Cómo bajar el sueldo sin variar el contrato

No por tener el mismo contrato vamos a cobrar lo mismo a final de cada mes. Puede parecer una contradicción, pero la letra pequeña no puede hacer perder poder adquisitivo.

No por tener el mismo contrato vamos a cobrar lo mismo a final de cada mes. Puede parecer una contradicción, pero la letra pequeña no puede hacer perder poder adquisitivo.

En tiempos de crisis, el ingenio se agudiza. Tanto para bien, como para mal. Para bien se agudiza cuando alquien crea, inventa, hace algo nuevo que permita un nuevo nicho de negocio. Malo (para el trabajador, aunque quizá bueno para la supervivencia) es cuando alquien inventa, repiensa fórmulas magistrales para ahorrar costes a costa de no negociar. Eso es precisamente lo que cada vez ocurre con más frecuencia en las empresas: ¿cómo es que cobro menos si mi jefe no me ha comentado nada? Y es legal…

  • Congelar sueldos: pocos contratos obligan en su letra pequeña a subir el sueldo año a año. Esto hace que congelar el salario, o subirlo por debajo del IPC (el coste de la vida, por así decirlo) hace que cobremos menos. Tenemos el mismo dinero, pero nos pedirán más por todo lo que queremos comprar con ese mismo dinero.
  • Reducción de jornada: en ocasiones se contempla la rebaja de horas (legal ante circustancias adversas en la producción). Esto hace que, aunque cobremos lo mismo por hora, y nuestro salario por tanto sea el mismo, a final de mes estemos mucho más apurados.
  • Eliminación de turnos: como lo anterior, pero a la inversa. Si no se renueva un turno cuando se acaba su trabajo, el resto de turnos pueden terminar por verse obligados a asumir un trabajo extra a realizar en las mismas horas, lo que supone que se trabaje más por lo mismo. Es decir, otra bajada de salario indirecta.
  • Recorte de beneficios: vistos a menudo como un plus, casi como un regalo, las ayudas de comedor, transporte o para los niños, a final de mes suponen un ahorro, por lo que verlas reducidas implica que nuestro sueldo, siendo el mismo, pase a cundir menos. También esta partida es eliminable de forma unilateral por la empresa.
  • Retribución flexible: para muchos, el futuro laboral. Para otros, la excusa del capitalista para forzar al trabajador. Sea como fuere, que el trabajador llegue a un acuerdo con su patrón para cobrar en diferentes formas y con diferentes cantidades según el mes parece la solución más justa a una serie de medidas que, no por parecen injustas, son ilegales. Y que se repetirán cada vez más.

¿En qué productos sube el IVA reducido? ¿Qué sube al 21%?

Todo son preguntas una vez que se ha hecho efectiva la amenza de subida del IVA tanto reducido como normal. Aquí estamos los ninja para aportar algunas respuestas.

Todo son preguntas una vez que se ha hecho efectiva la amenza de subida del IVA tanto reducido como normal. Aquí estamos los ninja para aportar algunas respuestas.

El gran golpe a nuestros bolsillos se anunció entre semana en el Congreso y se ha culminado ahora en Consejo de Ministros. Seguro que ya todos estamos al tanto, pero recordemos los cambios en el Impuesto Sobre el Valor Añadido, el impuesto indirecto, y por lo tanto igual para todos, más importante:

  • Tramo superreducido: se mantiene en el 4%
  • Tramo reducido: sube del 8% anterior al 10% actual. Se calcula que 6 de cada 10 euros que gasta una familia media se van a productos grabados con el IVA reducido o superreducido
  • Tramo normal (llamado ‘de lujo’ por algunos, tramo ‘general’ por otros): del 18% anterior (hace un par de años estaba en el 16%) al 21% actual.

Esta subida, además de ponernos en la cabeza de Europa en cuanto a IVA más elevado, solo por detrás de países (curiosamente) rescatados como Grecia e Irlanda que lo tienen al 23%, se notará especialmente en unos productos, y en otros no tanto, ¿qué sube?

