Los colores de la economía: roja, azul, verde, naranja…te los explicamos

Aunque todo el mundo que hable de la economía propia (o del país) dirá que está en números rojos (o negros), la verdad es que la economía puede llegar a identificarse con diferentes colores.

Por ejemplo, la economía roja hace referencia al consumismo y capitalismo: una economía que nos lleva a consumir sin pensar en las consecuencias. La economía actual en la mayor parte del planeta, creo yo.

La economía verde, como imaginarás, es una economía basada en la ecología y cuidar el medio ambiente. De todas maneras, esta economía es cara: por ejemplo, los paneles solares o los coches eléctricos/híbridos son productos caros, complejos de diseñar, fabricar, mantener…muchas veces no nos damos cuenta que por intentar cuidar el planeta de una manera, lo estamos estropeando de otra.

Por eso apareció la economía azul: esta economía está basada en cuidar el planeta pero con los recursos actuales, aprovechando al máximo lo que tenemos y optimizando lo que consumimos. Por ejemplo, gran parte de esta economía se basa en un aprovechamiento mayor de los residuos, no en una acumulación de los mismos.

La economía naranja es un movimiento más reciente: en ella se engloban todos los negocios, capaces de convertir conceptos creativos en bienes y servicios, desde arte, teatro, películas, videojuegos, libros…Es una economía con mucho potencial si se sabe aprovechar y si, por ejemplo, se lucha contra la piratería que tanto afecta a este tipo de economía.

¿Conoces alguno más?