Jubilación activa y jubilación flexible: seguir trabajando tras la jubilación.

Está claro que el Gobierno no quiere que nos jubilemos, ya que no paran de retrasar de jubilación y cuanto menos haya que pagar, mejor, que no llega para todos.

Está claro que el Gobierno no quiere que nos jubilemos, ya que no paran de retrasar de jubilación y cuanto menos haya que pagar, mejor, que no llega para todos.

Por ese motivo, aunque es algo menos conocido que el retraso en la edad de jubilación, el Gobierno ha aprobado un par de propuestas concretas que permiten a los jubilados (con ciertas condiciones), seguir trabajando. Aunque puede parecer algo ‘cruel’ que una persona mayor trabaje, se me ocurren varias personas a los que esta propuesta les gustaría: gente que no tiene otra ocupación que su trabajo, gente que quieres seguir trabajando porque disfruta con su trabajo, gente que mantiene a su familia (algunos o todos ellos en paro) y tienen que subsistir con la pensión de la persona que ahora va a jubilarse y no llega para todos.

El Gobierno ha planteado dos propuestas Jubilación Activa (la más novedosa) y Jubilación Flexible (que ya existía). La Jubilación Activa permite a una persona jubilada (siempre que no haya tenido jubilación anticipada y que haya alcanzado el 100% de la base reguladora) cobrar el 50% de su pensión de manera fija mientras trabajan, por cuenta ajena o propia, en jornada completa o parcial…Durante el tiempo que se quiera seguir trabajando, se cotiza a contingencias profesionales y solidaridad, pero no se incrementa el importe de la pensión, que volverá a recibirse de manera completa cuando deje de trabajarse.

La Jubilación Flexible permite a la persona jubilada trabajar entre un 25% y un 50% de la jornada completa de otro trabajador de la misma empresa (y de la misma categoría) y, además de cotizar, si que podría modificarse la pensión de jubilación en función del tiempo nuevo cotizado. En este caso, la pensión de jubilación se reducirá en la misma proporción al tiempo que se trabaja (entre un 25% y un 50%).

¿Cómo cobrar un plan de pensiones?. Algunos ejemplos

Hace 3 años se jubiló mi padre, hace 1 mi madre y este año se jubila mi suegro. Y todos se han hecho en algún momento esta pregunta: ¿cómo cobro mi plan de pensiones?.

Hace 3 años se jubiló mi padre, hace 1 mi madre y este año se jubila mi suegro. Y todos se han hecho en algún momento esta pregunta: ¿cómo cobro mi plan de pensiones?.

Es más que probable que el banco o seguro donde lo tengas contratado te informe de las opciones que tienes y de las ventajas que tiene cada uno de ellos, pero yo te las resumo rápidamente y, además, añadimos un gráfico que hemos encontrado muy explicativo.

Las formas de cobrar son claras:

  • Capital: se cobra todo el plan de pensiones de golpe, en un solo cobro. Este cobro tiene un lado positivo que es que recibes, por fin, todo el dinero que has ido ahorrando durante años, que puede que te haga falta a ti o a tu familia; el malo es que Hacienda te puede dar un golpe seco al año siguiente y que no te rente más ese dinero.
  • Rentas Financieras: periódicamente (lo que tú indiques) te van pagando una cantidad (la que tú indiques), y la puedes ir modificando según tus necesidades; es como gestionarte tu mismo el dinero que has ahorrado hasta que se acabe. Además, así el dinero te sigue rentando.
  • Rentas Aseguradas: parece una opción interesante, en la que el banco calcula un importe (según tus ahorros) y se compromete en pagarte ese importe de por vida (hasta que mueras, aunque ese importe supere lo que hubieras ahorrado). Parece interesante, pero ten en cuenta que los bancos son empresas y no les gusta perder dinero, así que seguramente te paguen una cantidad más pequeña durante años para ellos no perder dinero…hasta que fallezcas (cuanto antes fallezcas, mejor para ellos).
  • Cobros no periódicos: tú indicas cuánto dinero quieres sacar y cuando lo quieres sacar, como si fuera tu hucha particular.
  • Mixta: se combina la forma capital (cobras una cantidad fija al principio) y la de rentas financieras (vas cobrando periódicamente lo que quieras hasta que se acabe).

En el gráfico adjunto, que es de Bankia.es, se explica realmente bien.

Situación actual (2013) de las condiciones de jubilación

No es la primera vez que hablamos de qué tienes que cumplir para poder jubilarte, pero es verdad que desde que empezamos el blog (allá por 2008) ha habido cambios.

No es la primera vez que hablamos de qué tienes que cumplir para poder jubilarte, pero es verdad que desde que empezamos el blog (allá por 2008) ha habido cambios.

Entre el anterior Gobierno de Zapatero, el actual de Rajoy y las condiciones que va imponiendo Bruselas, nadie tiene claras las condiciones actuales y, lo que es peor, están apunto de cambiar (hacia finales de año).

‘¿Por qué quieren cambiar las condiciones actuales?’. Porque Bruselas ve que en España cada vez cotiza menos gente (rondamos los 6 millones de parados) y cada vez hay más pensionistas, por lo que el sistema es insostenible (ya lo era sin crisis económica, por el envejecimiento de nuestro país y que cada vez hay menos niños, pero con la crisis, se ha agravado). Además, aunque la edad oficial de jubilación en España era de 65 años, la media decía que pocos llegaban a esa edad trabajando, ya que la media estaba en 62 años y 8 meses de edad.