El tramo de IVA superreducido se queda como estaba, por lo que productos de primera necesidad como fruta, leche, huevos, pan, queso, huevos, verduras y otros como libros o periódicos y viviendas de protección oficial. También las medicinas tributan con este IVA. Se está estudiando ampliar la lista de alimentos de primera necesidad, así como meter productos como compresas o higiene personal, pero aún no hay nada decidido.

Gracias a la subida del tramo reducido, subirán de precio (o tendrán menos beneficios) casi todos los alimentos (carnes, pescados, pasta, lácteos…), los billetes de todo tipo de viajes, servicios sanitarios, entradas a cualquier espectáculo, construcción de viviendas y, ojo, todo lo relacionado con el turismo. Así, una de las quejas principales se centra en encarecer el único sector que tira de la economía española en crisis, el sol y playa. Tabaco y alcohol quedan fuera de esta partida.

El resto de productos suben ese 3% sobre el total del precio del producto, que en realidad es un aumento del 17% del impuesto, pues por definición es de IVA general todo lo que no es de los otros tramos de IVA. Así, un coche medio de 14.000 euros subirá aproximadamente 600 euros de media, la compra-venta de una vivienda usada miles de euros y productos de electrónica también verán su factura aumentada.

Clasificación mundial inflacion 2010 por países

Todos queremos tener cuanto más dinero mejor, pero quizá aún más importante es que nuestro dinero valga cada vez más. Eso se encarga de medir la inflación.

Todos queremos tener cuanto más dinero mejor, pero quizá aún más importante es que nuestro dinero valga cada vez más. Eso se encarga de medir la inflación.

Inflación: dícese del alza (o bajada) de precios con respecto al alza (o disminución) en las rentas de las personas. Es decir, qué puedo comprar con lo que gano hoy en comparación con lo que podía comprar ayer con el mismo dinero. No confundir con inflarse, por supuesto, aunque la inflación tienda precisamente a eso, a inflarse.

Tan acostumbrados como estamos en España a que todas las noticias y rankings económicos nos saquen lo colores, hemos de decir con orgullo que en este caso, estamos muy bien. Cierto es que una mala situación económica en ocasiones (como pasa en España) puede llevar a congelar la inflación, y que la deflación (inflación negativa) es tan mala o peor que la inflación desbocada, pero debemos mirar con alegría la clasificación de inflación en el mundo a finales de este 2010:

  1. Venezuela: 33,3%. Un clásico de la inflación.
  2. Argentina: 23.9%. Tampoco es una sorpresa, precisamente.
  3. Guinea: 19,4%. Es más preocupante en los países africanos, pues a rentas exiguas se les une depreciación del poco dinero que tienen.
  4. Eritrea: 16,8%
  5. Congo: 15%

……

España: 2,3%. Entre las más bajas del mundo. Se considera que una inflación en torno al 2% es la ideal para mantener ágil la economía pero alegres los bolsillos de los ciudadanos.

Digamos por un lado que hablamos de la variación de la inflación interanual, es decir de 2009 a 2010, y por otro lado que no en todos los países se mide igual. Por ejemplo, en España se halla a partir del IPC (‘cesta de la compra’), que es diferente en cada país (aunque lo principal permanece invariable, en todo el mundo comemos, nos vestimos y nos trasladamos).

Tipos de interés en la Zona Euro, comparativa con otros países

El BCA ha anunciado hoy que mantiene los tipos de interés en la Eurozona en el 1%, su mínimo histórico. ¿Cómo hemos de interpretar eso?, ¿qué hacen en el resto del mundo?

El BCA ha anunciado hoy que mantiene los tipos de interés en la Eurozona en el 1%, su mínimo histórico. ¿Cómo hemos de interpretar eso?, ¿qué hacen en el resto del mundo?

