Material escolar barato, consejos para la vuelta al cole

La cuesta de septiembre más empinada de los últimos años amenaza con hacer de la vuelta al cole un suplicio. Hay fórmulas para que este mes no sea para tanto.

La cuesta de septiembre más empinada de los últimos años amenaza con hacer de la vuelta al cole un suplicio. Hay fórmulas para que este mes no sea para tanto.

La cuesta de septiembre este año es más empinada que nunca, por obra y gracia de una subida del IVA que nos afecta a todos, pero a algunos más que a otros. Por ejemplo, los sufridos padres de niños en edad escolar deben afrontar precios más altos que de costumbre para que sus hijos luzcan en el colegio. Para que sea menos duro lo inevitable, ahí van algunos consejos que conviene tener en cuenta durante este mes, cuestiones de lo más lógicas, pero que a menudo pasamos por alto:

  • Uniformes: el mayor gasto de la vuelta al cole pero, bien mirado, es también el mayor ahorro, pues hace que no tengamos que comprar tanta ropa para los pequeños. El mejor consejo es evidente: que pase del hijo mayor al pequeño. Otros consejos útiles son evitar ropas ajustadas (comprar más talla) porque son las que más sufren, y buscar en una tienda del barrio la tela correspondiente para que nos la haga el sastre de la esquina, siempre más barato que El Corte Inglés, la tienda típica de los uniformes escolares. Y ojo, porque también en esto hay marcas blancas, y también en esto hay rebajas de enero, la mejor época para comprar los del año siguiente o renovar los muy gastados.
  • Libros de texto: tan caros como imprescindibles, al menos en esto no ha subido el IVA. Lo mejor es tirar de tiendas de segunda mano cuando no tengamos hermanos inmediatamente mayores que nos los puedan ceder. En estas tiendas encontramos ejemplares del año pasado (no suelen durar mucho más los temarios) con garantía de calidad. Agapea o Iberlibro son buenas ideas.
  • Material escolar: en esto, todo lo contrario que con otros apartados, lo mejor es buscar los grandes almacenes, pues compran al por mayor y pueden ofrecer precios más bajos por el mismo material. O mejor aún: Internet. Sitios como Manipapel o Choozen son siempre los más competitivos, y con total confianza. Ideas como comprar un cuaderno gordo de varias secciones en vez de uno por asignatura (normalmente éstos acaban a medio rellenar al final del curso) o bolis de más de un color en vez de varios bolis de distintos colores son ahorros evidentes.

Además de estos consejos concretos, siempre es buena idea recurrir a sitios de subastas y empeños, como Ebay o Cash Converters. Y sobre todo estar muy atento a la web del Ministerio de Educación para que no se nos pasen los plazos de becas, aunque cada vez estén más difíciles.

Comercios que no suben el IVA, marcas que mantienen el precio

No todas las tiendas y marcas han subido el precio de sus productos por la subida del IVA. Conviene saber dónde podemos encontrarnos los mismos precios.

No todas las tiendas y marcas han subido el precio de sus productos por la subida del IVA. Conviene saber dónde podemos encontrarnos los mismos precios.

Como ya dolorosamente sabemos, se han cumplido las amenazas del BOE y ha subido el IVA. En concreto, el tipo general ha pasado del 18% al 21%, el reducido del 8% al 10% y el superreducido, aunque se mantiene en el 4%, se aplica ahora a menos productos de los que se aplicaba anteriormente. Así las cosas, ahora además de mirar la calidad, composición, ingredientes, etc de los productos, tendremos que fijarnos también en si aplican esta subida de IVA en el precio, es decir, la pagamos los consumidores, o lo asume la marca reduciendo su margen de beneficios.

