Cómo afrontar un ERE, derechos laborales en Expedientes de Regulación de Empleo

Los ERE siguen lamentablemente a la orden del día. Saber qué debemos hacer si nos toca esa desagradable situación es clave. Tomemos nota y reclamemos sin piedad.

Los ERE siguen lamentablemente a la orden del día. Saber qué debemos hacer si nos toca esa desagradable situación es clave. Tomemos nota y reclamemos sin piedad.

Está más de moda que Messi. Por mucho que digan algunos que la nueva política laboral ha aminorado el ritmo de despidos, que ahora se negocio antes de despedir bla, bla, bla, lo cierto es que cada día más personas se enfrentan a la dura realidad de un Expediente de Regulación de Empleo, el temido ERE. Es la primera puerta de salida que encuentran las empresas para sus crisis particulares. Y hay cosas que todos deberíamos saber, por si acaso:

  • Afecta a todos. Siempre que se base en criterios ‘objetivos’ (productividad, básicamente), también pueden entrar en un ERE los trabajadores con familia u otras cargas, pero siempre éstos han de tener especial consideración (aunque, si en nuestra empresa no hay sindicato, la cosa se complica en la realidad).
  • Indemnización: debe ser objeto de negociación entre las partes, pero la indemnización mínima (y por tanto más habitual) son los famosos 20 días por año trabajado. Los años no completos se prorratean, habrá un máximo de 12 mensualidades y no hemos de pagar impuestos por esta paga ‘extra’. Las empresas con menos de 25 empleados tienen condiciones especiales.
  • Amparo: cada ERE debe venir de la mano de un plan de recolocación externo, que no suele ser eficaz pero sí es obligatorio, y en todo caso un ERE es denunciable ante la jurisdicción laboral.
  • FOGASA: si tu empresa casi quiebra, lo lógico es que no tenga dinero ni para pagar el ERE, pero eso no significa que no tengamos derecho a la indemnización, simplemente que será el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) el encargado de pagárnosla, pero en este caso no podremos cobrar nunca más del doble del salario mínimo de nuestro sector mensualmente.

Si tenemos la desgracia de que nos toca un ERE, poco podemos hacer, salvo denunciar si creemos que es injustificado y reclamar hasta la última peseta de indemnización esté bien, mal o regular la empresa en cuestión.

Tarifa plana para cotizaciones de emprendedores

El Gobierno sacará a la luz en breve una serie de medidas para incentivar a los jóvenes españoles a que se hagan empresarios. Buena falta nos hace si queremos salir de la crisis.

El Gobierno sacará a la luz en breve una serie de medidas para incentivar a los jóvenes españoles a que se hagan empresarios. Buena falta nos hace si queremos salir de la crisis.

De todo es sabido que no fluye el crédito, y que lo que no deja de fluir son los impuestos, en una de las paradojas que más quejas está creando entre la población en general, pero muy especialmente entre los empresarios. También es de todos sabido que los empresarios cada vez pagan más e ingresan menos, lo que a menudo lleva o a cerrar la empresa, con el consiguiente aumento del paro, o a no contratar a nadie más por miedo a los gastos asociados a la contratación, con la consiguiente no rebaja del paro. Parece que el Gobierno se va a dar por aludido. Los emprendedores pueden dejar de ser una especie en peligro de extinción.

La idea (que se convertirá en normativa porque sale del Gobierno, y para eso tienen mayoría absoluta) consiste en crear una tarifa plana de 50 euros al mes de cotización total para emprendedores jóvenes de menos de 30 años. Además, durante dos años se aplicarán también descuentos del 20% en el montante correspondiente de sus cotizaciones para jóvenes de menos de 30 años en el caso de los hombres y de menos de 35 años en el caso de las mujeres, que creen un nuevo negocio.

Además de esta medida bomba, parece que deberemos saludar con alegría otras medidas como la supresión de la obligación de pagar IVA para las empresas hasta que no cobren el montante del que sale el IVA en cuestión, y una mejora de las condiciones de exportación para pymes. Todo esto se debe sumar a la Ley de unificación del mercado interior, es decir, la recién aprobada fusión de las trabas burocráticas que hasta ahora hacían de vender mercancías en distintas comunidades autónomas españolas un calvario de papeleos, impuestos y reglamentaciones. Igual que damos collejas a los dirigentes cuando se las merecen, también debemos anunciar las buenas nuevas. Que pocas, pero parece que también las habrá.

Nuevas ayudas ICO 2013, líneas del Instituto de Crédito Oficial

El ICO puede ser la última oportunidad para muchas empresas españolas. Este año vienen divididas en préstamos para actividad en España y préstamos para actividad fuera.

El ICO puede ser la última oportunidad para muchas empresas españolas. Este año vienen divididas en préstamos para actividad en España y préstamos para actividad fuera.

Acaba de abrirse el plazo más esperado para cientos de empresas de este país, el plazo de solicitud de los créditos ICO, que se abrió oficialmente el pasado 2 de enero. Como cabía esperar, la cuantía se ha reducido, pero seguramente la mala marcha de la economía hace que haya menos empresas, y por tanto menos competencia. Despacito y buena letra.

