Peerby: una aplicación para compartir cosas con tus vecinos.

A todos nos ha pasado alguna vez que, de repente, nos hace falta algo que no tenemos en casa: un taladro, una mesa para una fiesta, sillas, una sartén más grande…

A todos nos ha pasado alguna vez que, de repente, nos hace falta algo que no tenemos en casa: un taladro, una mesa para una fiesta, sillas, una sartén más grande…

Lo normal es recurrir a miembros de tu familia o amigos, pero es un poco pesado tener que preguntar a todos ellos, uno a uno, y, si alguno lo tiene, tener que ir a buscarlo hasta donde esté…casi te sale mejor prescindir de esa necesidad. Pero la solución tampoco es tener ‘de todo’ en casa, primero porque no te cabe y segundo porque no es cuestión de gastarse dinero cada vez que necesitas algo.

Para ello surgen aplicaciones como Peerby: cada vez que necesitas una cosa, la ‘pides’ en la aplicación y la manda a las 100 personas más cercanas a ti (según tu código postal) y cuando una ‘acepte’, os abre un chat de comunicación; ya es problema vuestro llegar a un acuerdo: devolver un favor por otro, alquilarlo, pagar un pequeño coste, etc…La aplicación no entra en esos matices.

Me parece una aplicación muy interesante y aunque puede tener pegas (te tienes que fiar de a quién le dejas tus cosas, no debe haber problemas con lo que le dejas, etc), la verdad es que se me ocurren muchas veces en las que este tipo de aplicaciones me habrían venido muy bien: comidas numerosas, chapuzas en casa, etc…

Incluso este tipo de aplicaciones se puede extender a servicios (una persona que cuide a tus hijos o que limpie en casa y trabaje por la zona), restaurantes (que te recomienden personas de tu zona), tiendas, etc…

Propuestas de trabajo para Brasil y Australia

Esta semana te traigo dos posibilidades de encontrar trabajo en países bastante alejados de España, pero es que parece que en el nuestro es cada vez más complicado.

Esta semana te traigo dos posibilidades de encontrar trabajo en países bastante alejados de España, pero es que parece que en el nuestro es cada vez más complicado.

Son países de otro continente y con otro idioma, lo cual ya es una barrera para mucha gente, pero parecen las opciones con más posibilidades de salir adelante.
Brasil, un país de los más grandes y poblados del mundo y que encabeza el destino preferido por muchas empresas para invertir (ya que tienen dinero y que, además, estás construyendo infraestructuras para el mundial de futbol de 2014 y, sobretodo, las olimpiadas de 2016).

Por todo ello (y por dar servicios de calidad, eventos aparte), están buscando médicos españoles para cubrir algunas zonas con menor cobertura de la deseada; para que te hagas una idea, han cerrado (o están cerrando) un acuerdo para llevar 6000 doctores cubanos al país. Actualmente, solo un 1% de los médicos en Brasil son extranjeros, pero requieren más médicos y saben que en otros países (como Reino Unido) el número de doctores extranjeros llega al 40%.

Ofrecerán 3.000 euros al mes (al cambio del real brasileño), pero no creas que será sencillo: requieren que los médicos extranjeros pasen un examen para comprobar sus conocimientos y equipararlos a los del país; en exámenes anteriores, solo aprobaron un 20% de los que se presentaron.

El otro país interesante es Australia: como sabes, se considera un continente por si mismo, así que no hace falta que te diga lo importante que es; la web Grow Pro Australia es una web, creada por españoles, que pretenden ayudar, de manera gratuita, a todo el que pretenda ir a este país a trabajar: formación, curriculum, consejos, empresas…cualquier ayuda es buena para empezar en un país nuevo…y si la ayuda es gratuita, mejor que mejor.

La nueva Certificación Energética de Edificios: obligatoria para alquilar o vender un piso.

A partir de ahora, aunque mucha gente todavía no lo sabe, cuando quieras alquilar o vender tu casa, debes disponer de un certificado energético de la misma.