Lo primero que hemos de aclarar es que nos hemos dado cuenta: el título de este post es erróneo. La Zona Euro no es un país, por lo que hablar de comparativas con OTROS países no es totalmente correcto. Pero lo hemos hecho adrede. Hemos jugado con la semántica (no confundir con ‘hemos jugado con la romántica’) porque, en materia de política monetaria, la Eurozona funciona como un único país. Tenemos un banco central único para los 16 países (más otros 5 miniestados europeos que la utilizan de forma extraoficial, tipo Andorra) que pagamos a día de hoy con el euro, el Banco Central Europeo (BCA, se rompieron los cuernos pensando el nombre…), un jefazo único, el francés del pelo canoso y la sonrisa picarona Jean Claude Trichet, y lo que es más importante: unos tipos de interés únicos para toda la Zona Euro. Todo aquél que compre en euros, tendrá que ajustarse a un mismo ‘precio del dinero’.

Aclarado esto, hemos de hacernos eco del estancamiento en ese tipo de interés euro, establecido hace ya meses en el 1%, y que el bueno (o malo, según para quién) de Trichet ha dicho hoy que se mantendrá al menos hasta la próxima reunión de los jefazos del BCE. Se trata de la tasa de interés más baja de la historia de la Eurozona, se puede decir que es un tipo de interés realmente bajo (el euro llegó a pagarse a más del 4% hace no tantos meses), pero no es la más baja (ni desde luego la más alta) tasa de interés del mundo. Comparemos…

  • Estados Unidos: 0,25% (esos yankees y su estímulo a la inversión…).
  • Japón: 0,10% ¡Uauh!
  • Gran Bretaña: 0,50%
  • Sudáfrica: 7% (el Mundial ya les ha hecho invertir suficiente…).
  • Australia: 3,5%

Cabe decir como colofón que esos tipos de interés bajos en nuestra habitada zona euro vienen bien a los países ‘pobres y macarras’ como Grecia y como también España, a los que lo estamos aún pasando mal, por así decirlo, pero que pueden crear inflación en las naciones que ya presumen de haber salido de la crisis, como Alemania o Francia. Eso sí, sigue sin hablar nadie de crear una verdadera política económica en la Unión Europea. ¿Cuándo se darán cuenta de que simplemente con una política monetaria común no se va a ningún sitio? Seguiremos informando… digooo opinando.

¿Cuál es el IPC de 2009?

El IPC o Índice de Precios al Consumo es un valor que nos indica la variación de precios de una serie de productos determinados de un año para otro. En este caso te mostramos el IPC del 2009

El IPC o Índice de Precios al Consumo es un valor que nos indica la variación de precios de una serie de productos determinados de un año para otro. En este caso te mostramos el IPC del 2009

Es decir: se eligen una serie de productos (llamados ‘cesta familiar’) que, supuestamente, se consumen de manera habitual en una familia (alimentos, combustible, etc) y se comparan los precios de una fecha con los mismos precios de los mismos productos de hace un año.

¿Para qué sirve? De esta manera se estima cómo se ha encarecido (o abaratado) la vida de un año para otro. Con este dato sabemos si hay inflación o no, actualizan nuestro salario o nuestro alquiler, aumentan las pensiones, etc…Mucha gente se queja de que no es un indicador realista: por ejemplo, en el boom inmobiliario, si se hubiera tenido en cuenta en el IPC el aumento del precio de la vivienda podríamos haber roto todos los records existentes. Pero eso no interesaba y no es el tema de este post.

¿Cuál es el IPC del año 2009? Según todos los indicadores, el IPC será del 0,4%. No es un mal dato: http://es.wikipedia.org/wiki/IPC en 2007 llegó a ser del 4,2% (encarecimiento alto de los precios) y cuando empezó la crisis, en 2008, se bajó al 1.4%. Este año ha estado desde marzo en números negativos (se bajan los precios para intentar vender más) y no ha sido hasta noviembre (época navideña), que ha subido hasta el 0,3%.

Este dato nos libra de la deflación, pero no de la estanflación (estancamiento). De todas maneras, si quieres conocer más datos del IPC te recomiendo IPC Blog, una web donde te informarán de todos los detalles del IPC y su influencia en los precios. Nosotros nos hemos informado allí.