Iniciativa Legislativa Popular sobre desahucios y ley concursal

Declarase en quiebra puede ser la mejor solución para no ser desahuciado, siempre y cuando cambie la actual ley inmobiliaria para adaptarla a la lógica empresarial.

Declarase en quiebra puede ser la mejor solución para no ser desahuciado, siempre y cuando cambie la actual ley inmobiliaria para adaptarla a la lógica empresarial.

Tras una semana convulsa, parece que el Parlamento tendrá a bien negociar sobre la Iniciativa Legislativa Popular que pide regular (y terminar con) los desahucios. Básicamente, esa iniciativa busca la dación en pago retroactiva para que nadie más se quede en la calle, pero hay expertos que dicen no estar de acuerdo con que esta medida vaya a ser positiva para la sociedad en su conjunto. Y proponen una solución viable.

La solución no es nada nuevo, además, sino la famosa ley concursal. Pocos lo saben, pero en este país también el concurso de acreedores (o ley concursal) está disponible para las familias, para las personas individuales. Si no podemos pagar, podemos declararnos en quiebra y que un juez decida qué pasa. Pero tiene trampa: las hipotecas (créditos hipotecarios) no entran dentro de esa ley concursal para personas físicas (para empresas, personas jurídicas, sí). Es decir, si nos declaramos en suspensión de pagos entramos en ley concursal, pero los impagos que debamos de nuestra hipoteca, esos no entran en la ley concursal. ¿Para qué sirve una ley que no cubre la inmensa mayoría de problemas a los que alude?

Por lo tanto, la solución sería sencilla: meter las hipotecas en el supuesto de ley concursal. Con ello, el desahuciado no sería tal, pues no se podría echar de su casa a nadie, sino que sería un juez el que determinara qué debe pagar y qué se puede olvidar de cobrar el acreedor, en este caso el banco que da la hipoteca. Aunque parezca difícil, con esto ganan todos: el banco cobraría al menos una parte de la hipoteca que le debe la persona, en vez de ganarse (como pasa con la dación en pago) otro piso vacío más, precisamente eso que le sobra. A su vez, la persona seguiría viviendo en su casa, pero obligado por un juez a poner en orden sus cuentas para pagar el máximo posible a ese acreedor suyo en forma de entidad financiera.

Pisos en Madrid pir 100.000 euros, 80% descuento en la costa y rebajas en pisos Solvia

Los chollos inmobiliarios no dejan de sorprendernos. Un piso a estrenar es hoy más asequible que nunca. Y como se lo compramos al banco, habrá financiación.

Los chollos inmobiliarios no dejan de sorprendernos. Un piso a estrenar es hoy más asequible que nunca. Y como se lo compramos al banco, habrá financiación.

Enero es el mes de las rebajas, y las inmobiliarias (hoy en día casi todas bancoinmobiliarias) parece que se quieren subir al carro del consumismo bajando también sus precios. Así, ahora mismo encontramos en el mercado viviendas con precios ridículos si los comparamos con los que tenían estos mismos pisos hace apenas un par de años, y ni que decir tiene con los que tenían en aquel idílico año 2006, antes de la crisis. A veces podemos permitirnos obra nueva y no lo sabemos. Veamos los mejores ejemplos, pues normalmente no nos fiamos de ofertas por razonamientos del tipo: «seguro que está muy lejos de todo, seguro que está mal comunicado, seguro que no hay nada donde yo quiero…». Pero, ¿y si suena la flauta?

  • Murcia: inmobiliaria Solvia (inmobiliaria del Banco Sabadell, uno de los más afectados por la crisis del ladrillo), a 15 kilómetros de la capital y bien comunicado. Promoción de pisos de lujo (3 habitaciones y 3 baños, piscina, zonas comunes…). De más de 800.000 euros de precio inicial a menos de 160.000 actualmente. 80% de descuento. Sí, 80%.
  • Girona capital: también de Solvia. 2 dormitorios y 2 baños, zonas comunes, terraza y piscina. De 500.000 a unos 260.000 a día de hoy. Descuento por tanto del 50%.
  • Madrid capital: junto a metro Villaverde Alto. Dos dormitorios y trastero. Pista de pádel y zona infantil. Las mejores ofertas, también de Solvia, son de entre 1 y 3 dormitorios y el precio medio ha bajado de 220.000 euros hasta menos de 110.000. Un piso en Madrid por ¡100.000 euros!

