cuenta conceptos económicos (que es de lo que trata este blog).

Hace ya tres años (como pasa el tiempo) que os escribí un artículo sobre si era mejor comprar un coche diésel o gasolina, teniendo en cuenta conceptos económicos (que es de lo que trata este blog).

Ahora queremos ampliar aquel estudio: además de incluir los coches eléctricos e híbridos, queremos justificar un poco más en qué casos es mejor un coche u otro. Para ello nos vamos a basar en un estudio hecho

Los coches impulsados con un motor diésel son más eficientes en los recorridos más comunes frente a los modelos híbridos o eléctricos, según un estudio elaborado por el gestor de flotas LeasePlan, que tiene una flota de vehículos que llega a los 1,3 millones en 30 países; por ese motivo, de coches saben bastante.

Por raro que pueda parecer, según el estudio, un diésel, gasolina o híbrido son la mejor opción según el uso que le vayas a dar; en cualquier caso, el vehículo eléctrico es la peor opción: todo esto tiene que ver porque ellos han contabilizado los gastos de todo tipo: comprar el coche, combustible, seguros, mantenimiento, etc…y, por ese motivo, los eléctricos quedan como última opción, ya que, aunque el combustible es muy económico, el coste de comprarlo es realmente alto.

Por ejemplo, si tu intención es utilizar el coche en autopista (un 70% del tiempo), ciudad (20% del recorrido) y carreteras convencionales el resto, la mejor opción es un diésel, ya que ahorra 600 euros con respecto al de gasolina, 2.000 euros frente al híbrido y 20.000 frente al eléctrico.

Si lo utilizas más en ciudad (65%), con un 35% de carreteras convencionales y un 5% de autopistas, la mejor opción es gasolina, ya que ahorra unos 150 euros frente a los híbridos, 300 frente a los diésel y 16.000 con respecto a los eléctricos, que vuelven a ser mucho más caros.

Por último, si utilizas el coche solo en ciudad (un 95%) y un 5% en carreteras convencionales, el híbrido ahorra 100 euros frente al de gasolina, 450 con respecto a los vehículos diésel y 12.000 con respecto a los eléctricos.

Yo, basándome en este estudio, creo que acerté en el tipo de coche que me compré, aunque es cierto que entre gasolina, diésel e híbrido casi no hay diferencia.