Desgravar la cuota de colegiado en la Declaración de la Renta

Ahora que acabamos de empezar el mes definitivo de la renta, muchos nos podemos las pilas para cerrar la declaración lo mejor posible, sin olvidarnos de incluir nada.

Ahora que acabamos de empezar el mes definitivo de la renta, muchos nos podemos las pilas para cerrar la declaración lo mejor posible, sin olvidarnos de incluir nada.

Aunque, sobretodo, tenemos que intentar que nos devuelvan lo máximo posible (o pagar lo mínimo, si nos toca pagar). Por ello te traigo algún consejo más que puede que no conozcas.

Muchos de nosotros, para realizar nuestro trabajo, debemos estar apuntados a un Colegio Profesional: este colegio, además de informarnos de novedades de nuestro sector, nos aporta ciertos derechos o servicios (ofertas de empleo, seguros de protección, pensiones…) y obligaciones, ya que no son pocos los sectores que obligan a estar colegiados para poder ejercer: abogados, arquitectos, dentistas, ingenieros…todo aquello que requiera una responsabilidad que dependa del trabajador (no de la empresa).

Esta cuota que pagamos obligatoriamente (la ley lo obliga) la podemos desgravar: si trabajas de autónomo y requieres estar colegiado para trabajar, seguro; pero si trabajas por cuenta ajena, es probable que también: no dudes en preguntar en tu colegio si es posible desgravar la cuota que pagas y bajo qué condiciones.

Por ejemplo, en mi caso, yo pensaba que, aunque estoy colegiado, no requiero estarlo para poder ejercer (trabajo por cuenta ajena y no se requiere mi firma para los trabajos que hacemos), pero haciendo una consulta laboral a mi colegio, me comentaron que sí que podía hacer dicha desgravación, ya que los estatutos de mi colegio si que obligan a estar colegiados para poder ejercer y, por ello, podía desgravarme dicha cuota.

Eso sí, me remarcaron que un colegio profesional no es una asociación y que, por tanto, si pertenezco a alguna asociación, las cuotas que pague en la misma, no las puedo deducir.

Cita previa para la Declaración de la Renta 2012

Casi sin darnos cuenta estamos ya en abril y en cuanto se pase la Semana Santa empezaremos a ver noticias de la Declaración de la Renta de este año, que ya nos toca de nuevo.

Casi sin darnos cuenta estamos ya en abril y en cuanto se pase la Semana Santa empezaremos a ver noticias de la Declaración de la Renta de este año, que ya nos toca de nuevo.

A partir del 2 de abril ya se puede solicitar el borrador y tienes hasta el 1 de julio para presentarla.

Pero como hemos comentado muchas veces, la declaración de la Renta está hecha para que poca gente la entienda y por eso muchos necesitamos ayuda para saber dónde tenemos que poner qué cosas y cómo podemos pagar los impuestos justos (que no está la situación actual para ir regalando dinero).

Para ello podemos pedir Cita Previa desde ya mismo en Hacienda a través del siguiente enlace y necesitarás tener a mano los siguientes datos: tu DNI, tu primer apellido y la referencia de la declaración de este año (que todavía no tendrás) o la casilla 620 de la declaración del año pasado; esta casilla asegura a Hacienda que tú eres tú y que quieres cita previa, ya que no mucha gente (seguramente solo tú) tenga acceso a tu declaración del año pasado. También puedes hacerlo con el DNI Electrónico en la misma web.

Por último, en los teléfonos 901 121 224 durante 24 horas al día o el 901 223 344 de 9 a 20 horas de lunes a viernes (y que te atenderá una persona), puedes pedirlo también.

No tardes mucho en pedir la cita, que están muy solicitadas.

Modelo 720 de declaración de bienes, dinero y derechos en el extranjero

Junto a la Declaración de la Renta, si tenemos bienes o dinero en el extranjero ahora también debemos presentar una declaración específica para esos bienes o dinero, el modelo 720 de Hacienda.

Junto a la Declaración de la Renta, si tenemos bienes o dinero en el extranjero ahora también debemos presentar una declaración específica para esos bienes o dinero, el modelo 720 de Hacienda.

La reforma tributaria del Gobierno, la última de tantas, trajo mucha polémica porque era lo más parecido a una amnistía fiscal. Básicamente los que tenían dinero o bienes escondidos ‘por ahí’, solo tenían que decirlo y pagar un 10% del valor de eso declarado, muy por debajo de lo que les correspondería pagar en concepto de impuestos y desde luego sin ir a la cárcel como en muchos casos deberían hacer.

