Dilbert y humor sobre crisis

El humor es tan necesario como siempre. O más. Al mal tiempo buena cara, porque el mundo laboral también tiene una cara buena: Dilbert y su parodia empresarial

El humor es tan necesario como siempre. O más. Al mal tiempo buena cara, porque el mundo laboral también tiene una cara buena: Dilbert y su parodia empresarial

Quizá a muchos no les suele Scott Adams, pero si decimos que Dilbert nace de su lápiz, la cosa cambia. Y si a muchos sigue sin sonarle Dilbert, probablemente si decimos que es ese oficinista socarrón de la corbata roja, ya tengamos claro de qué hablamos.

Trata del mundo de la empresa, los jefes, los objetivos y toda clase de simplezas del mundo laboral con humor. Es imposible no esbozar una sonrisa del tipo: «¡eso me ha pasado a mí!».

Para quien siga sin conocerlo, ahí van algunos de sus mejores momentos. Los ninja no perdemos el humor ni con el IVA al 21%…

Puedes seguir semanalmente las andanzas de Dilbert en Expansion

El envío de dinero a España desde el extranjero crece

Me ha resultado curioso leer una noticia en la que decían que los españoles que han salido al extranjero a trabajar mandan remesas de dinero a nuestro país.

Me ha resultado curioso leer una noticia en la que decían que los españoles que han salido al extranjero a trabajar mandan remesas de dinero a nuestro país.

Es decir, se ha invertido el proceso totalmente: en la época de bonanza no era extraño ver que abrían locales de envío de dinero a otros países; a estos locales acudían, sobretodo, extranjeros que querían mandar dinero a sus familias, que seguían en sus países de origen. Nosotros ya te hablamos de este tipo de negocios y de las ventajas que tenían frente a los bancos.

Pues ahora es justo al revés: España ya no es un buen país para trabajar y es habitual que mucha gente se marcha al extranjero para intentar conseguir un empleo; los que lo consiguen, deciden mandar parte de ese dinero a sus familias en España, habiéndose registrado un incremento de hasta el 58%.

Además de la propia noticia en si, me resulta también curioso que los emigrantes decidan usar este método de envío: podía llegar a entender que los extranjeros en España tuvieran que usar este tipo de servicios, que pueden ser más habituales en sus países de origen, sobretodo porque es más sencillo que encontrar una sucursal de un banco español en algunos de estos países, con lo que el cobro de dinero podría ser alto; pero ahora, viendo que los principales países de envío de dinero a España son Alemania, Suiza, Francia, Reino Unido…me resulta extraño que no se utilicen las propias transferencias bancarias (incluso por internet), mucho más sencillas y rápidas.

Supongo que dependerá de qué tipo de cuentas bancarias se hayan abierto en cada país, del coste de la transferencia internacional, del ‘control’ del dinero que puedan tener de cara a impuestos, etc…

¿Hay diferencia entre convivir en pareja y ser pareja de hecho?

Conozco mucha gente que, actualmente, está viviendo con sus parejas y no hay un documento que lo demuestre: no se han casado (ni por lo civil ni por la iglesia) ni tienen previsto hacerlo.

Conozco mucha gente que, actualmente, está viviendo con sus parejas y no hay un documento que lo demuestre: no se han casado (ni por lo civil ni por la iglesia) ni tienen previsto hacerlo.

Pero en seguida surge el comentario de los que si están casados: ‘hombre, si no te vas a casar, por lo menos hazte pareja de hecho’; entonces yo siempre pregunto: ‘¿para qué sirve hacerse pareja de hecho?’; y nunca me saben responder (o, por lo menos, no saben justificar por qué alguien debe ir a hacerse ese papel).

Nosotros ya te comentamos hace un tiempo qué la diferencia que existe entre una pareja de hecho y un matrimonio, a nivel legal, es poca, es decir, si quieres ‘formalizar’ tu relación pero no te gustan las bodas, las parejas de hecho son una buena opción.

Ahora bien: ¿para qué hacerse pareja de hecho si ya convivo con mi pareja y estamos tan contentos?; pues puede ser interesante si, por ejemplo, estáis pensando hacer una compra en común de un piso: si compráis un piso entre los dos, es lógico que el 50% del piso es vuestro (eso se pone en las escrituras); pero si, por ejemplo, uno fallece, el otro 50% ¿quién se lo queda?; pues se lo quedaría los herederos legales del fallecido (sus padres o familia directa), si no hay un papel que diga que su pareja de hecho tiene ‘derecho’ a ese 50%.

Otro ejemplo: conozco una pareja que convive hace ya un par de años y ella es inmigrante; a ella se le acaba el visado de estudiante y, además, quiere trabajar en nuestro país; con un visado de estudiante no puede trabajar en España, pero si es pareja de hecho, si que obtiene derecho para poder trabajar aquí.

Otros ejemplos son temas de herencias, indemnización, pensión…Aquí lo tienes realmente bien explicado.

