¿Cómo deducir más dinero en la renta del año que viene?

Alguna que otra vez lo he comentado: no sirve de nada acordarse de las declaraciones de la renta el último día del año o cuando ya la estás preparando.

Alguna que otra vez lo he comentado: no sirve de nada acordarse de las declaraciones de la renta el último día del año o cuando ya la estás preparando.

La renta la tienes que tener presente de un año para el siguiente: todos los movimientos, ingresos, inversiones…que hagas un año, tendrán repercusión en el siguiente, pero no sirve de nada intentar arreglar algo el último día del año o acordarte de lo que podías haber hecho cuando estás preparando la renta de ese mismo año.

Por eso, ahora que acabas de presentar la renta del año que viene y que seguramente ya te ha devuelto algo hacienda (o, con un poco de mala suerte, te han cobrado), te doy algunos consejos para la declaración del año que viene. Como dicen los técnicos de Hacienda: una buena planificación puede significar hasta 3.000 euros de ahorro el año que viene.

El caso más conocido es la hipoteca: ingresar el máximo (unos 9000 euros) en la hipoteca no solo significa que el año que viene pagarás algo menos de intereses, sino que, además, Hacienda te devolverá un poco más (si es tu primera vivienda, claro). También puedes tenerlo en cuenta si haces obras en casa.

Invertir en cuentas ahorro-empresa o afiliarte a una ONG no solo te aportará una conciencia más tranquila, sino que podrá reducir los impuestos que pagas.

Otro inversión a largo plazo son los planes de pensiones privados que implican, además de una tranquilidad para el futuro, una deducción interesante para los impuestos del año que viene, que se verán reducidos gracias a la deducciones.

Desgravar la cuota de colegiado en la Declaración de la Renta

Ahora que acabamos de empezar el mes definitivo de la renta, muchos nos podemos las pilas para cerrar la declaración lo mejor posible, sin olvidarnos de incluir nada.

Ahora que acabamos de empezar el mes definitivo de la renta, muchos nos podemos las pilas para cerrar la declaración lo mejor posible, sin olvidarnos de incluir nada.

Aunque, sobretodo, tenemos que intentar que nos devuelvan lo máximo posible (o pagar lo mínimo, si nos toca pagar). Por ello te traigo algún consejo más que puede que no conozcas.

Muchos de nosotros, para realizar nuestro trabajo, debemos estar apuntados a un Colegio Profesional: este colegio, además de informarnos de novedades de nuestro sector, nos aporta ciertos derechos o servicios (ofertas de empleo, seguros de protección, pensiones…) y obligaciones, ya que no son pocos los sectores que obligan a estar colegiados para poder ejercer: abogados, arquitectos, dentistas, ingenieros…todo aquello que requiera una responsabilidad que dependa del trabajador (no de la empresa).

Esta cuota que pagamos obligatoriamente (la ley lo obliga) la podemos desgravar: si trabajas de autónomo y requieres estar colegiado para trabajar, seguro; pero si trabajas por cuenta ajena, es probable que también: no dudes en preguntar en tu colegio si es posible desgravar la cuota que pagas y bajo qué condiciones.

Por ejemplo, en mi caso, yo pensaba que, aunque estoy colegiado, no requiero estarlo para poder ejercer (trabajo por cuenta ajena y no se requiere mi firma para los trabajos que hacemos), pero haciendo una consulta laboral a mi colegio, me comentaron que sí que podía hacer dicha desgravación, ya que los estatutos de mi colegio si que obligan a estar colegiados para poder ejercer y, por ello, podía desgravarme dicha cuota.

Eso sí, me remarcaron que un colegio profesional no es una asociación y que, por tanto, si pertenezco a alguna asociación, las cuotas que pague en la misma, no las puedo deducir.

Modelo 720: declaración sobre bienes y derechos en el extranjero.

España necesita dinero y como sabe que en nuestro país no lo va a encontrar, pues sigue empeñado en encontrar el que está fuera, por ejemplo, en paraísos fiscales.

España necesita dinero y como sabe que en nuestro país no lo va a encontrar, pues sigue empeñado en encontrar el que está fuera, por ejemplo, en paraísos fiscales.

Una de las medidas que puso en marcha a finales del año pasado es el modelo 720, que es una declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero, es decir, un documento que se debe rellenar en la declaración de 2012 y que pretende informar sobre cuentas, depósitos, inversiones, etc…situadas en otros países.

Aunque no todo el mundo tiene que presentarla: han agrupado estos bienes en cuentas, valores y bienes inmuebles; si cada grupo (por separado), no llega a los 50.000 euros, no es obligatorio informar de ellos; por ejemplo, si tienes una casa valorada en 35.000 euros y una cuenta con 40.000 euros, no es necesario informar, ya que ninguno de ellos supera los 50.000 euros.

Si los superan, debes informar y, además, si al año siguiente, el valor de dichos bienes ha crecido en 20.000 euros (por ejemplo, tenías 60.000 euros en una cuenta y ahora tienes 85.000 euros), debes informar.

Para todo ello, debes rellenar el modelo 720 que está disponible en la web de la Agencia Tributaria,, donde, además, te explican todos los pasos y te resuelven las dudas más habituales de este nuevo modelo recaudatorio.