‘¿Qué condiciones hay actualmente?’
. Si te jubilas a partir de 2027, vas a tener que tener 68 años o 65 años, siempre que, en este segundo caso, hayas cotizado más de 38 años y 6 meses. En caso de tener más de 68 años y no haber cotizado esa cantidad, podrás jubilarte, pero no cobrarás el máximo de pensión.

‘¿Y si me jubilo antes?’. De aquí al 2027, se van añadiendo 3 meses más de cotización y 1 mes más de edad a cada año para jubilarte, es decir, si antes se jubilaba uno a los 65 años y 35 años cotizados, a partir de este mismo año, ya te jubilas con 65 años si has cotizado 35 años y 3 meses o con 65 años y 1 mes si has cotizado menos de 35 años y 3 meses.

‘¿Cómo calculan mi pensión?’.
Pues hasta ahora se utilizaban los últimos 15 años de cotización (que era cuando más se cobra, en teoría), pero el gobierno lo amplió a 25 años, por lo que, es casi seguro que la pensión de la mayoría de la gente, bajará.

A los pensionistas no les afecta mucho (por ahora, falta la nueva reforma), pero a los trabajadores actuales, como estamos preocupados con no perder nuestro trabajo (los más afortunados), no nos damos cuenta que esta reforma (y las siguientes), no va a hacer muy dura la vejez.

¿Puedo sacar el dinero de mi plan de pensiones por adelantado?.

En general la respuesta es no, pero hay algunos supuestos (nada agradables) en los que se permitiría sacar el dinero de plan de pensiones. Aunque no es fácil.

En general la respuesta es no, pero hay algunos supuestos (nada agradables) en los que se permitiría sacar el dinero de plan de pensiones. Aunque no es fácil.

Cuando las cosas iban bien, no era extraño que la gente se abriera un plan de pensiones y guardara parte de sus abundantes ingresos para un futuro, así desgravar, etc…

Pero, por desgracia, la situación ha cambiado y mucha gente a la que antes le ‘sobraba’ el dinero, lleva tiempo en paro, sin ingresos y se va quedando sin ahorros, llega un momento donde no para de recordar que tiene unos cuantos miles de euros ahorrados y que le gustaría poder tirar de ellos para salir del bache.

Los motivos que te permiten sacar dinero de tu plan de pensiones son:

  • Haberte jubilado: el más evidente y el más habitual.
  • Lleva un año en paro y se ha quedado sin ningún tipo de prestación.
  • Tiene una enfermedad grave o es una persona con discapacidad o dependiente.
  • Para llevarlo a otro plan de pensiones (porque no te gusta el tuyo).

Si no estás en estos supuestos, por muy necesitado que estés (por ejemplo, que vayan a embargarte la casa), no podrás sacar el dinero del plan de pensiones.

Incluso aunque estés en esta situación, no creas que basta con ir al banco y decirlo: tienes que demostrarlo: ser demandante de empleo, certificado del INEM que no recibes subsidio en los últimos doce meses y un histórico de la vida laboral demostrando que llevas más de 12 meses sin cotizar. Casi nada.

¿Cuánto tengo que cotizar para cobrar jubilación?

Trabajar y trabajar para podernos jubilar. Quizá nos salga a cuenta dejar antes de currar a cambio de cobrar algo menos de pensión de jubilación. Hagamos números.

Trabajar y trabajar para podernos jubilar. Quizá nos salga a cuenta dejar antes de currar a cambio de cobrar algo menos de pensión de jubilación. Hagamos números.

Lo primero que hay que dejar claro en torno a este asunto, es que a nadie se le obliga a trabajar. Quien no necesite dinero y no le importe no tener que madrugar y tener obligaciones, es muy libre de quedarse en su casa. Pero que no le pida nada al Estado a cambio, ni ahora ni cuando sea mayor. Dicho esto, es buen momento para actualizar los últimos cambios en legislación laboral, todos a peor, para qué engañarnos, y empezar a echar cálculos de cuánto nos queda para dejar de trabajar. Porque seamos serios, aquí todos necesitamos trabajar.

Hay dos tipos de jubilación, la plena y la parcial, que se refieren al montante total que cobraremos con respecto a lo que nos corresponda de pensión, y va en función de los años trabajados. Con la reciente reforma laboral la edad mínima para acceder a la jubilación plena se eleva de 65 a 67 años (lo hará de forma gradual, quien ahora tenga 50 y muchos años probablemente se podrá jubilar mucho antes, peor no así los que tengan unos 30 años). Además de cumplir ese requisito de edad, deberemos haber trabajado (cotizado, pues el trabajo en negro evidentemente no cuenta) al menos durante 37 años, en vez del mínimo de 35 años que se solicitaban hasta ahora. Para que nos hagamos una idea de cómo va la implantación sucesiva de esta nueva legislación en materia laboral, actualmente deberemos trabajar un mínimo de 38,5 para podernos jubilar a los 65 años con derecho a la pensión completa. Por debajo de esa pensión completa, nosotros elegimos cuándo jubilarnos, pero cobrando solo un porcentaje de lo que cobraríamos esperando hasta el final de nuestra vida laboral:

  • 15 años cotizados: 50% de pensión.
  • 20 años cotizados: 61% de pensión.
  • 25 años cotizados: 72% de pensión.
  • 30 años cotizados: 84% de pensión.

Es decir, por cada año cotizado a partir de ese mínimo de 15 años cotizados para cobrar pensión, añadiremos aproximadamente un 2% de pensión a percibir. Recordemos que la suma total se calcula a partir de los últimos 25 años cotizados (no de los 15 últimos, como antes).