Evolución del IPC en 2012, subida de precios

Cada día es más caro ir a la compra, se oye en tiendas de ultramarinos y supermercados. Y es verdad, pero no tiene porqué ser necesariamente malo. Lo imporante es tener el IPC bajo control.

Cada día es más caro ir a la compra, se oye en tiendas de ultramarinos y supermercados. Y es verdad, pero no tiene porqué ser necesariamente malo. Lo imporante es tener el IPC bajo control.

El Índice de Precios al Consumo, más conocido como IPC o ‘cesta de la compra’ es un impuesto. Así de claro. La única diferencia con respecto a los impuestos típicos de los que hablamos a diario en las conversaciones de bar (y más desde que Sarkozy anunció que subirá el IVA en Francia, cuando las barbas de tu vecino veas cortar…) es que el IPC está oculto. Nadie te dice que sea un impuesto, pero el razonamiento es lógico: si tu salario se mantiene igual pero los precios de lo que compras, la ‘cesta de la compra’, sube su precio, tu poder adquisitivo baja, puedes comprar menos cosas. Es el mismo efecto que tiene un impuesto directo, te quita dinero, te quita poder adquisitivo. El impuesto inflacionario empeora nuestra economía como cualquier otro impuesto.

Pero hay una perversión, consistente en que lo contrario, la deflación, por su propia naturaleza también es mala, pues destruye empleo. Si un empresario ve como su producto baja de precio, baja la inflacíón hasta número negativos convirtiéndose en deflación, no le compensará vender, perderá dinero, e inmediatamente destruirá empleo para compensar las pérdidas o directamente cerrará su empresa. De ahí que el equilibrio sea el objetivo: un poco de inflación sí, pero solo un poco. Y todo esto lo mide el Instituto Nacional de Estadística, órgano oficial, claro.

Los expertos cifran la inflación ideal en torno al 2% interanual, es decir que los precios suban ‘solo’ un 2% de un año a otro. Ese es el objetivo que maneja el Banco Central Europeo (para ello sube o baja los tipos de interés, por ejemplo). Parece que, al menos en esto, podemos estar contentos, según las previsiones de Funcas para España y el BCE para la Zona Euro:

  • IPC 2012: Funcas 1,6% (BCE, 2% en la Zona Euro). Gran noticia teniendo en cuenta que a mediados de año el IPC llegó a superar el 3%
  • IPC 2013: 1,9% en Europa.
  • A medio plazo, si el barril de petróleo no sube más allá de un 2,5% anual (cosa que nunca se puede saber): 2%

En conclusión, el IPC es de los pocos parámetros que tenemos hoy en día bajo control. Pero claro, si nuestros salarios no suben sino que en muchos casos bajan o directamente desaparecen por el paro, cualquier décima de inflación es muy dolorosa.

Qué pedir para alquilar un piso, requisitos legales y consejos

El alquiler es buena opción si no tenemos perspectivas favorables a largo plazo, y alquilar es buena idea si necesitamos un dinero y no vendemos nuestro piso ni con rebajas. Pero hay que hacerlo bien.

El alquiler es buena opción si no tenemos perspectivas favorables a largo plazo, y alquilar es buena idea si necesitamos un dinero y no vendemos nuestro piso ni con rebajas. Pero hay que hacerlo bien.

Alquilar es una opción cada vez menos apetecible por el hecho de que los precios de la vivienda en propiedad (se supone) están bajando. Pero precisamente por la dificultad que encuentra un propietario para vender su piso, cada vez es una opción más común el alquilarlo mientras escampa, para al menos sacar beneficio a un bien inmovilizado. Si estás en esta segunda posición, hay varios detalles, legales y aconsejables, que debes tener en cuenta antes de lanzarte a la aventura de poner tu piso en alquiler:

  • Legislación: primero la voluntad de las partes y el Código Civil para malentendidos. Como marco general, la ley 29/1994 sobre arrendamientos urbanos.
  • El contrato verbal no es aconsejable, pero sí válido.
  • Los honorarios de la posible agencia inmobiliaria que intervenga en el contrato debe pagarlos quien haya solicitado sus servicios, aunque se pueda cobrar idéntica cantidad al arrendatario.
  • Salvo acuerdo diferente por parte de arrendatario y arrendador, los contratos se firman por una duración inicial de un año.
  • El arrendatario tiene el derecho de renovar el contrato automáticamente durante 5 años salvo que el arrendador justifique causa mayor para no hacerlo.
  • Una vez pasados los 5 años iniciales, hasta otros 3 pueden prorrogarse por acuerdo entre las partes sin que tenga que mediar nuevo contrato.
  • Para cualquier cambio en el contrato debe mediar petición expresa con un mes de antelación.
  • Se debe pagar la mensualidad en los primeros 7 días de cada mes.
  • Solo se puede exigir un mes por adelantado.
  • El arrendador está obligado a realizar las obras necesarias para la habitabilidad de la vivienda.
  • No se podrán hacer obras de mejora salvo que las partes lo acuerden. Los gastos correrán a cargo de arrendador y podrá subir el montante del alquiler con acuerdo previo a la obra.
  • La fianza es obligatoria y de solo una mensualidad.
  • Hasta transcurridos los primeros 5 años de alquiler no se podrá pedir una actualización de la fianza con el IPC.
  • Solo se puede romper el contrato de forma unilateral por el arrendador en los primeros 5 años por causa de ruina declarada o por pérdida legal del inmueble.

Clasificación mundial inflacion 2010 por países

Todos queremos tener cuanto más dinero mejor, pero quizá aún más importante es que nuestro dinero valga cada vez más. Eso se encarga de medir la inflación.

