5 consejos para que los pequeños aprendan a ahorrar

Los niños son un gasto importante: entre el colegio, medicinas, ropa, juguetes, regalos, etc…empiezas a poner dinero y no sabes cuándo parar. Evidentemente hay cosas inevitables como el colegio, la ropa o las medicinas (puedes ahorrar dinero, pero te vas a gastar algo seguro) pero hay otras como los juguetes, los caprichos, etc…que puedes enseñarle a evitar o, al menor, reducir el gasto.

Para ello es importante que el niño aprenda a ahorrar y aprenda que el dinero no crece de los árboles y hoy te damos 5 consejos para ello.

Darles una paga: dentro de lo posible es importante darles una paga a los niños y que aprendan que cuando quieran un ‘capricho’ van a tener que pagárselo ellos, de manera que aprenderán a filtrar y comprarse lo que de verdad desean.

Tener un hucha: bien comprarla o bien que se la hagan ellos mismos. No es lo mismo que darles una paga: es importante que aprendan a guardar el dinero para conseguir algo más caro de lo habitual, teniendo que acumular varias ‘pagas’ para comprar lo que quieren.

Ganarse el dinero: no los vas a poner a picar aceras, pero si puedes recompensarles por un trabajo extra que hagan. Puede ser que ayuden a limpiar, que te limpien el coche o cuiden a sus hermanos una tarde: son tareas sencillas pero que si saben que hay una recompensa, harán con más cuidado y aprenderán que si hacen un pequeño trabajo, podrán comprar antes eso que desean.

Llevarlos de compras: bien sea al supermercado o a comprar ropa. Si ven que los padres escogen entre dos opciones de ropa (una más cara y otra más barata) o que evitan ciertos caprichos en el supermercado, ellos aprenderán que hay que estudiar más de una opción antes de gastarse el dinero.

No darles todo lo que quieren: si, aún con todo lo anterior, tu hijo te pide un juguete que le encanta para Reyes (por ejemplo), no se lo compres sin más. Debes hacerle comprender que es algo caro, que hay opciones distintas, que hay otros juguetes…Si le aceptas todas las peticiones a la primera, pensará realmente que pedir no cuesta nada y conseguirlo tampoco, con lo que ni ahorrará ni le hará falta ganarse el dinero…aunque no lo haga, obtendrá lo que quiere.