Nuevo recibo de la luz: consejos para ahorrar

El nuevo recibo de la luz es algo bastante complejo de entender: todos tenemos la sensación de que lo han complicado más para que nos quejemos menos.

Ahora ya no hay un precio fijo durante dos meses, sino que el precio va a ir cambiando: la nueva tarifa nos permite tener un precio fijo para todo un año (con el riesgo que ello conlleva) o que el kilowatio se fije cada hora, pudiendo llegar a tener un precio muy distinto según el día y la hora en la que se consuma.

Yo, personalmente, prefiero esperar unos meses a ver cómo evoluciona esto y ver si pago más o menos y ya luego me preocuparé de buscar alternativas para ahorrar algo más.

Pero para hacer más fácil el ahorro, existen aplicaciones móviles que te informan, por ejemplo, del precio hora del kilowatio durante todo el día. ¿Y esto para qué sirve? Pues muy sencillo: las aplicaciones te pueden avisar de qué momento del día la luz es más barata, de manera que es un buen momento para poner lavadora, secadora, lavavajillas…

¿Pero tanto puede variar? Pues hay momentos del día que el megawatio hora es cercano a los 20 euros y otras horas en las que el precio era cero euros (esto se debe a que la oferta eléctrica es mucho mayor que la demanda y los proveedores prefieren no cobrar nada y conseguir que la gente cambie sus hábitos de consumo eléctrico). Aquí tienes algo más de información.

Y con las aplicaciones ‘Precio de la Luz’, ‘Tarifazo’ o ‘Boltio’ puedes tener la información más actualizada y adaptar tu consumo para pagar lo menos posible.