Para conseguir este tipo de chollos lo mejor es contactar directamente con el banco y concertar una cita. Pues eso nos dará un número de lista que hará que nadie que vaya detrás se nos pueda adelantar.

Las mejores ofertas en vivienda en la playa

Irse a vivir a la playa nunca fue más asequible que estos días. Pisos a precios irrisorios y desgravaciones fiscales que terminan el próximo 31 de diciembre.

Irse a vivir a la playa nunca fue más asequible que estos días. Pisos a precios irrisorios y desgravaciones fiscales que terminan el próximo 31 de diciembre.

Al término de 2012, como ya os venimos informando, se termina la posibilidad de desgravarnos por compra de vivienda habitual (o reforma de esa misma vivienda habitual) por lo que si estamos pensando en cambiar de casa, lo mejor es que lo hagamos en el próximo mes, o al menos que iniciemos los trámites de manera formal para poder acogernos a este importante ahorro en forma de impuestos.

En este sentido, la vivienda no habitual, es decir la típica vivienda a pie de playa o montaña para pasar lo fines de semana y los veranos, no entra en la desgravación, pero hay mucha gente que vive 365 días al año a pie de playa, y que por lo tanto lo que para tantos es segunda vivienda, para ellos es vivienda habitual. Y luego está el hacer uso de la ley en nuestro favor… Es decir, empadronarnos allí donde queremos tener esa vivienda playera para así aprovecharnos de desgravaciones de todo tipo y condición. Eso sí, en ese caso deberemos asegurarnos de que podemos justificar de algún modo (contratos de trabajo, facturas de luz o gas…) que vivimos en esa vivienda una larga temporada al año, lo suficiente para ser considerado vivienda habitual (lo de primera vivienda es más bien un apellido, lo importante es lo de habitual).

Si estamos en alguna de esas situaciones, lo mejor es echar un ojo a las viviendas que presentan los bancos en las playas del sur de España:

  • Descuentos del 70%: Solvia (Banco Sabadell) y su promoción Vereda Golf en Roquetas de Mar (Almería). Apartamentos de 2 dormitorios por menos de 60.000 euros.
  • BBVA y su promoción Costa Esuri en Ayamonte, con 60% de descuento para ofrecer dos baños, dos habitaciones y garage en 70 metros cuadrados por menos también de 60.000 euros.
  • Al 50% los pisos de lujo de Altamira Real Estate (banco Santander) en Marbella, con pisos que de estar casi a millón de euros paran a estar por 400-500.000 euros en la urbanización Embrujo de Banús. Oportunidad única, desde luego.

Son solo algunos ejemplos de una forma de bordear la legislación perfectamente legal siempre y cuando podamos demostrar que la que compremos sea nuestra vivienda habitual. Y sino, incluso sin desgravación puede ser una gran oportunidad.

¿Cómo puedo comprar una casa del SAREB (banco malo)?

Hace poco te explicamos que el gobierno había puesto nombre ya al banco malo (SAREB) y poco a poco se van conociendo los detalles del su funcionamiento.

Hace poco te explicamos que el gobierno había puesto nombre ya al banco malo (SAREB) y poco a poco se van conociendo los detalles del su funcionamiento.

SAREB, comprará los pisos más vendibles (aquellos que valen más de 100.000 euros) de los bancos que quieran recibir o hayan recibido ayudas; además, les obligará a hacer grandes descuentos sobre el precio que tienen tasados los pisos (de hasta el 60%): es decir, si, por ejemplo, Bankia tiene un piso valorado en 300.000 euros y que no vende ni a la de tres, SAREB se lo quedará y pagará a Bankia 120.000 euros por él (por eso los bancos han tenido que provisionar sus beneficios para estas futuras pérdidas).