¿Sabías que no es lo mismo deuda que déficit?. Te lo explicamos

Con todo esto del rescate más de uno ha caído en una consideración que ha hecho el Gobierno: el préstamo a los bancos es deuda de los bancos pero no déficit; aunque sus intereses si que son déficit.

Con todo esto del rescate más de uno ha caído en una consideración que ha hecho el Gobierno: el préstamo a los bancos es deuda de los bancos pero no déficit; aunque sus intereses si que son déficit.

Esto, que parece un trabalenguas, es una muestra más de ingeniería financiera, pero más sencillo de entender de lo que parece.

El déficit es la diferencia entre lo que ingresamos y lo que gastamos: aunque en este caso estamos hablando del estado (déficit público), puede aplicar a empresas, a tu economía particular, etc…Por ejemplo, durante los años de bonanza económica, el estado ingresaba más de lo que gastaba, por lo que tenía superávit; ahora gasta más de lo que ingresa, por lo que tiene déficit; el cómo ‘soporta’ ese déficit, es decir, cómo consigue gastar más de lo que tiene, es otro tema (puede hacerlo con deuda, préstamos, con financiación…).

Por ejemplo, tú puedes haberte comprado un coche y pagarlo a plazos: has gastado más de lo que tenías, pero no tienes que pedir un préstamos para ello, sino que tienes previsto ir pagando tu coche con los meses, según vayas teniendo ingresos por tu trabajo, etc…Tienes déficit.

La deuda es distinta: la deuda consiste en obtener recursos (préstamos, etc) de terceros para que tú puedas cubrir tus necesidades o intereses; en el caso del estado, por ejemplo, con el rescate a los bancos, éstos últimos tienen una deuda con el FROB, ya que este les va a prestar dinero, pero los bancos lo tienen que devolver (con las condiciones que quiera dar el FROB: restructuración, intereses, etc).

Con el ejemplo anterior del coche: imagina que donde vas a comprar el coche no quieren financiártelo, es decir, te ‘obligan’ a pagarlo todo de golpe; pues tú puedes ir al banco y pedir un préstamo, así puedes comprarte el coche; en este caso, tú tienes la deuda, que tienes que devolver, con el banco.

En el caso del rescate a los bancos: aunque el préstamo computa como deuda (se va a devolver, tanto de los bancos al FROB como del FROB a Europa), los intereses si que generan déficit (es un dinero que no estaba previsto) y que se tiene que generar para devolverlo a Europa.

¿Cuánta es la deuda de España realmente?. Unos datos

Estamos siempre hablando del dinero que deben los bancos, que debemos los españoles, que deben las administraciones, que deben los proveedores, los bancos, etc…

Estamos siempre hablando del dinero que deben los bancos, que debemos los españoles, que deben las administraciones, que deben los proveedores, los bancos, etc…

No paramos de oír hablar de la deuda, préstamos, morosos, bancarota, rescates…y, además, lo hacemos en unos niveles de dinero (unas cantidades) y con una naturalidad que realmente sorprenden: por ejemplo, Bankia ha pedido una ayuda de 19.000 millones de Euros, es decir, 3.154.000 de millones (es decir, billones), de pesetas; lo de pesetas suena antiguo, pero es para que se vea la magnitud del rescate (100.000 millones de euros).

Pues bien, aprovechándome del programa Salvados del que alguna vez os he hablado, os voy a recopilar los datos que mostraron hace poco en un programa donde hablaban de la deuda Española: cómo se clasifica y hasta donde llega (son datos del último año, 2011).

  • Deuda de las familias españolas: es decir las hipotecas, préstamos, etc…es de 871.500 millones de Euros.
  • Deuda de las empresas: es decir, el dinero que deben las empresas a bancos, acreedores, otras empresas, etc…es de 1.260.800 millones de Euros. Un dato importante que dicen en el video es que la mitad de esta deuda la acumulan 28 empresas del IBEX 35; las otras 7 empresas del IBEX 35 no es que no tengan deuda, es que son bancos y ese tema va aparte.
  • Deuda de la administración pública: que es la deuda de los ayuntamientos, comunidades, estado central…pero no entran las empresas públicas; esta deuda llega hasta los 736.200 millones de euros, que , aunque es mucha, es menor que el resto…
  • Sector financiero: la deuda que tienen los bancos por los préstamos que han pedido para salir de la crisis y cubrir sus pérdidas, que es de 1.094.000 millones de euros.

En resumen, tenemos una deuda de (al loro), 3.962.000 millones de euros, es decir, 3,6 billones (con ‘B’ de ‘burrada’) de euros (en pesetas no lo sé poner). Como dato, os diré que el estado español genera cada año un PIB de 1,073 billones de euros.

Os dejo el video para que lo veáis bien explicado, que vale la pena…yo me voy a llorar a un rincón.

http://www.youtube.com/watch?v=tidLDvy8GTc