CEXT: Ciudadanía Exterior para jóvenes españoles.

Siempre se tiende a pensar que los jóvenes lo tiene más fácil para irse fuera de su país a trabajar y no mirar atrás: no tienen hijos, hipotecas, pareja, etc…

Siempre se tiende a pensar que los jóvenes lo tiene más fácil para irse fuera de su país a trabajar y no mirar atrás: no tienen hijos, hipotecas, pareja, etc…

…pero que lo tengan más fácil no quiere decir que no les cueste: esos mismos jóvenes (sobretodo ahora) no tienen experiencia, idiomas, dinero…tienen que empezar de cero en un país nuevo, con otro idioma, sin familia o amigos y con más preguntas que respuestas. Pues para todos ellos se creó hace ya tiempo el portal CEXT: el portal de Jóvenes Españoles en el Extranjero.

Actualmente hay unas 300.000 personas jóvenes españolas fuera de nuestro país y mucho tienen que haber cambiado las cosas para que esos jóvenes no estén como locos por conocer gente como ellos en sus nuevos países.

Esta web puede parecerte una más (una de tantas redes sociales), pero si eres uno de esos jóvenes emigrantes, seguro que te interesará conocer más noticias sobre tu nuevo hogar, sobre gente que, como tú, haya tenido que ir desde España a trabajar, con aclaraciones de todas las dudas burocráticas que existen en cada país.

Noticias de España o del extranjero, ofertas de formación, ofertas de trabajo, cultura, consejos, usuarios, etc…son algunas de las secciones más típicas en esta web y que te permitirá hacer un poco más fácil las primeras semanas en un destino nuevo, donde hay más preguntas que respuestas.

Eso si, para poder contactar con otros usuarios como tú, debes registrarte en la web.

Cómo escribir o pedir una buena carta de recomendación

Una carta de recomendación es prácticamente imprescindible hoy en día, pero ha de estar bien redactada, firmada por la persona adecuada y no ser la noticia del día en los periódicos.

Una carta de recomendación es prácticamente imprescindible hoy en día, pero ha de estar bien redactada, firmada por la persona adecuada y no ser la noticia del día en los periódicos.

El CV, ya sea el de toda la vida o en uno de los nuevos múltiples formatos que se van poniendo de moda: videoCV, power pointCV o hasta poemaCV, ya no está completo si no hay alquien que diga que lo hacemos bien. La importancia de lo que diga y quién lo diga puede ser vital paraconseguir o no ese puesto de trabajo que tanto ansiamos.

Lo primero que tenemos que tener claro es que se trata de una responsabilidad de ida y de vuelta, es decir, que por un lado nosotros depositamos nuestra confianza en la persona a la que pedimos que nos avale, y por lo tanto esa persona ha de ser lo suficientemente fiable como para que su aval, recomendación, sirva para mejorar nuestras posibilidades de empleabilidad, pero por otro lado también nosotros debemos corresponder con un comportamiento adecuado en las entrevistas de trabajo para no dejar en mal lugar a esa persona que dice que somos de fiar. Una vez tenemos esto claro, también debemos asegurarnos de otros detalles: debemos ser discretos, no difundir más de lo necesario que venimos apadrinados por alguien, para no levantar sospechas y mal ambiente antes incluso de empezar; también debemos saber qué debe poner en la carta de recomendación: lo ideal es que nos deje escribirla a nosotros mismos, aunque por supuesto el que la firma ha de dar su visto bueno y poder cambiar lo que estime oportuno. Debe estar bien claro qué hemos logrado en ese trabajo por el cual nos recomiendan (o beca, o lo que sea), es decir, qué objetivos teníamos y cómo de bien los hemos logrado. No hace falta (no es recomendable) mentir, pero hemos de poner bonito nuestro paso por esa empresa anterior. Nadie quiere oir típicas cartas de recomendación estándar del tipo “es trabajador”, sino algo que diferencie nuestro CV del resto, que es de lo que se trata.

Así pues, discreción, profesionalidad y originalidad son las cualidades que toda carta de recomendación debería tener, sino puede hacernos perder puntos, en vez de ganarlos.

Trabajos sin paro en el año 2020: algunas ideas

Como te comenté hace poco, me hacen gracia las listas del tipo ‘los trabajos sin paro del año 2013’, ya que la gente las suele buscar como solución a sus problemas.

Como te comenté hace poco, me hacen gracia las listas del tipo ‘los trabajos sin paro del año 2013’, ya que la gente las suele buscar como solución a sus problemas.

Pero lo normal es que este tipo de trabajos requieran una preparación importante, es decir, que no puedas optar a ellos si no tienes una formación previa muy completa y de poco te sirve saber que el año que viene no tendrán paro si no te es posible prepararte para ello.

Lo que puede tener más ‘utilidad’ es conocer los trabajos ‘con futuro’ (nunca mejor dicho) para los próximos 5-6-7 años, ya que es el tiempo en el podrás prepararte para estudiar una carrera y formarte adecuadamente (aunque claro, también habrá gente que diga que, a saber dónde estamos todos dentro de 5 años…y con razón).

Pero bueno, yo te voy a hablar de los nueve trabajos que se preveen más cotizados en el año 2020, por lo menos según la revista TIME, que de esto sabe bastante: ellos hablan de soldador bajo el agua, técnico de precisión, consultor genético, cuidador de personas mayores, abogado de patentes, especialista en ciber seguridad, granjero vertical, estadísta y especialista en sostenibilidad.