En la alimentación generalmente se suele repercutir en el precio de forma casi inmediata, pues la cadena de intermediarios hace difícil ir asumiendo cada uno su parte, y el pequeño comercio sea de lo que sea tampoco tiene gran margen para asumir la subida. Así las cosas, son las grandes firmas las que están anunciando que no subirán el precio:

  • Inditex: fue el primero en anunciarlo. Su negocio hoy en día está en ser producto de lujo fuera, por lo que no sorprende que esta subida no le afecte demasiado. Pull & Bear, Bershka, Stradivarius, Massimo DUtti, Üterque y Zara Homa también son Inditex, recordamos, no solo su firma estrella, Zara.
  • Mango: es normal, siendo la competencia directa de Inditex.
  • C&A: otra de ropa, tenía que seguir el ejemplo.
  • Lidl: anuncia que lo mantendrá al menos los primeros días, luego ya veremos. Lo hace quizá para competir con Carrefour, que ha sido acusado de subir los precios incluso antes del 1 de septiembre, fecha de entrada en vigor del nuevo tipo tributario.
  • Conforama: la marca de muebles sigue la estela de Lidl, no lo suben de momento…

Para más nombres, lo mejor es seguir de cerca la web www.nosubimoseliva.com, donde como su propio nombre indica, las marcas que no lo hagan se irán anunciando.

¿Habéis sentido la subida del IVA? ¿Qué otras marcas no suben sus precios? ¡Queremos consumir a precios razonables!

Cambios en la legislación sobre vivienda, IVA y deducciones

La compra de una vivienda es la decisión económica más importante de nuestras vidas, y los cambios tributarios la complican enormemente. Tomemos nota de los últimos cambios.

La compra de una vivienda es la decisión económica más importante de nuestras vidas, y los cambios tributarios la complican enormemente. Tomemos nota de los últimos cambios.

El último paquete de medidas de ajuste anunciado por el gobierno, es decir, de recortes, ha traído consigo un lío de considerables dimensiones en muchos campos, pero quizá los más afectados sean los de los coches y la vivienda, dado que su alto precio hace que la variación al cambiar su tributación y condiciones se note sobre manera. Así las cosas, hemos de tomar nota de varios cambios sustanciales y poco explicados en los medios de comunicación sobre cómo afecta todo esto a la compra de viviendas:

  • Caída interanual del 8,3% hecha pública hace poco, lo que demuestra que el metro cuadrado sigue bajando. Hasta cuando, he ahí la incógnita. Se trata de la mayor bajada de la historia, mayor incluso que la que se produjo en 2008-2009, en pleno pinchazo inmobiliario.
  • Eliminación de la deducción en el IRPF por compra de vivienda a partir de 2013. Es decir, que quienes no compren antes de fin de año no podrán deducirse nada por esa compra. El cambio es relativo, pues en todo caso la deducción será por un año, 2012, y la hipoteca seguramente la pagaremos en 10, 20 o hasta 30 años.
  • Aumento del IVA en un 150%. Así, como suena, porque pasa del tipo superreducido anteiror, del 4%, al tramo reducido actual, del 10%. Es decir, más del doble. Esto elevará la factura en muchos miles de euros para el comprador, pues el vendedor apenas suele asumir estos aumentos en el mercado inmobiliario (de hecho los precios a menudo se anuncian sin IVA, en neto).
  • El Euribor es el otro indicador a tener en cuenta, pues está en mínimos históricos que le acercan al 1%, lo cual puede mitigar esta subida del IVA si sigue así durante los próximos meses (que se da por hecho) y años (ya no está tan claro).

Con este panorama, los expertos hablan de una subida de precios hacia final de año para aprovecharse de los compradores que quieran deducirse el IRPF y no pagar el aumento del IVA, pues ambas medidas entran en vigor el 1 de enero. Una vez llegados a esa fecha, calma, los precios deberían bajar algo para mitigar el parón en las ventas. Veremos.

Productos que suben el IVA del 8% al 21% desde el tramo reducido

La subida del IVA en sus tramos reducido y general escondía además un cambio de denominación en muchos bienes y servicios que provocará que tributen mucho más gravados.

La subida del IVA en sus tramos reducido y general escondía además un cambio de denominación en muchos bienes y servicios que provocará que tributen mucho más gravados.

Si una subida de un impuesto indirecto, y por tanto igual para todos, como es el IVA ya de por sí siempre es una mala noticia, una vez vamos conociendo la letra pequeña de la subida anunciada por el gobierno la semana pasada peores noticias tenemos. No solo se ha subido, como ya os hemos contado, el IVA en su tramo reducido del 8% al 10% y en su tramo general del 18% anterior al 21% que tendrá a partir del 1 de septiembre de este año, sino que también ha habido movimiento en la lista de productos que pertenecen a uno u otro tramo. Así, un número considerable de bienes han pasado de tributar como productos necesarios grabados con el IVA del 8% no hasta el 10% en que se ha puesto ese tramo de IVA, sino al 21% del tramo general al pasar a engrosar la lista de este grupo mayoritario de productos no necesarios para el día a día.

