Protestar SI que sirve en España: unos cuantos ejemplos para cambiar el mundo

En España tenemos fama de que nos quejamos de todo: nos gusta hablar mucho; pero nos quedamos ahí, hablamos mucho pero actuamos poco…por lo menos hasta ahora era así.

En España tenemos fama de que nos quejamos de todo: nos gusta hablar mucho; pero nos quedamos ahí, hablamos mucho pero actuamos poco…por lo menos hasta ahora era así.

Tengo que admitir que yo soy de esos: me quejo de la crisis, los recortes, los despidos, los desahucios… pero no hago nada y cuando hay huelga no acudo y digo que no sirve para nada. Y creo que en parte es verdad: la Huelga General no sirve para nada, pero protestar sirve y consigue cambiar cosas.

Un ejemplo muy básico es cuando nos damos cuenta que nos están cobrando mucho por el teléfono móvil, el fijo, Internet, el seguro del coche, las comisiones del banco…llamamos y nos quejamos o incluso nos vamos a otra compañía y entonces es cuando nuestra compañía de siempre nos ofrece algo mejor y más barato…y solo por no perdernos como clientes; pero, mientras tanto, ellos juegan con que una gran mayoría de la gente es estática y paga su mensualidad sin quejarse, aunque se la vayan subiendo.

Pues hay que quejarse más y pagar menos y hay que manifestarse más en España, revindicar que no nos tomen el pelo, que no paguemos siempre los mismos los platos rotos, demostrar que no somos estáticos y borregos y que si protestamos conseguimos cambiar las cosas.

Las Farmacias valencianas, hartas de no cobrar, de promesas de pago que no llegan y de engaños, empezaron una huelga indefinida en Valencia y consiguen un plan de pagos; en Jerez, 21 días de huelga de la empresa de basuras y mucho ruido de sus trabajadores han conseguido que no se despida a 125 trabajadores y que se vuelva a recoger la basura; por desgracia, han tenido que haber varios suicidios para que el Gobierno (y cualquier político) y los bancos hayan paralizado 2 años algunos (no todos) desahucios (y algunos ayuntamientos y ciudadanos están luchando para que haya menos todavía), una huelga de hambre consigue la dación en pago (no le regalan nada, solo le permiten dar la casa y no seguir teniendo deudas)…

Quejarse sirve en nuestro país y deberíamos hacerlo mucho más. Digan algunos lo que digan

http://www.youtube.com/watch?v=sFyZb00I4Ko

My Patrimony: haz un testamento online, barato y totalmente legal

La verdad es que el testamento, al igual que hacer un plan de jubilación, es algo que siempre ves como muy lejano en el tiempo y que ya habrá tiempo para hacerlo en el futuro.

La verdad es que el testamento, al igual que hacer un plan de jubilación, es algo que siempre ves como muy lejano en el tiempo y que ya habrá tiempo para hacerlo en el futuro.

Menos en las fechas actuales, donde mucha gente no sabe si podrá pagar las facturas de este mes, no piensa en hacerse un plan para dentro de 20 años; o la gente que no sabe si podrá dejar a su hijo algo más que deudas, no piensa que vaya a poder dejarle algo en herencia.

En caso de fallecer un día y no tener un testamento hecho, tus bienes pasan a tu mujer, hijos, familiares directos (según el orden de cercanía), pero igual no tienes familiares o, aunque los tengas, no tienes intención que hereden nada (o que hereden todo) y prefieres hacer un reparto de todo lo que tienes a diferentes personas y por diferentes motivos; para todo ello se hace un testamento.

Pero también existen webs como My Patrimony que se encargan de recoger tu testamento (a quien dejar tus bienes, viviendas, dinero…), designar un albacea (una persona que les avisará cuando hayas fallecido) y de hacer que se cumplan tus últimas voluntades; y todo esto, que era mi gran duda, de manera legal, ante notario (ellos conciertan una visita con un notario para que todo quede bien recogido). Además tiene otros servicios como últimas palabras, legado, últimas voluntades (en vida), etc…

A mi me parece un servicio bastante completo, legal, cómodo y no especialmente caro (para lo que ofrecen). A ver si me pongo y hago uno.

Cómo vender mejor, consejos para comerciales

Vender cara a cara suele ser estresante, y a menudo poco exitoso. Pero saber manejar el contexto y al que tienes enfrente supone mayores posibilidades de triunfar.

Vender cara a cara suele ser estresante, y a menudo poco exitoso. Pero saber manejar el contexto y al que tienes enfrente supone mayores posibilidades de triunfar.

Vender es una de las acciones más viejas del ser humano, dicen. Desde siempre hemos buscado un beneficio a cambio de algo que yo no queríamos. Para tener éxito, lógicamente lo más importante es lo que vendamos, así como el precio que pidamos, pero hay múltiples detalles que pueden marcar la diferencia entre conseguir nuestro objetivo de ventas y no hacerlo. Y cuanto peor es la situación económica, más importancia tienen estos detalles.

