Como denunciar fraudes laborales de manera anónima

Todos (estoy convencido) conocemos más de un caso en el que haya algún tipo de infracción laboral: trabajan más horas de las acordadas, se paga en negro, etc…

Con la crisis a todos nos da miedo denunciar ese tipo de cosas, pero son denunciables: no es justo para el trabajador ni para la competencia que, si uno hace bien las cosas, otros se beneficien por hacerlas irregularmente.

Por eso el Gobierno ha creado una web en la que puedes denunciar de manera anónima cualquier tipo de fraude laboral que conozcas: en tu empresa, en tu caso, en algo que hayas visto por la calle, en un conocido, en la competencia…

Seguro que, como español que eres, estarás ya viendo el truco a todo esto: ‘pues yo ahora cojo y, como es anónimo, voy a denunciar a las empresas de la competencia, a mi vecino que me cae mal, al del taller que me cobró de más, etc…’. Puedes hacerlo, pero que sea anónima no quiere decir que sea indiscriminado.

Cuando el gobierno reciba una denuncia de una persona, la estudiará y comprobará (antes de hacer nada) que esa denuncia tiene una base: por ejemplo, si un restaurante consta como que tiene solo un trabajador y abre todos los días de la semana y tiene mesas para 50 personas, es evidente que algo llama la atención. En el caso de detectar algo, se actuará para confirmarlo y, llegado el caso, multar al culpable.

Que ahora sea anónimas no quiere decir que antes no lo fueran: siempre se ha podido denunciar este tipo de fraudes y no se iba a la empresa diciendo ‘tal persona ha denunciado a la empresa’; lo que ocurre es que ahora se ha simplificado todavía más y se hace vía web, sin necesidad de dar nombres ni apellidos del denunciante.

Esperemos que sea para bien.