Comunidades de autofinanciación: soluciones a la crisis

Ahora que los bancos no prestan dinero ni al Tío Gilito, muchas personas optan por unirse para dar vida a un fondo común que palíe su necesidad de financiación

Ahora que los bancos no prestan dinero ni al Tío Gilito, muchas personas optan por unirse para dar vida a un fondo común que palíe su necesidad de financiación

Una vez más, la sociedad civil (que como Hacienda, somos todos) va un paso por delante de la política en lo que a soluciones se refiere. Vaya por delante que este tipo de iniciativas tiene más problemas por resolver que el cubo de Rubik, pero es digna de mención, y me atrevería a decir que de elogio: las comunidades de autofinanciación.

Son grupos de personas afines (lo normal es que sean familia o amigos) que crean un fondo común con aportaciones mínimas y máximas para resolver ellos mismos los aprietos que la crisis les presenta mediante ‘microcréditos’. Entre los miembros del grupo se nombra a un tesorero que se encarga de guardar el fondo común (aconsejamos no pensar en Roldán para este puesto), y un contable que va tomando nota de lo que entra y sale de la caja. Cuando un miembro de la asociación necesita dinero, presenta una solicitud y se estudia el caso. De ser aceptada la petición, el beneficiario pagará posteriormente un pequeño interés que pasará a engrosar la cuenta común, de lo cual se benefician todos los miembros para futuros ‘microcréditos’. Los pros están claros: dinero para quien no puede conseguirlo por otros medios. Los contras, también: no está vinculado a ninguna entidad financiera, y por lo tanto no está regulado por el Banco de España, que se supone que tiene que tomar nota de este tipo de movimientos, y tampoco se pagan impuestos por los intereses, lo cual por muy ‘sin ánimo de lucro’ que sean estas asociaciones, muy legal no es.

Los colectivos de inmigrantes, a menudo los que más difícil lo tienen para acceder a financiación bancaria, son los que más están ‘moviendo el cotarro’, y ya han creado varias asociaciones de este tipo en Madrid y Barcelona, alguna con nombres tan rimbombantes como ‘La Gaitana’ o ‘Transformando’. Un consejito, si os metéis en alguna de estas iniciativas, firmar al menos un contrato privado.

Grafitis sobre la crisis

A partir de un muy completo artículo que publicaron hace ya unas semanas en fogonazos sobre grafitis relacionados con la crisis, he decidido seleccionar alguno de aquellos y ampliarlo.

A partir de un muy completo artículo que publicaron hace ya unas semanas en fogonazos sobre grafitis relacionados con la crisis, he decidido seleccionar alguno de aquellos y ampliarlo.

Aquí podéis ver las imágenes originales y ahora las nuevas.

Paradojas de la crisis: España vivirá un 'baby boom' en 2009

Parece paradójico, pero cuando menos dinero hay para alimentar, más bocas traemos al mundo. España vivirá un aumento de la natalidad sin precedentes en 2009

Parece paradójico, pero cuando menos dinero hay para alimentar, más bocas traemos al mundo. España vivirá un aumento de la natalidad sin precedentes en 2009

A finales de este año, habrán nacido medio millón de españoles más, lo que da una media de 1.369 (no podía acabar en otro número hablando de cuestiones sexuales…) partos al día, según el INE (Instituto Nacional de Estadística). Esto significa un récord absoluto en más de 3 décadas, desde el último baby boom de 1976. A este paso, se calcula que en 2018 seremos ya más de 49 millones de españoles.

Puede resultar paradójico que en tiempos de crisis nos animemos a traer más bocas que alimentar al mundo, pero su explicación empieza precisamente en 1976: los bebés de aquél entonces se han hecho mayores, y ahora les toca a ellos procrear, así que, a más mujeres en edad de merecer, más nacimientos. Pero sólo será un espejismo, pues el INE calcula que pasaremos de crecer a una media de 720.000 personas al año a hacerlo sólo la mitad a partir de 2010. Curioso esto de la natalidad…

Porque la otra cara de la moneda de la población son los inmigrantes. Del casi millón de extranjeros que vinieron a nuestro país para quedarse en 2007, se reducirán a poco más de 400.000 el año que viene. Ya se ha corrido la voz de que España está más en crisis que nadie, y que las inmobiliarias que tanta mano de obra requerían, ahora se lavan las manos ante la crisis. Tenemos 16 años para mejorar nuestro mercado laboral, porque sino ¿dónde colocamos a este nuevo medio millón?

El pulso de la crisis ninja – 4

En esta cuarta entrega del pulso a la crisis te traemos los enlaces que deberías leer si sólo tuvieras 10 minutos para enterarte de cómo va la situación.

En esta cuarta entrega del pulso a la crisis te traemos los enlaces que deberías leer si sólo tuvieras 10 minutos para enterarte de cómo va la situación.

Como decía Gomaespuma: ‘De lo bueno, lo mejor; de lo mejor, lo superior’, pero como hablamos de la crisis, en este caso es: ‘De lo malo, lo peor; de lo peor, lo nefasto’. Vamos allá