Desgravar la cuota de colegiado en la Declaración de la Renta

Ahora que acabamos de empezar el mes definitivo de la renta, muchos nos podemos las pilas para cerrar la declaración lo mejor posible, sin olvidarnos de incluir nada.

Ahora que acabamos de empezar el mes definitivo de la renta, muchos nos podemos las pilas para cerrar la declaración lo mejor posible, sin olvidarnos de incluir nada.

Aunque, sobretodo, tenemos que intentar que nos devuelvan lo máximo posible (o pagar lo mínimo, si nos toca pagar). Por ello te traigo algún consejo más que puede que no conozcas.

Muchos de nosotros, para realizar nuestro trabajo, debemos estar apuntados a un Colegio Profesional: este colegio, además de informarnos de novedades de nuestro sector, nos aporta ciertos derechos o servicios (ofertas de empleo, seguros de protección, pensiones…) y obligaciones, ya que no son pocos los sectores que obligan a estar colegiados para poder ejercer: abogados, arquitectos, dentistas, ingenieros…todo aquello que requiera una responsabilidad que dependa del trabajador (no de la empresa).

Esta cuota que pagamos obligatoriamente (la ley lo obliga) la podemos desgravar: si trabajas de autónomo y requieres estar colegiado para trabajar, seguro; pero si trabajas por cuenta ajena, es probable que también: no dudes en preguntar en tu colegio si es posible desgravar la cuota que pagas y bajo qué condiciones.

Por ejemplo, en mi caso, yo pensaba que, aunque estoy colegiado, no requiero estarlo para poder ejercer (trabajo por cuenta ajena y no se requiere mi firma para los trabajos que hacemos), pero haciendo una consulta laboral a mi colegio, me comentaron que sí que podía hacer dicha desgravación, ya que los estatutos de mi colegio si que obligan a estar colegiados para poder ejercer y, por ello, podía desgravarme dicha cuota.

Eso sí, me remarcaron que un colegio profesional no es una asociación y que, por tanto, si pertenezco a alguna asociación, las cuotas que pague en la misma, no las puedo deducir.