Situación actual (2013) de las condiciones de jubilación

No es la primera vez que hablamos de qué tienes que cumplir para poder jubilarte, pero es verdad que desde que empezamos el blog (allá por 2008) ha habido cambios.

No es la primera vez que hablamos de qué tienes que cumplir para poder jubilarte, pero es verdad que desde que empezamos el blog (allá por 2008) ha habido cambios.

Entre el anterior Gobierno de Zapatero, el actual de Rajoy y las condiciones que va imponiendo Bruselas, nadie tiene claras las condiciones actuales y, lo que es peor, están apunto de cambiar (hacia finales de año).

‘¿Por qué quieren cambiar las condiciones actuales?’. Porque Bruselas ve que en España cada vez cotiza menos gente (rondamos los 6 millones de parados) y cada vez hay más pensionistas, por lo que el sistema es insostenible (ya lo era sin crisis económica, por el envejecimiento de nuestro país y que cada vez hay menos niños, pero con la crisis, se ha agravado). Además, aunque la edad oficial de jubilación en España era de 65 años, la media decía que pocos llegaban a esa edad trabajando, ya que la media estaba en 62 años y 8 meses de edad.

‘¿Qué condiciones hay actualmente?’
. Si te jubilas a partir de 2027, vas a tener que tener 68 años o 65 años, siempre que, en este segundo caso, hayas cotizado más de 38 años y 6 meses. En caso de tener más de 68 años y no haber cotizado esa cantidad, podrás jubilarte, pero no cobrarás el máximo de pensión.

‘¿Y si me jubilo antes?’. De aquí al 2027, se van añadiendo 3 meses más de cotización y 1 mes más de edad a cada año para jubilarte, es decir, si antes se jubilaba uno a los 65 años y 35 años cotizados, a partir de este mismo año, ya te jubilas con 65 años si has cotizado 35 años y 3 meses o con 65 años y 1 mes si has cotizado menos de 35 años y 3 meses.

‘¿Cómo calculan mi pensión?’.
Pues hasta ahora se utilizaban los últimos 15 años de cotización (que era cuando más se cobra, en teoría), pero el gobierno lo amplió a 25 años, por lo que, es casi seguro que la pensión de la mayoría de la gente, bajará.

A los pensionistas no les afecta mucho (por ahora, falta la nueva reforma), pero a los trabajadores actuales, como estamos preocupados con no perder nuestro trabajo (los más afortunados), no nos damos cuenta que esta reforma (y las siguientes), no va a hacer muy dura la vejez.

Modelo 720: declaración sobre bienes y derechos en el extranjero.

España necesita dinero y como sabe que en nuestro país no lo va a encontrar, pues sigue empeñado en encontrar el que está fuera, por ejemplo, en paraísos fiscales.

España necesita dinero y como sabe que en nuestro país no lo va a encontrar, pues sigue empeñado en encontrar el que está fuera, por ejemplo, en paraísos fiscales.

Una de las medidas que puso en marcha a finales del año pasado es el modelo 720, que es una declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero, es decir, un documento que se debe rellenar en la declaración de 2012 y que pretende informar sobre cuentas, depósitos, inversiones, etc…situadas en otros países.

Aunque no todo el mundo tiene que presentarla: han agrupado estos bienes en cuentas, valores y bienes inmuebles; si cada grupo (por separado), no llega a los 50.000 euros, no es obligatorio informar de ellos; por ejemplo, si tienes una casa valorada en 35.000 euros y una cuenta con 40.000 euros, no es necesario informar, ya que ninguno de ellos supera los 50.000 euros.

Si los superan, debes informar y, además, si al año siguiente, el valor de dichos bienes ha crecido en 20.000 euros (por ejemplo, tenías 60.000 euros en una cuenta y ahora tienes 85.000 euros), debes informar.

Para todo ello, debes rellenar el modelo 720 que está disponible en la web de la Agencia Tributaria,, donde, además, te explican todos los pasos y te resuelven las dudas más habituales de este nuevo modelo recaudatorio.

De todas maneras, entiendo que si tienes este tipo de inversiones en el extranjero (que superan los 50.000 euros), es probable que tengas algún tipo de asesor financiero que te ayude a aclararlo (o, por lo menos, debes tener unos conocimientos bastante buenos de cómo funcionan este tipo de declaraciones).

Las famosas cuentas en Suiza ya no son secretas

Desde este febrero, abrir una cuenta en Suiza tiene muchas menos ventajas que antes, ya que no es tan ‘fácil’ evadir los impuestos de tu país de origen.

Desde este febrero, abrir una cuenta en Suiza tiene muchas menos ventajas que antes, ya que no es tan ‘fácil’ evadir los impuestos de tu país de origen.

Hace ya dos años y medio (como pasa el tiempo…en esos años la crisis estaba empezando…) que te contamos el secreto de los bancos suizos, que no era otro que eso mismo, que eran secretos: ellos no preguntaban de dónde venía el dinero, si había pagado impuestos o no, etc…y, además, tenían prohibido dar datos de sus clientes a otros países (o sus respectivos departamentos de Hacienda); la única condición para dar esta información es que un juez de un país reclamara datos concretos de un cliente si se demostraba que el dinero podía tener un origen ‘ilegal’ (tráfico de drogas, robos…aunque no entraba en este ámbito la evasión de impuestos).