Veamos producto por producto:

  • Entradas a teatros, cines de todo tipo, circos, conciertos y demás espectáculos. Eso sí, bibliotecas, museos de todo tipo y espectáculos puramente deportivos, siguen al 10%. Lío a la vista.
  • Servicios de peluquería.
  • Servicios de funeraria (decir que esto no es necesidad, y que por lo tanto no merece estar en el tramo reducido…).
  • Productos de cosmética.
  • Una amplia variedad de productos de higiene personal.
  • Hostelería, discotecas y salas de fiesta en su apartado llamado ‘servicios mixtos’, es decir, no es su primera actividad (sean copas, comida, etc) sino en los extras que ofrezcan a su clientela. Un lío a la hora de confeccionar las facturas.
  • Todo lo relacionado con los animales (agua, medicinas, productos susceptibles de convertirse en alimentos o nutrientes) sigue en el tramo reducido, ahora en el 10%.
  • La compra de vivienda nueva, que excepcionalmente tributaba al timo superreducido, el 4%, ha vuelto a su tramo reducido habitual.

¿Cómo lo notaremos a partir del 1 de septiembre, fecha de la subida? Eso es una pregunta a la que han de contestar los empresarios. Ya veremos.

¿En qué productos sube el IVA reducido? ¿Qué sube al 21%?

Todo son preguntas una vez que se ha hecho efectiva la amenza de subida del IVA tanto reducido como normal. Aquí estamos los ninja para aportar algunas respuestas.

Todo son preguntas una vez que se ha hecho efectiva la amenza de subida del IVA tanto reducido como normal. Aquí estamos los ninja para aportar algunas respuestas.

El gran golpe a nuestros bolsillos se anunció entre semana en el Congreso y se ha culminado ahora en Consejo de Ministros. Seguro que ya todos estamos al tanto, pero recordemos los cambios en el Impuesto Sobre el Valor Añadido, el impuesto indirecto, y por lo tanto igual para todos, más importante:

  • Tramo superreducido: se mantiene en el 4%
  • Tramo reducido: sube del 8% anterior al 10% actual. Se calcula que 6 de cada 10 euros que gasta una familia media se van a productos grabados con el IVA reducido o superreducido
  • Tramo normal (llamado ‘de lujo’ por algunos, tramo ‘general’ por otros): del 18% anterior (hace un par de años estaba en el 16%) al 21% actual.

Esta subida, además de ponernos en la cabeza de Europa en cuanto a IVA más elevado, solo por detrás de países (curiosamente) rescatados como Grecia e Irlanda que lo tienen al 23%, se notará especialmente en unos productos, y en otros no tanto, ¿qué sube?

El tramo de IVA superreducido se queda como estaba, por lo que productos de primera necesidad como fruta, leche, huevos, pan, queso, huevos, verduras y otros como libros o periódicos y viviendas de protección oficial. También las medicinas tributan con este IVA. Se está estudiando ampliar la lista de alimentos de primera necesidad, así como meter productos como compresas o higiene personal, pero aún no hay nada decidido.

Gracias a la subida del tramo reducido, subirán de precio (o tendrán menos beneficios) casi todos los alimentos (carnes, pescados, pasta, lácteos…), los billetes de todo tipo de viajes, servicios sanitarios, entradas a cualquier espectáculo, construcción de viviendas y, ojo, todo lo relacionado con el turismo. Así, una de las quejas principales se centra en encarecer el único sector que tira de la economía española en crisis, el sol y playa. Tabaco y alcohol quedan fuera de esta partida.

El resto de productos suben ese 3% sobre el total del precio del producto, que en realidad es un aumento del 17% del impuesto, pues por definición es de IVA general todo lo que no es de los otros tramos de IVA. Así, un coche medio de 14.000 euros subirá aproximadamente 600 euros de media, la compra-venta de una vivienda usada miles de euros y productos de electrónica también verán su factura aumentada.