Estos nueve puestos de trabajo y una breve explicación sobre ellos te pueden orientar sobre el futuro que nos espera, sobretodo a nivel laboral y te demostrarán que si quieres trabajar en unos años tendrás que tener una formación muy especializada.

Protestar SI que sirve en España: unos cuantos ejemplos para cambiar el mundo

En España tenemos fama de que nos quejamos de todo: nos gusta hablar mucho; pero nos quedamos ahí, hablamos mucho pero actuamos poco…por lo menos hasta ahora era así.

En España tenemos fama de que nos quejamos de todo: nos gusta hablar mucho; pero nos quedamos ahí, hablamos mucho pero actuamos poco…por lo menos hasta ahora era así.

Tengo que admitir que yo soy de esos: me quejo de la crisis, los recortes, los despidos, los desahucios… pero no hago nada y cuando hay huelga no acudo y digo que no sirve para nada. Y creo que en parte es verdad: la Huelga General no sirve para nada, pero protestar sirve y consigue cambiar cosas.

Un ejemplo muy básico es cuando nos damos cuenta que nos están cobrando mucho por el teléfono móvil, el fijo, Internet, el seguro del coche, las comisiones del banco…llamamos y nos quejamos o incluso nos vamos a otra compañía y entonces es cuando nuestra compañía de siempre nos ofrece algo mejor y más barato…y solo por no perdernos como clientes; pero, mientras tanto, ellos juegan con que una gran mayoría de la gente es estática y paga su mensualidad sin quejarse, aunque se la vayan subiendo.

Pues hay que quejarse más y pagar menos y hay que manifestarse más en España, revindicar que no nos tomen el pelo, que no paguemos siempre los mismos los platos rotos, demostrar que no somos estáticos y borregos y que si protestamos conseguimos cambiar las cosas.

Las Farmacias valencianas, hartas de no cobrar, de promesas de pago que no llegan y de engaños, empezaron una huelga indefinida en Valencia y consiguen un plan de pagos; en Jerez, 21 días de huelga de la empresa de basuras y mucho ruido de sus trabajadores han conseguido que no se despida a 125 trabajadores y que se vuelva a recoger la basura; por desgracia, han tenido que haber varios suicidios para que el Gobierno (y cualquier político) y los bancos hayan paralizado 2 años algunos (no todos) desahucios (y algunos ayuntamientos y ciudadanos están luchando para que haya menos todavía), una huelga de hambre consigue la dación en pago (no le regalan nada, solo le permiten dar la casa y no seguir teniendo deudas)…

Quejarse sirve en nuestro país y deberíamos hacerlo mucho más. Digan algunos lo que digan

http://www.youtube.com/watch?v=sFyZb00I4Ko

Consejos para encontrar el primer empleo, eludir el paro juvenil

Hay estrategias que un joven buscador de primer empleo no debe olvidar nunca. A menudo son detalles que hacen la diferencia en un momento de tanta demanda y tan poca oferta.

Hay estrategias que un joven buscador de primer empleo no debe olvidar nunca. A menudo son detalles que hacen la diferencia en un momento de tanta demanda y tan poca oferta.

En un país en el que 1 de cada 2 jóvenes (entendiendo por joven un menor de 30 años) no trabaja, y en el que incluso muchos son ninis, es decir, ni estudian ni trabajan, los ninja nos hemos propuesto ponernos positivos, buscar fórmulas para salir de esa incomoda y casi desesperante situación que constituye ser joven y no tener nada que hacer. ¿Cómo? Buscando qué han hecho bien los jóvenes que sí trabajan. Copiar en este caso no es plagio. Utilicemos para ello las conclusiones de un reciente estudio de la BBC:

  • Estar dispuestos a hacer tareas que hasta ahora no nos habíamos planteado. Sobre todo si tenemos cualificaciones poco demandadas, es imprescindible reciclarse, ofrecer cosas nuevas en vez de buscar que el mercado nos dé oportunidades que no hay. Un trabajo a media jornada en otro sector para ganar dinero que nos permita utilizar el resto del día en seguir buscando trabajo “de lo nuestro” puede ser una gran idea.
  • Perseverar, no desmotivarse: una persona mayor puede permitirse el lujo de venirse abajo ante las dificultades, un joven no, porque le queda toda la vida por solucionar. Hay casos de gente que consigue un trabajo en la entrevista de trabajo número 20, o que le llaman para su primera entrevista de trabajo tras echar el CV número 200. Hay que pensar que siempre llega esa oportunidad.
  • Presentación: la imagen no lo es todo, pero casi. En un mercado laboral tan saturado un detalle puede hacer la diferencia entre nosotros y ese otro millar de candidatos que tienen también un CV muy potente. A modo de ejemplo, una corbata nunca sobra, por cierto, y en todo caso se puede camuflar en un bolsillo, pero sino la llevamos, no habrá nada que hacer en caso de ser el único candidato sin ella.
  • Singularizar: tan importante como hacer un buen CV, es hacerlo diferente. Todos tenemos algo que ofrecer que probablemente otros no lo tengan, solo hay que buscarlo y ‘ponerlo en negrita’ en nuestra carta de presentación. Y no tiene porqué estar relacionado con el puesto de trabajo, pues a menudo se buscan perfiles personales además de perfiles profesionales.
  • Formación continua: trabajar no debe significar dejar de estudiar. Encontrar huecos para seguir llenando nuestro CV y mente es necesario aunque ya hayamos encontrado nuestra primera ocupación.

¡Ah! Y mucha suerte.