Este año las líneas de ayuda del Instituto de Crédito Oficial serán dos, dotadas en total con 22.000 millones de euros: internacionalización y empresas y emprendedores:

  • ICO Emprendedores y Empresas: 18.000 millones de presupuesto. Busca cubrir necesidades de liquidez o ampliar el negocio con nuevas sedes siempre dentro del territorio nacional. Está destinado tanto a autónomos como a empresas de todo tipo y tamaño. Como novedad, el tipo de interés por primera vez estará ligado directamente al plazo de amortización. A más plazo, más intereses. Hasta 10 millones de euros de ayuda a devolver en hasta 20 años, ya sea en préstamo habitual o en concepto de leasing (a solicitar por la empresa). Se dirige también a comunidades de vecinos para rehabilitación del edificio. Hay una partida reservada para proyectos con el sello de la Sociedad de Garantía Recíproca, pero en este caso el plazo máximo será de 15 años.
  • ICO Internacional: 4.000 millones de euros. Tanto para asentar presencia exterior de empresas españolas como para que autónomos y empresas empiecen la aventura en el extranjero. Mismas condiciones que ICO Emprendedores y Empresas. Se darán hasta 5 millones por empresa para pagar facturas emitidas previamente a priveedores en el extranjero.

Cómo esquivar la limitación del Banco de España a los depósitos

Los depósitos a plazo fijo están obligados a no ser ya tan rentables. La culpa la tiene el Banco de España, la solución, nosotros y nuestros ahorrillos.

Los depósitos a plazo fijo están obligados a no ser ya tan rentables. La culpa la tiene el Banco de España, la solución, nosotros y nuestros ahorrillos.

Se acabó la fiesta. O mejor dicho, la guerra del pasivo, que tan buenas rentabilidades nos había dado por nuestros depósitos a plazo fijo durante los últimos meses. Con la excusa de que así fluirá más el crédito a las pymes, el Banco de España (primero de forma sibilina y ahora parece que ya de forma oficial) ha prohibido a los bancos que ofrezcan una rentabilidad por encima del 3%, y ha aconsejado que la rentabilidad ofrecida por los depósitos a plazo fijo vaya del 1,75% hasta el 2,75% como máximo, en el primer caso para depósitos de menos de un año y en el caso superior para depósitos con un plazo de al menos un año, o superior. Peor es el panorama para las cuentas a la vista, que no deberán pasar del 1,25%

Esta limitación probablemente no la veamos en ninguna nota oficial, pero forma parte de las condiciones que Europa nos puso en el MoU (Memorandum of Understanding, Memorando de Entendimiento, no el entrenador del Real Madrid). Por ello, todo banco español no solo nacionalizado, sino incluso los solo supervisados, deberán cumplir esta cláusula no escrita. Entró en vigor para todos los depósitos firmados a partir del 1 de enero de este 2013, y las penalizaciones son considerables, por lo que no se espera rebeldía.

Pagarés bancarios, bonos y seguros también tienen ahora limitaciones, y en general cualquier producto destinado al cliente minorista. Esto nos debe hacer tener en cuenta que, si la inflación sigue en los límites actuales que superan el 2%, contratar uno de estos productos financieros supone perder dinero, perder poder adquisitivo. Cuando nos venza el depósito, en poder de compra tendremos menos del que teníamos. Así las cosas, la mejor solución es olvidarse del banco para invertir, y hacerlo en otras opciones más rentables y también seguras como bonos del Estado, planes de pensiones remunerados u operaciones destinadas a la desgravación fiscal… o guardarlo en una caja fuerte. Más seguro, imposible.

Modelo 720 de declaración de bienes, dinero y derechos en el extranjero

Junto a la Declaración de la Renta, si tenemos bienes o dinero en el extranjero ahora también debemos presentar una declaración específica para esos bienes o dinero, el modelo 720 de Hacienda.

Junto a la Declaración de la Renta, si tenemos bienes o dinero en el extranjero ahora también debemos presentar una declaración específica para esos bienes o dinero, el modelo 720 de Hacienda.

La reforma tributaria del Gobierno, la última de tantas, trajo mucha polémica porque era lo más parecido a una amnistía fiscal. Básicamente los que tenían dinero o bienes escondidos ‘por ahí’, solo tenían que decirlo y pagar un 10% del valor de eso declarado, muy por debajo de lo que les correspondería pagar en concepto de impuestos y desde luego sin ir a la cárcel como en muchos casos deberían hacer.

El caso es que para los ricos y también para los mundanos, existe un papelito, llamado Modelo 720, disponible en la página web de Hacienda y de obligado cumplimiento si tenemos bienes o derechos en el extranjero (cuentas, valores, casas, derechos, bienes muebles… conseguidos y/o situados en el extranjero):

  • Están obligados a presentarla toda persona física o jurídica con ‘cosas’ conseguidas en el extranjero o situadas en el extranjero por valor de más de 50.000 euros siempre y cuando esta persona resida en España o la entidad en cuestión esté situada en nuestro país, aunque su sede central no esté en España.
  • Una vez hecha la primera declaración, solo habrá que repetirla en años sucesivos si hemos incrementado el patrimonio en al menos 20.000 euros.
  • Solo disponible en Internet (pero tranquilos, con un tutorial incorporado).
  • Se necesita firma electrónica, pero al ser por Internet lo puede rellenar tanto el declarante en persona como un asesor o autorizado sin mayor problema.
  • Se ha de presentar entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente al declarado (como la Declaración de la Renta, que la de 2012 se presenta en 2013).
  • En 2012, por ser el primer año de implantación de este modelo, abril será también un mes hábil, mientras que enero y febrero no está nada claro que vaya a funcionar.