Regalos por planes de pensiones, aportaciones y tributación

A nadie le amarga un dulce en forma de regalo, pero hemos de aceptarlo solo si no nos va a traer más disgustos que alegrías. Eso pasa también con los planes de pensiones.

A nadie le amarga un dulce en forma de regalo, pero hemos de aceptarlo solo si no nos va a traer más disgustos que alegrías. Eso pasa también con los planes de pensiones.

Será porque se acercan las navidades y es ahora cuando todos nos acordamos de abrir o aportar dinero a un plan de pensiones, pero lo cierto es que pocas son las entidades que se resisten a obsequiar con un regalo en especie a los que optan por su oferta en planes de pensiones. Por ejemplo…

  • Axa: 0,80% del importe aportado (ojo, esto se considera también a todas luces regalo en especie aunque no sea un objeto) y unos altavoces para iPhone/iPad (esto sí es un objeto en toda regla).
  • BBVA: bonificación del 4% del total aportado al contratar antes de fin de año. Bonificación record ahora mismo en el mercado.
  • Ibercaja: misma aportación, 4%, pero como ingreso en cuenta, además de una tarjeta regalo de 80 euros de lo más útil cara a Reyes y Papá Noel.

Hemos de tener en cuenta que todos esos detallitos en especie que nos dé el banco, mutua, aseguradora, etc,sí cuentan como una aportación al plan de pensiones (o PPA) en cuestión, pensando en el límite fiscal que recordemos que está actualmente en unos 24.000 euros anuales. También hemos de tener en cuenta que hay ampliación de ese límite (pues se favorecería el tercero, no el titular) en el caso de cónyuges a nuestro cargo que cobren menos de 8.000 euros al año o en el caso de discapacitados también a nuestro cargo. En cualquier caso, todo regalo que recibamos sí contará como aportación. Por ejemplo, si dejamos tirado a nuestro plan de pensiones anterior porque en tal otro plan de pensiones nos dan un regalito a cambio de irnos con ellos, ese regalo que nos han dado y cuesta X significará un aporte al plan de pensiones de valor exactamente X.

Cestas de navidad baratas y lotes navideños low cost

La cesta de Navidad es una tradición tan bonita que se resiste a morir incluso en los peores días de la crisis económica. Está menos de moda que nunca, pero sigue habiendo opciones para que no decaiga

La cesta de Navidad es una tradición tan bonita que se resiste a morir incluso en los peores días de la crisis económica. Está menos de moda que nunca, pero sigue habiendo opciones para que no decaiga

La Navidad ya está aquí, y si tu empresa no va tan mal como todas dicen que van, probablemente ya llevas meses pensando en que toca darle una alegría a tus empleados de cara a tan entrañables fechas, como diría el Rey Juan Carlos. Pero como eso no es lo habitual, seguramente estés aún en la duda de si dar un detallito a tus trabajadores sin que ello repercuta en tu ya maltrecha economía empresarial. Si estás en este segundo grupo, hay soluciones esperándote, y además con mejores precios de última hora.

El clásico de los clásicos es esta tienda online de bajo precio y calidad contrastada. Además de, como siempre, adaptar la cesta a lo que podemos pagar sin que por ello deje de lucir (no hay porqué meter un jamón, con colorido y otras viandas ya va bien) este año viene además con ofertas de última hora. Ahí está la buena noticia para este grupo de rezagados y dudosos a lo que aludimos: este año las ventas van tan mal en este mundillo, que el mercado está inundado de ofertas de última hora, como si de unas rebajas de la cesta de Navidad se tratara. Por ejemplo, poniendo el código lote3 recibiremos un descuento automático del 3% en cualquier compra o reserva.

Otras opciones son:

  • Andalucianshop.com: con ofertas a partir de 8 euros por persona.
  • Seleqto.com: las más originales, con sabores del mundo y detalles por el estilo, aunque no nos engañemos, lo que quiere la gente es la pata de jamón.
  • Lotesbaratos.com: casi familiar, proponen no tan alta gama y por supuesto no tan alto precio. Es lo que toca.

Y por supuesto, siempre queda la socorrida, barata y entrañable opción de hacer nosotros mismos (o al menos la secretaria) la cesta de Navidad para nuestros empleados, si bien solo parece viable si tenemos una pyme muy pyme, pues hacer cestas para 500 no parece una opción recomendable… Un vino, un whisky, unos embutidos y un turrón, todo del supermercado y envuelto en papel-caja de regalo del mismo establecimiento, y nos habremos ahorrado un buen dinero dando una alegría igual de importante.

Cómo ahorrar siendo joven, trucos para los primeros ahorros

Ahorrar es un estilo de vida tan saludable como hacer deporte y comer verdura. Y como cualquier buen hábito, se ha de aprender desde pequeño para que cale hondo.

Ahorrar es un estilo de vida tan saludable como hacer deporte y comer verdura. Y como cualquier buen hábito, se ha de aprender desde pequeño para que cale hondo.

