¿Me pueden bajar el sueldo con la nueva reforma laboral (2012)?.

La respuesta es si y, aunque me gustaría decir que hay ‘peros’ a esa afirmación, la verdad es que no hay casi ningún ‘pero’; si la empresa (el empresario) quiere, puede bajarte el sueldo.

La respuesta es si y, aunque me gustaría decir que hay ‘peros’ a esa afirmación, la verdad es que no hay casi ningún ‘pero’; si la empresa (el empresario) quiere, puede bajarte el sueldo.

Va a hacer ahora dos años que escribí un artículo con el mismo título: “¿Me pueden bajar el sueldo así como así?” y recuerdo que lo escribí por algunas dudas que se estaban planteando en mi trabajo; recuerdo que, en esa época, descubrimos que la respuesta era claramente ‘no’, era algo no permitido aunque, si se llegaba a un acuerdo entre la empresa y los trabajadores, para evitar despidos, cierre de la empresa, etc..se podía dar esa situación.

Con la famosa reforma laboral que acaba de aprobar el Gobierno de Mariano Rajoy nada más empezar el 2012, estas condiciones cambian: a partir de ahora, el empresario puede decidir unilateralmente bajar el sueldo a un trabajador, un grupo o a toda la empresa; la única justificación que necesita son motivos de competitividad, productividad, organización técnica o del trabajo de la empresa (es, literalmente, lo que pone en la reforma); y, como habrás visto, son términos bastante genéricos que dan ‘manga’ ancha al empresario.

Los únicos ‘peros’ que se pueden poner al empresario es que, si quiere hacerlo individualmente (a un solo trabajador), debe avisar con 15 días de antelación; si quiere hacerlo en grupo, debe pactarlo con los trabajadores, pero si en 15 días no llega a un acuerdo, puede hacerlo unilateralmente (es decir, lo puede hacer si o si); los trabajadores, como ‘salvación’, tienen derecho a no aceptarlo y pedir indemnización de 20 días por año trabajado (despido procedente).

Como bien se han preocupado de recoger varios medios que han hablado de este cambio laboral, al Gobierno se le olvidó hablar de este ‘detalle’ en la rueda de prensa que anunciaba la reforma…a ver si así no nos enterábamos ninguno.

Llega la esperada rebaja de los pisos de los bancos en 2012

Esta noticia la llevo oyendo tiempo (y por tiempo me refiero a 2-3 años) y todavía no se ha hecho nada al respecto; pero esta vez parece que está más cerca.

Esta noticia la llevo oyendo tiempo (y por tiempo me refiero a 2-3 años) y todavía no se ha hecho nada al respecto; pero esta vez parece que está más cerca.

‘¿Qué ocurre con los pisos (y suelo) de los bancos? ¿por qué no bajan de una vez?’. Es algo muy sencillo de explicar: un banco (cualquiera en España, aunque algunos más y otros menos) dispone de una cartera de viviendas acabadas, sin acabar, embargadas, etc…Lo lógico sería que ese banco las pusiera a la venta al precio que fuese, las vendiera y tuviera dinero, que eso es lo que le gusta a los bancos (el dinero), ¿no?. Pues no: el banco nos las llega a vender porque no quiere rebajar el precio.

‘¿Para qué quiere el banco la casa entonces?’. El banco no quiere la casa, el banco quiere el dinero, pero no quiere perder dinero: si un banco se ha quedado una casa embargada de 200.000 euros, no la va a vender por 100.000 (aunque supiera que ese precio, 100.000 es un buen precio de mercado actual por esa casa y que la vendería); prefiere quedarse la casa ‘valorada’ en 200.000 euros antes que venderla por 100.000 y ‘perder’ 100.000.

‘No tiene sentido…al final, el banco tendrá cientos de pisos sin vender que no le sirven para nada’. Así es: se supone que la banca dispone de 440.000 millones en pisos, obras, solares, etc; el problema (para el banco) es que en las cuentas del banco, los activos inmobiliarios cuentan en los resultados y si los vendieran por menos dinero del que les consta en el banco, empezarían a tener pérdidas…muchas pérdidas.