Pero el gobierno Suizo ha cedido a la presión que durante años han ejercido muchos países y también la Unión Europea y en septiembre (hace 4 meses) anunció que a partir de ahora daría datos de sus clientes a los países que lo pidieran, es decir, si la Hacienda Española considera que una persona tiene bienes en Suiza por los que no ha pagado impuestos en nuestro país, puede pedir información a los bancos suizos sobre este cliente y, en caso de haber delito fiscal, actuar sobre él.

Es un principio que puede llevar a parar un poco la fuga de dinero negro aunque algunos han criticado que se han tardado muchos años en llegar a este punto y, además, los posibles defraudadores han tenido 4 meses (desde que se anunció en septiembre) para mover su dinero a otros paraísos fiscales. Pero bueno, por algo hay que empezar.

Tarifa plana para cotizaciones de emprendedores

El Gobierno sacará a la luz en breve una serie de medidas para incentivar a los jóvenes españoles a que se hagan empresarios. Buena falta nos hace si queremos salir de la crisis.

El Gobierno sacará a la luz en breve una serie de medidas para incentivar a los jóvenes españoles a que se hagan empresarios. Buena falta nos hace si queremos salir de la crisis.

De todo es sabido que no fluye el crédito, y que lo que no deja de fluir son los impuestos, en una de las paradojas que más quejas está creando entre la población en general, pero muy especialmente entre los empresarios. También es de todos sabido que los empresarios cada vez pagan más e ingresan menos, lo que a menudo lleva o a cerrar la empresa, con el consiguiente aumento del paro, o a no contratar a nadie más por miedo a los gastos asociados a la contratación, con la consiguiente no rebaja del paro. Parece que el Gobierno se va a dar por aludido. Los emprendedores pueden dejar de ser una especie en peligro de extinción.

La idea (que se convertirá en normativa porque sale del Gobierno, y para eso tienen mayoría absoluta) consiste en crear una tarifa plana de 50 euros al mes de cotización total para emprendedores jóvenes de menos de 30 años. Además, durante dos años se aplicarán también descuentos del 20% en el montante correspondiente de sus cotizaciones para jóvenes de menos de 30 años en el caso de los hombres y de menos de 35 años en el caso de las mujeres, que creen un nuevo negocio.

Además de esta medida bomba, parece que deberemos saludar con alegría otras medidas como la supresión de la obligación de pagar IVA para las empresas hasta que no cobren el montante del que sale el IVA en cuestión, y una mejora de las condiciones de exportación para pymes. Todo esto se debe sumar a la Ley de unificación del mercado interior, es decir, la recién aprobada fusión de las trabas burocráticas que hasta ahora hacían de vender mercancías en distintas comunidades autónomas españolas un calvario de papeleos, impuestos y reglamentaciones. Igual que damos collejas a los dirigentes cuando se las merecen, también debemos anunciar las buenas nuevas. Que pocas, pero parece que también las habrá.

Cómo cancelar una hipoteca paso a paso

Cancelar una hipoteca siempre es una buena noticia, pero conlleva una pérdida de tiempo y de dinero que será obligatoria. Si lo hacemos nosotros, mejor que mejor.

Cancelar una hipoteca siempre es una buena noticia, pero conlleva una pérdida de tiempo y de dinero que será obligatoria. Si lo hacemos nosotros, mejor que mejor.

Cancelar una hipoteca es siempre una gran noticia. Significa que la vivienda pasa a ser nuestra completamente, ahora ya de verdad. La cancelación se da del mismo modo tanto cuando acabamos de pagarla, es decir se agotan los plazos, como cuando la vendemos y nos quitamos la deuda hipotecaria de encima. Pero no se hace automáticamente, supone unos papeleos y pagar unos impuestos, y es obligatorio. Cualquier gestoría estará encantada de cobrarnos por llevar a cabo la cancelación, pero el trámite se puede hacer perfectamente por uno mismo sin necesidad de gastos extra. Vamos por partes:

  • Cancelación bancaria: una vez pagada la última letra o abonada la cantidad total que debíamos, hemos de solicitar al banco que nos expida el certificado de fin de deuda (tiene múltiples nombres). Este certificado es en todo caso gratuito, pero el banco sí puede cobrarnos, y nos cobrará de hecho, la posible comisión por cancelación que pactaramos en su día. Solo por este trámite la minuta de una gestoría (normalmente además del propio banco).
  • Escrituras: sí, hay que firmar una nueva escritura de cancelación de la hipoteca. Para ello es necesario llevar el certificado de fin de deuda ya comentado, por lo que cada cosa a su tiempo. Ahí habrá que pagar las costas del notario, que son siempre las mismas.
  • Hacienda: no hay que asustarse, una vez cancelada la hipoteca en notario hay que ir a la Agencia Tributaria más cercana y declarar el IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados). Pero será solo una declaración, estaremos exentos del pago del mismo.
  • Registro: ya solo falta registrarlo todo en el registro de la propiedad de nuestro municipio. Tardarán varias semanas en pasarnos la documentación definitiva. Ya solo nos queda pagar ese registro y sí, por fin la casa será toda nuestra para siempre.