A partir de ahora, aunque mucha gente todavía no lo sabe, cuando quieras alquilar o vender tu casa, debes disponer de un certificado energético de la misma.

‘¿Qué es el Certificado Energético de Edificios y para qué sirve?’. Del mismo modo, si quieres alquilar o comprar una casa, te deben facilitar esta información. Este documento, al igual que ya nos hemos acostumbrado a ver con electrodomésticos (neveras, lavadoras, aire acondicionado….) nos informa del tipo de casa que vamos a adquirir o comprar y de si es energéticamente eficiente. De esta manera, nos informarán de si la casa está bien aislada o si tiene medidas adecuadas (luminosidad, orientación, etc) que nos permitan evitar un derroche de energía que, con los años, puede encarecer mucho el coste de la vivienda.

‘¿Desde cuándo es obligatorio este certificado?’. Desde el 1 de junio de 2013 y tendrá una validez de 10 años.

‘¿Quién hace esta certificación?’. La harán técnicos formados específicamente para ellos, formados por el IDAE y con programas informáticos para dar el adecuado certificado. Para ello, realizarán una visita a la casa donde comprobarán aspectos como la climatización, aislamiento, iluminación…. Por ejemplo, puedes encontrar técnicos habilitados el órgano competente en eficiencia energética de tu Comunidad Autónoma (el IDAE que tiene cada comunidad).

‘¿Qué debo hacer con este certificado?’.
Dar una copia a la persona que alquile o compre la vivienda; en caso de hacer una compra, este documento pasará a formar parte de la documentación de la misma.

‘Si no quiero alquilar o vender mi casa, ¿es obligatorio tener este certificado?’.
Pues es obligatorio, además de en esos casos, en las obras de nueva construcción y en edificios públicos. En cualquiera de estos casos, si no se dispone de él, puede haber sanciones (de inspecciones del hogar) que pidan este certificado; estas inspecciones las realizará personal de del órgano competente en tu comunidad autónoma y se avisarán siempre con antelación.

¿Qué tipo de coche me compro: diésel, gasolina, eléctrico o híbrido?.

Hace ya tres años (como pasa el tiempo) que os escribí un artículo sobre si era mejor comprar un coche diésel o gasolina, teniendo en cuenta conceptos económicos (que es de lo que trata este blog).

Hace ya tres años (como pasa el tiempo) que os escribí un artículo sobre si era mejor comprar un coche diésel o gasolina, teniendo en cuenta conceptos económicos (que es de lo que trata este blog).

Ahora queremos ampliar aquel estudio: además de incluir los coches eléctricos e híbridos, queremos justificar un poco más en qué casos es mejor un coche u otro. Para ello nos vamos a basar en un estudio hecho

Los coches impulsados con un motor diésel son más eficientes en los recorridos más comunes frente a los modelos híbridos o eléctricos, según un estudio elaborado por el gestor de flotas LeasePlan, que tiene una flota de vehículos que llega a los 1,3 millones en 30 países; por ese motivo, de coches saben bastante.

Por raro que pueda parecer, según el estudio, un diésel, gasolina o híbrido son la mejor opción según el uso que le vayas a dar; en cualquier caso, el vehículo eléctrico es la peor opción: todo esto tiene que ver porque ellos han contabilizado los gastos de todo tipo: comprar el coche, combustible, seguros, mantenimiento, etc…y, por ese motivo, los eléctricos quedan como última opción, ya que, aunque el combustible es muy económico, el coste de comprarlo es realmente alto.

Por ejemplo, si tu intención es utilizar el coche en autopista (un 70% del tiempo), ciudad (20% del recorrido) y carreteras convencionales el resto, la mejor opción es un diésel, ya que ahorra 600 euros con respecto al de gasolina, 2.000 euros frente al híbrido y 20.000 frente al eléctrico.

Si lo utilizas más en ciudad (65%), con un 35% de carreteras convencionales y un 5% de autopistas, la mejor opción es gasolina, ya que ahorra unos 150 euros frente a los híbridos, 300 frente a los diésel y 16.000 con respecto a los eléctricos, que vuelven a ser mucho más caros.