Como todo en la vida, ahorrar también es, en cierta medida, cuestión de práctica. Quien nunca se ha visto en la necesidad de ahorrar probablemente no sabrá cómo hacerlo, y en caso de necesitarlo lo tendrá muy difícil. Por eso es buena idea aprender a no gastarlo todo desde el primer día, desde nuestros primeros ingresos. Padres de adolescentes del mundo, y adolescentes del mundo, tomen nota:

  • Regla del tercio: aunque no necesitemos ahorrar nada de nuestra primera paga semanal, debemos acostumbrarnos a no gastar al menos el 33% de lo que nos dan, para así aprender a hacer frente a ‘gastos imprevistos’. Entendiendo que un gasto imprevisto puede ser perfectamente hacernos un buen regalo al final del año, por ejemplo. Recompensa para el esfuerzo ahorrado, ahí está la clave.
  • Primera cuenta corriente: los menores de 18 años pueden y deben abrirse una cuenta a su nombre, de la que en todo caso responderán los padres como responsables. Así iremos viendo cómo ahorrar genera intereses y nos animaremos a guardar más y más.
  • Los regalos en metálico, al banco: al menos un 50% de los típicos regalos en forma de dinero (pero no todo, pues quien nos da dinero como regalo espera que le enseñemos algo que hayamos comprado con ese dinero…) deben ir al banco. Más intereses.
  • El dinero es un medio, no un fin: por ello es aconsejable marcarse retos. Comprar algo a final de año con ese dinero que hemos ido ahorrando con nuestro sacrificio, ayudar a la familia en algún gasto concreto… La sensación de poder afrontar estas cuestiones con lo que tenemos ahorrado será muy alentadora.

Todo es de sentido común, pero a menudo en las finanzas personales ése es el menos común de los sentidos. Cuanto antes lo aprendamos, mejor.

No lo tiro: regala cosas que no uses y consigue cosas gratis

Aunque el titular puede parecer engañoso, la verdad es que no lo es: existen webs que te permiten anunciar cosas que no uses para regalarlas o para que tú puedas conseguir cosas que otros no utilicen.

Aunque el titular puede parecer engañoso, la verdad es que no lo es: existen webs que te permiten anunciar cosas que no uses para regalarlas o para que tú puedas conseguir cosas que otros no utilicen.

Hace poco, una conocida que está esperando un bebé me comentó si quería una mesa de despacho que no le iba a caber en casa (por el futuro nacimiento) y la iba a tirar; al poco tiempo le pregunté por la mesa y me dijo que la había ‘reconvertido’ y se había hecho un cambiador para el bebé muy práctico (y que queda realmente bien).

Un poco por afición y un poco por la crisis, la gente está intentando aprovechar este tipo de cosas que antes tiraba ‘sin más’ y que ahora le puede dar una segunda oportunidad; de todas maneras, siempre hay gente que trata de vender, de segunda mano algún mueble antiguo o alguna cosa que no utiliza; pero hay otra gente que bien porque no la quiera vender o no se quiera complicar la vida, está dispuesta a regalarla antes que a tirarla.

Por este tipo de iniciativas existen webs como ‘No lo tiro’ donde puedes anunciar aquellas cosas que no te sirven y que piensas tirar (ya que no las puedes aprovechar) por si a alguien le sirven: parece mentira, pero la verdad es que la gente regala muebles, ropa de bebé, mantas, material escolar, etc…que seguro que pueden tener una segunda vida.

Lo curioso es que lo regalan: parte porque alguien prefiera saber que se le puede dar un buen uso y parte por ‘deshacerte’ de lo que no te sirve y que otro se haga cargo de llevárselo…pero puede interesar a ambas partes y es una pequeña muestra de ‘ayuda’ entre las personas que es curiosa de ver en estos tiempos.

Descuentos en gasolina, tarjetas de crédito para gasolineras

Nuestro coche siempre tiene sed. Y su agua cada vez es más cara. Pensar en una tarjeta de crédito que nos alivie ese gasto puede ser una buena opción.

Nuestro coche siempre tiene sed. Y su agua cada vez es más cara. Pensar en una tarjeta de crédito que nos alivie ese gasto puede ser una buena opción.

En España dicen que hay más coches que habitantes, o casi, y también dicen que el precio de la gasolina está marcando máximos históricos, y eso sí que no necesita de mayores comprobaciones. Quizá por eso cada vez más bancos se lanzan a la conquista del cliente con tarjetas de crédito que ofrecen suculentos descuentos a la hora de llenar el depósito, una idea que ya es un clásico. Veamos qué opciones hay según el propietario de la gasolinera.

  • El último lanzamiento, la tarjeta Marc Márquez de Caixa Catalunya, ha roto el mercado con un descuento del 3% en todas las compras que hagamos durante las semanas en que Marc Máquez, piloto de motos, gane su Gran Premio. Es quizá el joven más prometedor del motociclismo español, que ya es decir, así que parece una apuesta segura el gastar para que luego nos devuelvan parte de la compra. Ganará varias carreras seguro. Pero a lo que íbamos: un 3% de descuento al repostar en cualquier estación BP está asegurado. Y es una tarjeta gratuita el primer año.
  • ING: con cualquiera de sus tarjetas, siempre grauitas, un 3% de descuento en estaciones GALP y un 2% en estaciones BP.
  • Tarjeta Repsol Máxima: 2% de descuento en gasolina de estaciones Repsol, Campsa y Petronor, 5% de descuento en las tiendas de sus gasolineras y un 3% en productos Premium para el coche. Sus condiciones dependen de la entidad que nos la expida.
  • Tarjeta Visa Cepsa: 5% de descuento en estaciones de servicio Cepsa y 1% eb el resto de estaciones de servicio del país. Sus condiciones dependen de la entidad que nos la expida.
  • Tarjeta Visa Open: solo un 2% de descuento en combustible, pero en cualquier estación de servicio, sea de la marca que sea.

Vistos los números, ahora solo queda echar cuentas de lo que nos ahorraríamos y ver si nos compensa cambiar de tarjeta de crédito. Y por supuesto fijarnos en la marca en la que normalmente repostamos, pues será el dato que nos haga decantarnos por una u otra tarjeta.