  • Estudiar al rival. Es decir, al posible cliente. Debemos ofrecer lo que él pide, no lo que a nosotros nos gustaría. Un mismo productos puede parecer una cosa totalmente diferente si sabemos envolverlo con diferentes papel.
  • No es nuestro amigo. Una cosa es crear un ambiente distendido tocando otros temas y otra pretender charlar media hora sin ir al grano.
  • Merchandising publicitario. Apoyarse en power points, folletos o cualquier otro recurso material suele ser sinónimo de éxito, o al menos de captar la atención del otro.
  • Entablar relación posterior. Si una venta fructifica, probablemente nuestro nuevo cliente conocerá otros clientes potenciales. Tirar de ese hilo puede ser importante.
  • Imagen, imagen, imagen. No es que sea importante, es que es imprescindible. Hay que ir aseado, en traje salvo que el ambiente sea informal, y sin nada que pueda distraer al posible cliente.
  • Preguntas abiertas, siempre. Nada de preguntas que se contesten con sí o no, sino preguntas que permitan indagar en el cliente, y que éste se sienta que está manteniendo una conversación real.
  • Puntualidad. Ni que decir tiene. Una llegada a destiempo es una venta perdida.

Las mejores aplicaciones de finanzas personales para Iphone, Ipad

En verano es cuando más hay que controlar los gastos, pues suelen descontrolarse. Y como no tenemos nuestra oficina bancaria a mano, lo mejor es buscar ayuda móvil.

En verano es cuando más hay que controlar los gastos, pues suelen descontrolarse. Y como no tenemos nuestra oficina bancaria a mano, lo mejor es buscar ayuda móvil.

Si no estás ya en la playa, probablemente te quede muy poco para estarlo. O en la montaña, o en el pueblo, o donde sea, pero fuera de casa y lejos del trabajo. Eso es sin duda una gran noticia, pero quizá no la sea tanto no poder controlar tus finanzas en días tan importantes para el bolsillo (la cuesta de septiembre siempre es dura…) por no tener a mano tu ordenador personal o tu comercial bancario. Para eso también tenemos una solución: tu Iphone o Ipad. Aquí va una selección de aplicaciones que te permitirá mantener tus números a raya allí donde estés. ¡Ah! y toalmente gratuitos:

  • Bloomberg: la Biblia para todo aquel que quiera/necesite estar al día de todo tipo de cotizaciones en todo el mundo, desde el Ibex35 hasta la bolsa de Nueva York, pasando por todo tipo de materias primas. Tú eliges qué quieres seguir y su sistema de alertas personalizable te avisa cuando algo vaya mal, o muy bien.
  • Contamoney: quizá la herramienta más visual. Permite introducir los datos de lo que vamos gastando e ingresando y generar de forma automática gráficos y estadísticas sobre lo bien o mal que lo llevamos.
  • iXpenselt: la versión de prueba (lite) es más que suficiente para llevar un control visual y exhaustivo de nuestros números. Visual porque permite fotografiar o guardar recibos en diferentes formatos llegados a nuestro dispositivo por Internet o mensajes y así poder recabar información precisa de cómo se mueve nuestra cuenta corriente e inversiones. Además de las consabidas opciones de registro de datos.
  • MyAccounts: su principal novedad es que permite unir diferentes conceptos, cuentas o titulares para hacer una gestión conjunta. Ideal para grupos multifamiliares que se van juntos de vacaciones pero piensan pagarlo todo a parte iguales.

Para tener estas útiles herramientas en nuestro dipositivo móvil, solo hay que teclear sus nombres en la Apple Store. Ya no tenemos excusa para pasarnos del presupuesto este verano.

Consigue trabajo este verano. 125000 ofertas de empleo en España

Nos guste o no, España ha crecido gracias a dos cosas: ladrillo (la construcción) y playa (el turismo). El primero ha desaparecido y hoy en día nos persigue su fantasma con la crisis.

Nos guste o no, España ha crecido gracias a dos cosas: ladrillo (la construcción) y playa (el turismo). El primero ha desaparecido y hoy en día nos persigue su fantasma con la crisis.

Pero el segundo, el turismo, lleva presente en España muchos años y sigue atrayendo turistas con ganas de disfrutar de nuestras playas, nuestro sol, nuestra comida, nuestra bebida, las fiestas, la cultura…Es uno de los motores claros de la economía.

Y la época fuerte del turismo es el verano, que es cuando más turistas llegan a España y las empresas relacionadas con el sector (hoteles, restaurantes, centros de ocio…) buscan ayuda para cubrir los servicios durante estas fechas.
Según Adecco, una empresa especializada en recursos humanos, este año se contratarán 125000 personas para recibir a los turistas, con lo que muchas personas pueden tener una oportunidad de encontrar un trabajo aunque, de partida, sea algo temporal.

Cocineros, camareros, recepcionistas, personal de agencia de viajes, orquestas, monitores de tiempo libre, guías turísticos, traductores, personal de asistencia, personal en aeropuertos, estaciones de trenes y de autobuses, empresas de transporte…son puestos requeridos para este verano y, aunque no en todos, en muchos requieren saber idiomas para poder atender a los turistas extranjeros.

Si te hace falta un trabajo durante unos meses y puedes cubrir alguno de esos puestos, no dudes en enviar tu curriculum a las zonas más turísticas de España durante el verano (sobretodo las islas y la costa, que es donde más personal se espera contratar) y esperar a que te llamen; puedes buscar en empresas de trabajo temporal o directamente acudir a hoteles, restaurantes, estaciones…y optar al puesto que te interese más.

Suerte