De todas maneras, entiendo que si tienes este tipo de inversiones en el extranjero (que superan los 50.000 euros), es probable que tengas algún tipo de asesor financiero que te ayude a aclararlo (o, por lo menos, debes tener unos conocimientos bastante buenos de cómo funcionan este tipo de declaraciones).

Tramites y papeleos cuando tienes un hijo/a: algunos consejos

Tener un hijo es una de las cosas más bonitas que te pueden pasar en tu vida, aunque también de las más serias: responsabilidad, horas de sueño…y papeleos!!.

Tener un hijo es una de las cosas más bonitas que te pueden pasar en tu vida, aunque también de las más serias: responsabilidad, horas de sueño…y papeleos!!.

A la hora de presentar los papeles, cada caso es un mundo: si los padres están casados, si no lo están, si se han divorciado, donde se empadronan, la tarjeta sanitaria, si trabajan o están en paro, la baja paternal, maternal, si la comparten…

En este artículo pretendo contarte lo más sencillo y general: un padre y una madre, casados, que viven juntos y que trabajan ambos; te cuento los pasos más comunes y que luego puedes personalizar en tu caso con los detalles que consideres.

  • Antes que nada, te aconsejo tener a mano, los DNI’s (originales y varias fotocopias), libro de familia (si tenéis), últimas nóminas (o recibos de autónomos) y datos tipo: números de cuenta, de SIP, etc…
  • Otro consejo: pide cita previa para todo lo que puedas; normalmente, tanto el Registro Civil como la Seguridad Social, ofrecen la posibilidad de hacerlo, bien por teléfono o por internet. En el caso de Hacienda, es posible hacer los papeleos directamente por internet (el DNI electrónico viene muy bien para este caso).
  • El último consejo: lleva móvil cargado (para posibles dudas si no pueden ir alguno de los padres), bolígrafo y números de teléfono para dudas.
  • En el hospital deben darte el certificado de nacimiento (un papel amarillo con los datos del bebé (su huella, etc) y de la madre); este documento te hará falta para el registro. Te recomiendo fotocopiarlo para guardarte una copia, ya que se la quedarán en el registro. También te pueden dar un formulario (de color rojo) con datos para el INE (Instituto Nacional de Estadística), donde pondrás los datos de los padres y del bebé.
  • En casa (por internet), consigue los certificados de maternidad y paternidad, modelos 145 (rendientos del trabajo) y modelo 140 (para Hacienda, para pedir la ayuda de 100 euros al mes por maternidad); esta última la puedes presentar por Internet o incluso por teléfono. Procura rellenar todo bien y dejarlo firmado (lo que tengas dudas, las aclararás en persona).
  • Primero que nada debes ir al registro civil (ya que te hará falta para el resto de papeleos): allí te inscriben al hijo en el libro de familia (si no estás casado, te lo darán allí mismo). Con este papeleo, el niño queda automáticamente empadronado en la ciudad donde indiques.
  • Segundo, debes ir al centro de salud y, si tenías baja por enfermedad (por molestias típicas de final de embarazo), pedir el alta de la enfermedad y la baja por maternidad (solo para la madre). Las altas de enfermedad se deben entregar en las empresas (ellos gestionan esa parte) y la de maternidad, la guardas para la Seguridad Social.
  • Tercero, vas a una oficina del INSS (la que te corresponda) y entregas los papeles (modelo 145) de baja maternal y paternal. Recuerda llevar toda la documentación que puedas (libro de familia, DNI’s, baja de maternidad…) porque te harán falta.
  • Por último, tras todo esto, debes volver al centro de salud y que hagan la tarjeta sanitaria de tu hijo/a.

Parece complicado, pero no lo es tanto: al final lo podrían simplificar todo (por internet y centralizando todos los datos), pero sería pedir demasiado.

Espero que este resumen te ayuda a hacerlo de manera más sencilla.

Cita previa para la Declaración de la Renta 2012

Casi sin darnos cuenta estamos ya en abril y en cuanto se pase la Semana Santa empezaremos a ver noticias de la Declaración de la Renta de este año, que ya nos toca de nuevo.

Casi sin darnos cuenta estamos ya en abril y en cuanto se pase la Semana Santa empezaremos a ver noticias de la Declaración de la Renta de este año, que ya nos toca de nuevo.

A partir del 2 de abril ya se puede solicitar el borrador y tienes hasta el 1 de julio para presentarla.

Pero como hemos comentado muchas veces, la declaración de la Renta está hecha para que poca gente la entienda y por eso muchos necesitamos ayuda para saber dónde tenemos que poner qué cosas y cómo podemos pagar los impuestos justos (que no está la situación actual para ir regalando dinero).

Para ello podemos pedir Cita Previa desde ya mismo en Hacienda a través del siguiente enlace y necesitarás tener a mano los siguientes datos: tu DNI, tu primer apellido y la referencia de la declaración de este año (que todavía no tendrás) o la casilla 620 de la declaración del año pasado; esta casilla asegura a Hacienda que tú eres tú y que quieres cita previa, ya que no mucha gente (seguramente solo tú) tenga acceso a tu declaración del año pasado. También puedes hacerlo con el DNI Electrónico en la misma web.

Por último, en los teléfonos 901 121 224 durante 24 horas al día o el 901 223 344 de 9 a 20 horas de lunes a viernes (y que te atenderá una persona), puedes pedirlo también.

No tardes mucho en pedir la cita, que están muy solicitadas.