La duda de la gente es: ¿qué ocurre con esas viviendas? ¿se las queda el estado?; la respuesta es no: SAREB tiene la intención de ser rentable y quiere vender esas casas e incluso ganar algo de dinero (aseguran que dará un 15% de beneficios, eso sí, a partir del quinto año de existencia), con lo que las podrá vender al precio que quiera; no tiene porque venderlas a 120.000 euros (lo que le ha costado), pero son conscientes de que si el banco no la vendía por 300.000, ellos la deben vender por bastante menos (aunque, puedan ganar dinero); por ejemplo, la pueden vender por 180.000 euros (un descuento del 40% y un precio ‘razonable’).

SAREB contará con 89.000 casas de este tipo para vender (entre 45.000 y 60.000 millones de euros en cartera) y tiene 15 años para venderlas todas y la gente, con estas posibles gangas a la vista, se pregunta qué tiene que hacer para poder optar a ellas. Estos pisos pueden ser comprados por inversores, inmobiliarias e incluso particulares; eso sí, es importante tener claro que este banco no está pensando para dar hipotecas, solo para vender pisos que ha comprado (es más una inmobiliaria que un banco).

El gobierno y el Banco de España tienen que definir las formas de compra de estos pisos: bien a través de una web expresamente creada por ellos, bien a través de webs inmobiliarias ya existentes o bien la venderán a grandes inversores que, posteriormente, puedan venderlas como consideren más oportuno.

Fin de las subvenciones para VPO, alquilar vivienda de protección oficial

Alquilar ya no está tan mal visto como antes, aunque siga suponiendo una inversión con 0 retorno. El Gobierno quiere buscar alternativas a la compra habitual.

Alquilar ya no está tan mal visto como antes, aunque siga suponiendo una inversión con 0 retorno. El Gobierno quiere buscar alternativas a la compra habitual.

El Gobierno actual se planteó en su día cambiar la percepción del español medio sobre la compra de viviendas y el alquiler. De toda la vida, en España el que no tenía un piso en propiedad era poco menos que un pringado que estaba regalando dinero a un propietario, mientras que en el resto de Europa la gente acostumbra a vivir de alquiler para así tener mayor margen de maniobra a la hora de cambiar de trabajo. La típica dialéctica entre atarte a una casa o perder dinero a cambio de no deber nada a nadie.

El Gobierno se ha dado cuenta de que subvencionar VPO no es precisamente la mejor opción para que los constructores dejen de construir y los ciudadanos dejen de comprar. Y han decidido que se acaba, según el Plan de Infraestructuras de Vivienda y Transporte (PITVI), que declara «a extinguir» sin poner fechas tanto las ayudas a familias para la adquisición de VPO como las subvenciones a constructoras para que construyan este tipo de viviendas sociales. Así, las promociones que esten ya clasificadas como tal, aunque no se estén aún construyendo, seguirán gozando de estas ayudas, pero las que no lo tengan deberán solicitarla antes del 31 de diciembre, fecha en la que entrará en funcionamiento el próximo plan de vivienda 2013-2016.

Este nuevo plan de vivienda dará prioridad al alquiler mediante dos medidas novedosas: las ayudas directas (dinero en mano) o indirectas (desgravaciones fiscales) para los que alquilen vivienda vacía, y las ayudas a las promotoras para que las promociones vacías salgan al mercado en régimen de alquiler o como mucho alquiler con opción a compra. La idea del actual ejecutivo es clara: como hay muchas viviendas vacías y no se van a poder vender por falta de financiación, la solución más inmediata es ‘obligar’ a que estas viviendas salgan al mercado en forma de alquileres, una opción mucho más asequible para todos los bolsillos.