Todos queremos tener cuanto más dinero mejor, pero quizá aún más importante es que nuestro dinero valga cada vez más. Eso se encarga de medir la inflación.

Inflación: dícese del alza (o bajada) de precios con respecto al alza (o disminución) en las rentas de las personas. Es decir, qué puedo comprar con lo que gano hoy en comparación con lo que podía comprar ayer con el mismo dinero. No confundir con inflarse, por supuesto, aunque la inflación tienda precisamente a eso, a inflarse.

Tan acostumbrados como estamos en España a que todas las noticias y rankings económicos nos saquen lo colores, hemos de decir con orgullo que en este caso, estamos muy bien. Cierto es que una mala situación económica en ocasiones (como pasa en España) puede llevar a congelar la inflación, y que la deflación (inflación negativa) es tan mala o peor que la inflación desbocada, pero debemos mirar con alegría la clasificación de inflación en el mundo a finales de este 2010:

  1. Venezuela: 33,3%. Un clásico de la inflación.
  2. Argentina: 23.9%. Tampoco es una sorpresa, precisamente.
  3. Guinea: 19,4%. Es más preocupante en los países africanos, pues a rentas exiguas se les une depreciación del poco dinero que tienen.
  4. Eritrea: 16,8%
  5. Congo: 15%

……

España: 2,3%. Entre las más bajas del mundo. Se considera que una inflación en torno al 2% es la ideal para mantener ágil la economía pero alegres los bolsillos de los ciudadanos.

Digamos por un lado que hablamos de la variación de la inflación interanual, es decir de 2009 a 2010, y por otro lado que no en todos los países se mide igual. Por ejemplo, en España se halla a partir del IPC (‘cesta de la compra’), que es diferente en cada país (aunque lo principal permanece invariable, en todo el mundo comemos, nos vestimos y nos trasladamos).

Fin al IPC a la baja, sube el Índice de Precios al Consumo

Por tercer mes consecutivo, los precios en general subieron, y en particular los de la vivienda, que ya no van a bajar más. Eso significa menor poder adquisitivo.

Por tercer mes consecutivo, los precios en general subieron, y en particular los de la vivienda, que ya no van a bajar más. Eso significa menor poder adquisitivo.

Parece paradójico, pues dicen que la deflación es el principal riesgo de cualquier país en crisis, y es evidente que España sigue más en crisis que el estretega de Ferrari, pero el IPC ha dejado de bajar un mes tras otro, como nos decían que era normal en tiempos de apretarse el cinturón, para pasar a tasas positivas cada vez más marcadas.

Acabamos de saber las cifras de octubre, y el IPC interanual, el que vale para saber si nos suben el alquiler, etc, ha subido nada menos que un 2,4% desde octubre de 2009, lo cual ronda lo que se considera positivo (los que saben de esto hablan de una inflación del 2% como la deseable para que la economía vaya bien sin desbocarse) pero no deja de llamar la atención por lo poco recomendable del resto de cifras que arroja aún nuestra economía. Además, e incluso más llamativo quizá, es el IPC intermensual, la subida de un mes a otro, que se sitúa en un 1,1% para el conjunto del territorio nacional, lo que quiere decir que nuestro dinero vale más de un 1% menos este mes que el anterior (pues en un mes a casi nadie le suben el sueldo ni las rentas).

Esto es debido a causas lógicas, es cierto, como la subida nuestra de cada mes en los carburantes, el fin de la bajada masiva en el precio del ladrillo o las subidas en la luz y demás facturas que hemos tenido que soportar últimamente, pero no deja de ser curioso, lamentable incluso, que cuando aún nuestro bolsillo no se recupera y del paro aún mejor ni hablamos, estemos volviendo (muy poco a poco, cierto, y sin atisbo de alarma, también cierto) a ver cómo nuestro dinero pierde valor. No quiero que me suban el alquiler…

IPC febrero, baja tras 4 meses de subida

El IPC bajó en febrero con respecto a enero, y parece que seguirá bajo, en términos generales, hasta que la crisis pase, si es que pasa algún día, claro…

El IPC bajó en febrero con respecto a enero, y parece que seguirá bajo, en términos generales, hasta que la crisis pase, si es que pasa algún día, claro…

El Índice de Precios al Consumo, ese indicador tan importante que nos dice si las cosas se han encarecido o abaratado mes a mes, ha descendido 2 décimas con respecto a enero. Es decir, que los precios, en general, han descendido un 0,2% durante el mes de enero con respecto a los precios que había durante el mes de enero. Esto es una novedad, pues llevábamos 4 meses consecutivas de subidas en el IPC mensual. En este mes de febrero, se situó en el 0,9%. Hay que decir aquí que una inflación muy baja tampoco es buena, pues denota que no se consume, y que mantenerla cerca del 2%, si pasarse mucho más, se supone que es lo ideal: las cosas no se encarecen mucho pero sí lo suficiente para que las empresas vayan cogiendo beneficios. Todo parece indicar que la inflación seguirá baja durante varios meses, por aquello de que aquí seguimos en crisis.

Según las lumbreras que analizan todo esto (lo hacen a través de la llamada cesta de la compra, una reunión de los productos más consumidos por casi todos nosotros ponderados según su importancia) este mini descenso es debido sobre todo a las rebajas en ropa, complementos, etc, que alcanzan siempre en el mes de enero sus descuentos más suculentos (los carteles de -50% y hasta -70% son habituales en el mes más corto del año).

Por otro lado, el IPC interanual, el que mide la diferencia entre precios de un año para otro, se situó en febrero en 0,8%, es decir, que los precios (de nuevo hablamos en general, si se puede en una cuestión tan delicada subieron de media un 0,8% desde febrero de 2009 hasta febrero de 2010.