‘¿Qué solución tiene esto?’.
La solución objetiva es sencilla: bajar el precio de los pisos aunque el banco entre en pérdidas; de esta manera, con la bajada de precios, la caída de precios en la vivienda aumentaría y el precio de la misma se normalizaría. Pero, como comentamos, los bancos no quieren hacer esto.

‘¿Qué se puede hacer?’. Se supone (aunque yo quiero verlo) que el nuevo Gobierno va a ‘obligar’ a los bancos a valorar sus activos inmobiliarios al precio ‘real’ (hay varios rumores, de entre darles una moratoria de dos años, a hacerlo de manera gradual, hacerlo de golpe, etc…

‘¿Qué conseguirá el Gobierno con esto?’. Pues, por raro que parezca, sanear la banca: les quitará sus activos inmobiliarios tóxicos (por estar sobrevalorados), hará desaparecer bancos (por pura quiebra, en el caso del Banco Pastor, las pérdidas serían de un 680%) , obligará a fusionarse a otros y conseguirá lo que quiere (pocos bancos, quizá 3 o 4, no más).

Mi duda es si veremos esto de verdad, porque no es el primer Gobierno que dice que lo va a hacer y luego no lo hace; ni tampoco conocemos la situación real de los bancos que, en muchas comunidades, están ayudando a las mismas a ‘salvar’ la papeleta con las deudas que tienen…y quizá el Gobierno prefiera no cabrear a los bancos que están ayudando a muchas comunidades…

¿Puedo sacar mi dinero de un banco intervenido en España?

Aunque parezca una pregunta un poco ‘obvia’ , en las últimas semanas me la han preguntado varias personas y hemos hablado sobre el tema de si es posible sacar dinero de un banco intervenido

Aunque parezca una pregunta un poco ‘obvia’ , en las últimas semanas me la han preguntado varias personas y hemos hablado sobre el tema de si es posible sacar dinero de un banco intervenido

Incluso algunas de estas personas me han asegurado que está habiendo problemas para retirar el dinero de algunas cajas intervenidas en España, que actualmente, desde que empezó ‘la crisis’, son 3 cajas (Caja Castilla la Mancha, CajaSur y Caja de Ahorros del Mediterráneo) y 1 banco (Banco de Valencia).

Lo más importante: es falso que esté habiendo problemas para retirar el dinero de éstos y otros bancos en España; sea un banco, una caja, una fusión de cajas, etc…por ley (hasta que se diga lo contrario), los españoles podemos retirar el dinero del banco sin problemas y tenemos asegurados por cada banco hasta 100.000 euros del Fondo de Garantía de Depósitos.

Aunque un banco o caja haya sido intervenido, podemos retirar nuestro dinero sin problemas de nuestras cuentas e incluso de nuestros depósitos, inversiones, etc…anque en éste último caso, si que es posible que nos ‘penalicen’ por retirar esos fondos antes de tiempo, pero de la misma manera que lo harían aunque el banco no estuviera intervenido.

Si que existe un caso en el que puede que no podamos retirar nuestro dinero, pero es algo muy obvio: que el banco no tenga metálico; imagina que se anuncia que el Banco de España interviene un banco y la gente, con cierto miedo, acude en masa a sacar su dinero: es lógico que ese dinero ‘en metálico’ se acabe, y necesiten un plazo de 24 horas para reponerlo, pero ni es algo habitual ni eso quiere decir que hayas perdido tu dinero.

Sólo el Banco de España puede decretar una limitación de entrega de dinero (un corralito), así que, hasta que pueda llegar ese momento, has de estar tranquilo.

La Unión Europea decide rescatar España: pasos a seguir.

Siento poner un titular tan ‘amarillista’, pero es algo que puede pasar (aunque es realmente complicado) y queremos contarte qué ocurriría (si todo fuese normal)

Siento poner un titular tan ‘amarillista’, pero es algo que puede pasar (aunque es realmente complicado) y queremos contarte qué ocurriría (si todo fuese normal)

Nos guste o no, la Unión Europea ha tenido que rescatar ya a tres países (Grecia, Irlanda y Portugal), incluso a Grecia le han tenido que ayudar dos veces; los siguientes en la lista de países ‘en peligro’ somos Italia y España y no dejamos de oír malas noticias sobre nuestra deuda, el desempleo, la compra de bonos, las rebajas de calificación…y encima elecciones: imagina que, tal y como indican las encuestas, el 21 de noviembre tenemos un partido político distinto dirigiendo nuestro país y le enseñan la hucha de España y ve que en lugar de dinero, lo único que hay son facturas sin pagar (igual que en todas las comunidades autónomas). Ahora imagina que dice: ‘Chicos, esto está muy mal: necesitamos que nos rescaten’.