El caso es que para los ricos y también para los mundanos, existe un papelito, llamado Modelo 720, disponible en la página web de Hacienda y de obligado cumplimiento si tenemos bienes o derechos en el extranjero (cuentas, valores, casas, derechos, bienes muebles… conseguidos y/o situados en el extranjero):

  • Están obligados a presentarla toda persona física o jurídica con ‘cosas’ conseguidas en el extranjero o situadas en el extranjero por valor de más de 50.000 euros siempre y cuando esta persona resida en España o la entidad en cuestión esté situada en nuestro país, aunque su sede central no esté en España.
  • Una vez hecha la primera declaración, solo habrá que repetirla en años sucesivos si hemos incrementado el patrimonio en al menos 20.000 euros.
  • Solo disponible en Internet (pero tranquilos, con un tutorial incorporado).
  • Se necesita firma electrónica, pero al ser por Internet lo puede rellenar tanto el declarante en persona como un asesor o autorizado sin mayor problema.
  • Se ha de presentar entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente al declarado (como la Declaración de la Renta, que la de 2012 se presenta en 2013).
  • En 2012, por ser el primer año de implantación de este modelo, abril será también un mes hábil, mientras que enero y febrero no está nada claro que vaya a funcionar.

Fechas para presentar la renta 2013: borrador, devolución…

Apunto de acabar el año y ya estamos pensando en la renta: en el 2013 te toca presentar la declaración de la renta del año 2012, con todo lo que cobraste y pagaste.

Apunto de acabar el año y ya estamos pensando en la renta: en el 2013 te toca presentar la declaración de la renta del año 2012, con todo lo que cobraste y pagaste.

Por las fechas que estamos, ya tienes muy difícil el hacer nada relacionado con la renta que no hayas hecho ya: tendrías que haber desgravado aquella inversión o haber abierto ese plan de pensiones que querías…pero ahora ya es tarde (tendrá que esperar al año que viene).

Por eso Hacienda se pone las pilas y ya ha publicado su programación de fechas para este 2013 y las que más interesa a la mayoría (a los ciudadanos) son las relacionadas con la declaración de la renta: borrador, presentación, etc…
Para empezar, desde el 2 de abril ya puedes solicitar el borrador de la declaración (hasta el día 1 de julio), pero recuerda que si ya lo solicitaste el año pasado, no hace falta que lo vuelvas a hacer (la web te dirá que tu borrador está en trámite y que lo recibirás en breve).

Pero lo importante lo tienes que hacer entre el 3 de mayo y el 1 de julio: en esas fechas ya puedes presentar la declaración; recuerda que, si confirmas el borrador, aunque lo haya hecho Hacienda, puede tener (suele tener) errores y es tu obligación el revisarlos y corregirlos.

Mi consejo es que no hagas la declaración el primer día (porque suelen salir errores y fallos que se corrigen pasadas dos o tres semanas) ni los últimos (porque luego siempre puede haber algún problema o algún papel olvidado que es importante y no te dará tiempo).

Y recuerda que, si necesitas ayuda, en Hacienda te pueden echar una mano con la cita previa.

Los mejores depósitos del año, plazo fijo sin riesgo

Un depósito a plazo fijo, aunque parezca una paradoja, también nos puede hacer ahorrar impuestos. Básicamente porque lo depositado no lo gastaremos nunca.

Un depósito a plazo fijo, aunque parezca una paradoja, también nos puede hacer ahorrar impuestos. Básicamente porque lo depositado no lo gastaremos nunca.

Ya os venimos comentando hasta la saciedad que es el momento de hacer algo con nuestro dinero para sacarle rentabilidad, preferentemente a partir de desgravaciones fiscales en la Declaración de la Renta, pero si no queremos congelar nuestros ahorro hasta que nos jubilemos, otra opción es compensar la posible petición de impuestos que nos llegue con nuestra Declaración de la Renta contratando ahora un plazo fijo atractivo a corto plazo.

La idea es la siguiente: si sabemos que este año hemos pagado menos IRPF de lo que nos correspondería (porque hayamos camabiado varias veces de trabajo y nos hayan retenido solo el 2% legal en los primeros meses de cada trabajo, o porque hayamos ganado dinero con préstamos u otras cuestiones) podemos dedicar parte de ese dinero que nos hemos ahorrado a abrir un depósito. Ese depósito nos dará una rentabilidad justo cuando Hacienda nos reclame el IRPF que le debemos, y así quedaremos con lo comido por lo servido. No ganaremos dinero, pero tampoco lo perderemos. Las mejores opciones para ello son las siguientes:

Por supuesto, también tendremos que pagar los impuestos correspondientes por los intereses que nos generen, pero en todo caso la ganancia debería igualar el IRPF de más que tendremos que pagar. Eso sí, hay que estar atentos a los posibles productos financieros adosados que puedan traer estos depósitos (tarjetas, cuentas corrientes, seguros…).