Por último, si utilizas el coche solo en ciudad (un 95%) y un 5% en carreteras convencionales, el híbrido ahorra 100 euros frente al de gasolina, 450 con respecto a los vehículos diésel y 12.000 con respecto a los eléctricos.

Yo, basándome en este estudio, creo que acerté en el tipo de coche que me compré, aunque es cierto que entre gasolina, diésel e híbrido casi no hay diferencia.

Tramites y papeleos cuando tienes un hijo/a: algunos consejos

Tener un hijo es una de las cosas más bonitas que te pueden pasar en tu vida, aunque también de las más serias: responsabilidad, horas de sueño…y papeleos!!.

Tener un hijo es una de las cosas más bonitas que te pueden pasar en tu vida, aunque también de las más serias: responsabilidad, horas de sueño…y papeleos!!.

A la hora de presentar los papeles, cada caso es un mundo: si los padres están casados, si no lo están, si se han divorciado, donde se empadronan, la tarjeta sanitaria, si trabajan o están en paro, la baja paternal, maternal, si la comparten…

En este artículo pretendo contarte lo más sencillo y general: un padre y una madre, casados, que viven juntos y que trabajan ambos; te cuento los pasos más comunes y que luego puedes personalizar en tu caso con los detalles que consideres.

  • Antes que nada, te aconsejo tener a mano, los DNI’s (originales y varias fotocopias), libro de familia (si tenéis), últimas nóminas (o recibos de autónomos) y datos tipo: números de cuenta, de SIP, etc…
  • Otro consejo: pide cita previa para todo lo que puedas; normalmente, tanto el Registro Civil como la Seguridad Social, ofrecen la posibilidad de hacerlo, bien por teléfono o por internet. En el caso de Hacienda, es posible hacer los papeleos directamente por internet (el DNI electrónico viene muy bien para este caso).
  • El último consejo: lleva móvil cargado (para posibles dudas si no pueden ir alguno de los padres), bolígrafo y números de teléfono para dudas.
  • En el hospital deben darte el certificado de nacimiento (un papel amarillo con los datos del bebé (su huella, etc) y de la madre); este documento te hará falta para el registro. Te recomiendo fotocopiarlo para guardarte una copia, ya que se la quedarán en el registro. También te pueden dar un formulario (de color rojo) con datos para el INE (Instituto Nacional de Estadística), donde pondrás los datos de los padres y del bebé.
  • En casa (por internet), consigue los certificados de maternidad y paternidad, modelos 145 (rendientos del trabajo) y modelo 140 (para Hacienda, para pedir la ayuda de 100 euros al mes por maternidad); esta última la puedes presentar por Internet o incluso por teléfono. Procura rellenar todo bien y dejarlo firmado (lo que tengas dudas, las aclararás en persona).
  • Primero que nada debes ir al registro civil (ya que te hará falta para el resto de papeleos): allí te inscriben al hijo en el libro de familia (si no estás casado, te lo darán allí mismo). Con este papeleo, el niño queda automáticamente empadronado en la ciudad donde indiques.
  • Segundo, debes ir al centro de salud y, si tenías baja por enfermedad (por molestias típicas de final de embarazo), pedir el alta de la enfermedad y la baja por maternidad (solo para la madre). Las altas de enfermedad se deben entregar en las empresas (ellos gestionan esa parte) y la de maternidad, la guardas para la Seguridad Social.
  • Tercero, vas a una oficina del INSS (la que te corresponda) y entregas los papeles (modelo 145) de baja maternal y paternal. Recuerda llevar toda la documentación que puedas (libro de familia, DNI’s, baja de maternidad…) porque te harán falta.
  • Por último, tras todo esto, debes volver al centro de salud y que hagan la tarjeta sanitaria de tu hijo/a.

Parece complicado, pero no lo es tanto: al final lo podrían simplificar todo (por internet y centralizando todos los datos), pero sería pedir demasiado.

Espero que este resumen te ayuda a hacerlo de manera más sencilla.