‘¿Qué significaría un rescate de la Unión Europea para España?’
. Pues como ya hemos visto en otros países, la Unión Europea pediría a España que tomara ciertas medidas económicas antes de dar dinero a nuestro país para que afrontara las deudas que tiene: menos inversión publica, menos funcionarios, rebajar pensiones, rebaja de sueldos, etc…son algunas de las medidas que seguro tomarían. Todos estos recortes generarían, seguramente, más desempleo y malestar, produciendo movilizaciones y cierta inseguridad ciudadana.

‘¿Qué ocurriría después?’. La Unión Europea (o la entidad internacional que participe en el rescate como el FMI) fijan unos plazos de pago (según se cumplan los recortes) para que el estado, asesorado (o dirigido) por interventores (como cuando se nacionaliza un banco), pueda ir haciendo frente a sus deudas.

‘Perfecto: nos ayudan a pagar (nos dan dinero) y todos contentos. ¿Por qué no lo pedimos ya?’. Porque todo esto no es, ni mucho menos, gratis: todo el dinero que nos presten ha de ser devuelto, con intereses: los países ricos (como Alemania y Francia) dan dinero para recuperarlo con los años y con intereses (de ahí las subidas de impuestos). El rescate de España sería, con mucho, el más costoso de la Unión Europea y si tenemos que devolverlo con un interés de un 5%, podemos estar muchos años (piensa en tu propia hipoteca: lo que te prestó el banco y lo que te cuesta devolverlo con un interés, seguramente, menor que ese 5%).

Declaración de la Renta paralela, reclamaciones de Hacienda

Cada año presentamos solo una Declaración de la Renta, pero pueden convertirse en dos si Hacienda observa alguna irregularidad en nuestros números anuales.

Cada año presentamos solo una Declaración de la Renta, pero pueden convertirse en dos si Hacienda observa alguna irregularidad en nuestros números anuales.

Una vez presentada la Declaración de la Renta, y normalmente pasado el verano, empiezan a llegar las temidas cartas de Hacienda hablando de la necesidad de realizar una declaración paralela. Antes de empezar a temblar solo con pensarlo, es mejor informarse bien de en qué consiste eso.

Año tras año, Hacienda recibe alrededor de 15 millones de declaraciones de la Renta, y si bien se supone que revisan una por una todas ellas, en realidad cuando no hay datos ‘que canten’: mucho dinero a pagar al contribuyente, muchos ingresos para alguien muy joven, pocos ingresos para alguien con mucho patrimonio, grandes diferencias de un año a otro, etc (todo esto se basa en un programa informático que hace saltar automáticament este tipo de cifras a partir de un barómetro que año a año realiza Hacienda) no las revisan. Aún así, se calcula que más de un millón de ciudadanos recibe cartas de Hacienda con propuestas de Declaración Paralela, es decir, una Declaración de la Renta hecha por Hacienda que sustituye a la que el propio contribuyente había realizado. Tenemos dos opciones: aceptarla y por tanto aceptar los términos de pago o cobro que nos proponen, tras lo cual deberemos pagar en pocos días o seremos pagados en pocos días (dependiendo de lo que resulta de la paralela) o denegarla. Para ello deberemos presentar en Hacienda nuestra reclamación diciendo en qué y porqué no estamos de acuerdo, todo refrendado por las facturas y extractos bancarios correspondientes.

Hay que decir que si notamos tardanza a la hora de cobrar de Hacienda podemos ir a preguntar a nuestra delegación correspondiente, y allí pueden informarnos de que nuestra Declaración está siendo estudiada por algún posible error. En ese caso podremos ya solicitar o presentar nosotros una Declaración Paralela si sabemos de qué puede tratarse el error, y así ganar tiempo.